Resident Evil Code Veronica

Cuando hablamos de Resident Evil, una de las sagas de Capcom por excelencia, afloran recuerdos asociados a entregas muy concretas. Se agolpan en la mente momentos inolvidables. Resident Evil 2, seguido de su primera entrega Resident Evil, posiblemente sea el capítulo de la serie que más se ha grabado a fuego en el recuerdo de los jugadores. Sin olvidar, por supuesto, el protagonismo adquirido por el influyente Resident Evil 4.

Resident Evil: Code Veronica fue en su día el “Resident” de la nueva generación y la secuela directa de RE2. Uno de los títulos exclusivos más importantes de Dreamcast durante un tiempo. No solamente hablamos de una bestia técnica del momento, forjada de acuerdo con el potente hardware de la primera consola de 128 bits. Code Veronica era la primera entrega de la serie en incluir movimiento 3D, una cámara que sigue la acción y escenarios poligonales que sustituían a los clásicos pre-renderizados. La mayoría de sus estupendas cinemáticas estaban generadas con el propio motor del juego.

Sin embargo, el paso de los años ha tratado injustamente a Resident Evil: Code Veronica, y no precisamente por su acabado técnico, pues ha envejecido genial. Su recuerdo, extrañamente, siempre queda relegado a un segundo plano cuando se citan las entregas favoritas de esta saga. Incluso, resulta habitual apreciar su ausencia dentro de la mayoría de las listas TOP de Survival Horror.

Además de los nuevos entornos poligonales generados en tiempo real, el juego ya mantenía 60 frames por segundo e iluminación dinámica. Los puntos de luz afectaban al escenario y a los personajes. Tampoco debemos olvidar otra de sus grandes novedades, introdujo todos los textos en pantalla traducidos al castellano para poder disfrutar del terror en nuestro idioma, asignatura pendiente que todavía arrastraban los videojuegos de aquellos años.

Todo el mundo recuerda la llegada a la mansión Spencer, la entrada a Raccon City, incluso ese paseo en todo-terreno hasta una zona rural de España donde la acción obtuvo mayor protagonismo por primera vez en la saga. A menudo se recuerdan con cariño estas cinemáticas que dan comienzo al horror. No obstante, todo el mundo parece haber olvidado la estupenda introducción de RE: Code Veronica. Era un vídeo espectacular, muy cinematográfico que en algunos momentos recordaba a secuencias de grandes películas de acción como Terminator II.

Capcom estrujó el procesador de 128 bits de la Katana con un Resident Evil inolvidable: dotado con localizaciones poligonales en alta resolución repletas de detalles, como cucarachas correteando por paredes, un sistema de iluminación que afectaba a todo aquello que entrara en su radio de acción generando cambios de luz, y la posibilidad de llevar un arma en cada mano para disparar a dos enemigos al mismo tiempo. Incluso encontrábamos momentos donde podíamos contemplar la acción en primera persona.

Las novedades que introdujo este capítulo con respecto a sus antecesores mejoraron y potenciaron todo aquello que había servido para lanzar al estrellato a una saga que popularizó un género. Resident Evil: Code Veronica merece un reconocimiento mayor del que se le presta, por todo lo que hemos comentado y por un argumento que por fin nos alejaba de las calles de Raccon City para situarnos en localizaciones más dispares. Actualmente, es la entrega clásica más recomendable junto al incombustible REmake para GameCube.

¡Suscríbete a nuestro canal!

Share this post

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

10 comments

Add yours
  1. Belmont 18 noviembre, 2020 at 13:05 Responder

    Me ha encantado esta entrada, Rubio.
    Hay muchos detalles que pasan desapercibidos cuando uno juega este título. Fue un paso a delante, pero conservaba el estilo Resident de las anteriores entregas. Se recuerda más el 4º por el cambio en los gráficos y el sistema de juego, pero para mí, Code: Veronica, es superior.

  2. Ruryk Z 18 noviembre, 2020 at 14:16 Responder

    ¡Vaya chute de nostalgia leyendo tu entrada, Rubio! Me encanta como hablas de uno de los RE más especiales de todos.
    Recuerdo cuándo jugué la primera vez a Code: Veronica X para PS2 y aluciné con el cambio a los entornos tridimensionales y cómo habían evolucionado los personajes. Nunca entenderé porque está tan infravalorado este juego cuando a mi me parece uno de los mejores (y muy superior a RE3 por mucho que quiera a Jill).
    Además era un juego difícil y con una historia que enganchaba desde el minuto uno pues está muy relacionada con los primeros juegos (me encantaría hablar de ella pero no quiero estropeársela a quien no lo haya jugado). Un juegazo que tiene sus defectos pero aún así creo que es un imprescindible para cualquier jugador, la versión de DreamCast sobre todo aunque las de PS2 y GC fueran más completas.

  3. Romo 18 noviembre, 2020 at 16:45 Responder

    Gran entrada Rubio!! Hablas de uno de mis juegos favoritos. Su dificultad y su gran historia enganchan desde el principio como dice Ruryk. Tampoco entiendo como este título pasa un poco desapercibido en comparación con los demás Resident Evil. En mi opinión es de los mejores y más si lo juegas en Dreamcast. Es cierto que sus predecesores de PS2 y GameCube fueron más completos pero me seguiré quedando con la joya para la consola de Sega.

  4. malevolus 18 noviembre, 2020 at 19:22 Responder

    Code Veronica es mucho Code Veronica. En mi opinion está por encima de los tres primeros juegos. Nadie parece recordar que llegó para salvar la saga puesto que despues de Némesis todo era bastante conservador. RE: CV evoluciona la formula, no en exceso pero si es un paso adelante en una saga que ya mostraba sintomas de estancamiento. Lo que vino después… sin contar el excelente remake para Cube, fue una mutación propia de Umbrella Corporation y el RE6 el máximo exponente de esa degradacion

  5. MrGrimm 20 noviembre, 2020 at 16:09 Responder

    Es un juego brutal, me acuerdo de llegar al avión con cero munición de nada y en las últimas y tenerlo que empezar de nuevo. Sin duda de los mejores Resident Evil, lo único y es opinión personal creo que los personajes del remake del uno, están mejor modelados en este se ven un poco a lo MGS2, muy buen “retro análisis” Rubio.

  6. RUBIO 21 noviembre, 2020 at 08:56 Responder

    Me alegra que os haya gustado la entrada. Tenía ganas de rescatar RE: Code Veronica. Pienso que ha envejecido bien y es más accesible, a nivel jugable en nuestros días, que las tres primeras entregas. De cara a los jugadores que no los hayan jugado o quieran revivirlos. Es cierto lo que comentas sobre los modelados, MrGrimm, posiblemente porque Code Veronica es más antiguo que el REmake de GC.

    Un abrazo

  7. RUBIO 22 noviembre, 2020 at 20:55 Responder

    Los modelados y las texturas de los cuerpos si han sufrido el paso de los años. En cambio los rostros y las animaciones faciales aguanta. Claire está espectacular en esta entrega.

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.