Redes neuronales artificiales

La tecnología que incorporará la nueva generación de consolas es uno de los temas que mayor interés está despertando últimamente dentro de la actualidad del videojuego y entre la comunidad de jugadores. Noticias, filtraciones, declaraciones de expertos y muchos rumores alimentan cada vez más las ganas por conocer los nuevos avances que incorporarán estas futuras máquinas.

Con la llegada de cada generación el hardware de nuestras consolas es más potente ofreciendo un rendimiento y unas posibilidades cada vez mayores. Sin embargo, desde hace tiempo el videojuego necesita presentar una evolución que vaya más allá del potente acabado visual, precisa desarrollar otras facetas que sirvan para alcanzar ese nuevo estadio dentro de su ambicioso progreso como medio.

Según los últimos rumores, PS5 y Xbox Scarlett podrían incorporar el revolucionario modelo computacional de las redes neuronales artificiales. Una tecnología creada a imagen y semejanza de las conexiones neuronales que poseen los seres vivos que serviría para ofrecer experiencias más realistas, adaptadas a la forma de juego de cada persona. Gracias a este avance, las redes de computación serían capaces de aprender y memorizar las rutinas del jugador, reconociendo, por ejemplo, la forma o las pautas que tiene cada jugador a la hora de abordar ciertos objetivos durante una partida, su reacción ante una determinada situación y adaptarse a ello para después generar opciones o patrones alternativos.

 La próxima generación de videoconsolas podría tener el potencial suficiente para que sus CPU’s fueran capaces de generar este tipo de redes neuronales, ofreciendo con ello experiencias cada vez más realistas, menos predecibles y por supuesto, más personalizadas. Mientras tanto, sigamos imaginando y soñando ávidamente con el diseño y las posibilidades que podrán ofrecernos PS5 y Xbox Scarlett.

Share this post

1 comment

Add yours

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.