I love: Dead Space

Corta sus miembros

El 23 de octubre de 2008, Dead Space se puso a la venta. Considerado el sleeper de aquel año, rápidamente se convirtió en una obra maestra del terror destinada a marcarte para siempre. Un título que parecía estar llamado a recibir el testigo de los Resident Clásicos, y que precisamente tomaba como referencia el sistema de juego del genial Resident Evil 4 pero con su propia personalidad de thriller de ciencia ficción, más letal y pausado, y con una atmósfera tan poderosa como la del universo Alien.

Dead Space, de Visceral Games, es un survival Horror en tercera persona y nuestro objetivo es sobrevivir a lo largo de 12 episodios eliminando peligrosos y extraños enemigos, necromorfos, incluyendo el clásico jefe final de nivel, y resolviendo algunos puzles, en el marco de una historia trepidante, muy bien desarrollada y llena de sorpresas. Durante la aventura, Isaac Clarke deja de ser un mero ingeniero de sistemas, condición que transmite sensación de vulnerabilidad durante toda la aventura, para convertirse en un guerrero cada vez más poderoso a medida que avanza, gracias a las herramientas de las que hace uso y otras sorprendentes habilidades tecnológicas de su profesión que son aplicadas para sobrevivir.

La nave minera intergaláctica USG Ishimura, con una tripulación de 1184 personas, ha dejado de dar señales de vida después de desenterrar un extraño artefacto en un planeta lejano. La Ishimura es prácticamente una pequeña ciudad, con zonas comerciales, de recreo y lugares de juego como Casino online de 888, un invernadero, y por supuesto un hospital… A lo largo de la aventura Isaac Clarke recorre enormes y claustrofóbicas estancias con el objetivo de reparar los daños de la nave y escapar del horror.

Dead Space siempre será recordado por los altos niveles de tensión que genera en el jugador, esto no solo lo consigue mediante sustos y monstruos, en ocasiones Isaac tiene que salir al espacio para realizar alguna labor de reparación, o se encuentra en estancias en el interior de la nave con gravedad cero. En esos momentos las reglas del juego se alteran de forma genial, cambiando completamente el control del personaje, algo que nos obliga a adaptarnos a las nuevas condiciones. Estos momentos están reproducidos con gran fidelidad gracias al trabajo realizado por el equipo de desarrollo, que pasó mucho tiempo estudiando documentos de la NASA sobre el comportamiento del líquido, el fuego, el desplazamiento y la cinética en condiciones de gravedad cero.

Para conseguir meter miedo al jugador, el equipo también analizó muchas películas de terror, buscando los trucos de los mejores directores de cine de este género, detalle que puede palparse desde el minuto uno, consiguiendo de este modo algunos momentos realmente brillantes, combinando ambiente, sonido y personajes en una sintonía perfecta para aterrorizar al jugador.

El sistema de combate es sanguinario, violento y posee cierto nivel de estrategia que puedes aplicar rápidamente en los últimos segundos para acabar con tus enemigos. Las monstruosas aberraciones que encuentras aparecen en el peor momento posible, buscando la sorpresa y la ventaja. Isaac, con su cortadora de plasma, puede amputarles una extremidad punzante y lanzarla como arma arrojadiza complementando el ataque con su módulo cinético, incluso puede inutilizar sus armas. Cada criatura se comporta de forma diferente y reacciona de una forma distinta a los daños, incluso en ocasiones, en el último instante y cuando parecen derrotados, sacan fuerzas para intentar acabar contigo con un ataque sorpresa.

La brutalidad de sus combates tiene que ver mucho con el comportamiento de los enemigos, pero también con el propio Isaac. Su armamento está compuesto principalmente de herramientas de corte, instrumentos de minería, propios de su profesión y que podemos modificar durante la aventura gracias a nuestra condición de ingeniero. Son armas improvisadas y contundentes pero el uso efectivo de estas herramientas implica tener que estar muy cerca de los monstruos para que resulten útiles, mantener tu habilidad y la puntería al mismo tiempo que controlas el nivel de tensión que generan las situaciones, con amenazas también presentes en la propia arquitectura del escenario y los rápidos movimientos de los enemigos, supone un gran reto. La violencia de los ataques y las consecuencias de los mismos si erramos en nuestra lucha son fatales para Isaac, el gore sin duda es otro gran protagonista durante toda la partida.

Un detalle genial y otra seña de identidad más junto a la citada y utilísima cortadora de plasma, es el traje-armadura de Isaac, capaz de generar a través de sus sensores información en tiempo real del entorno y del nivel de salud del protagonista, también cuenta con indicador de oxígeno y botas anti-gravedad.

Dead Space es un imprescindible del género, posee una de las atmósferas más terroríficas e inquietantes de la historia del videojuego y es una obra que sigue envejeciendo de forma genial, todo un clásico que con el paso del tiempo se revalorizará más y más, mientras, en nuestra memoria, todavía conseguimos estremecernos cuando recordamos un nombre: USG Ishimura.

Tags I LOVE...

Share this post

5 comments

Add yours
    • RUBIO 9 enero, 2020 at 00:25 Responder

      Para mi es uno de los mejores videojuegos de la pasada generación y de lo mejorcito de los últimos años. La segunda parte introduce un poco más de acción pero sigue siendo un pedazo de juego. Con el tercero la cagaron.

      Un saludo Víctor!

  1. Voyevodus 10 enero, 2020 at 11:13 Responder

    Dios, qué juego!

    Buena reseña. La evolución respecto al RE4 del que tanto bebe pasó por permitir movernos mientras apuntamos y disparamos. Algo que no se podía hacer ni en RE4 ni RE5.

    Yo creo que podría meter los dos primeros Dead Space en mi TOP 20 histórico personal tranquilamente.

    El 3 no estuvo a la altura.

  2. Víctor Bombien 13 enero, 2020 at 17:20 Responder

    Pues justo me queda el tercer juego de esta saga pendiente, y la segunda parte también me pareció tremenda. ¿Qué tal el que salió en Wii?, ¿lo probaste? ¡Un saludo amigo!

  3. Fran 17 enero, 2020 at 01:37 Responder

    Para mí fue un clásico instantáneo. La ambientación es increíble, el diseño de los bichos está muy trabajada y mientras lo jugaba tenía los musculos más tensos que un atleta de halterofilia.
    Saludos Victor!!

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.