Ghostbusters The Videogame Remastered

Aquellos niños que crecimos durante los años 80 a menudo nos sentimos muy orgullosos de nuestra generación gracias, entre otras muchas cosas, a la música y por supuesto el cine.

Películas como Los Cazafantasmas marcaron nuestra infancia gracias a sus carismáticos protagonistas, su famoso tema musical de introducción y el inconfundible sonido de la sirena del Ecto-1. Ambas entregas, cautivaron, gracias a su imaginación, a los espectadores de todo el mundo redefiniendo el género de las películas de comedia y acción, incluso en algunos momentos nos recordaba que los fantasmas y las situaciones que estos generan pueden provocarnos algún que otro sobresalto aunque estén planteadas en clave de humor.

Durante la generación de Xbox 360 y PS3, aproximadamente hace 10 años, se lanzó este videojuego basado en las películas, y a finales del pasado 2019 llegaba esta versión remasterizada con la que podemos celebrar el 35 aniversario y el estreno de un nueva película que llegará este 2020, la cual contará con el reparto original.

Ghostbusters The Videogame Remastered ofrece una historia escrita por los guionistas originales, Dan Aykroyd y Harold Ramis, y este juego puede considerarse una secuela directa de la segunda película, situándose unos pocos años después. Por supuesto cuenta con los cuatro actores originales, sus voces e imágenes, y un novato que es sumado al famoso grupo como el nuevo personaje que encarna el jugador.

Ghostbusters The Videogame Remastered es un shooter en tercera persona al estilo Gears of War pero con una personalidad más lineal y sencilla en cuanto a diseño de niveles y un control más limitado en movimiento y mecánicas, respecto al citado título de Epic. En su favor hay que destacar que recrea con detalle el universo de la franquicia en la que se inspira, reviviendo algunos momentos míticos a través de una campaña con una duración estimada de 10 horas que busca extender la historia que vimos en las dos primeras películas.

La mecánica de juego consiste en avanzar por niveles muy lineales capturando diferentes tipos de fantasmas y alternando algunos momentos de breve exploración con sencillos puzles, hasta que llegamos al enfrentamiento con el típico jefe. Básicamente nos limitamos a combatir constantemente a los fantasmagóricos enemigos (algunos son más sensibles a un tipo de arma) debilitándolos con nuestro equipo de rayos de protones hasta que conseguimos aturdirlos, arrastrarlos hasta la trampa y finalmente atraparlos. Es cierto que a nuestra disposición contamos con tres tipos de armas adicionales con disparo secundario incluido y un sistema que permite mejorar nuestro equipo en función del dinero que vamos consiguiendo, pero son elementos que aportan una variedad y profundidad muy leves.

Esta remasterización mejora el rendimiento del título original, los efectos de luz y la destrucción de los escenarios resultan llamativos, al igual que el diseño de nuestro equipo de protones y los distintos tipos de ataque (incluyendo el cañón de mocos), pero es evidente que el paso de los años no ha tratado bien a este juego. La calidad de algunas texturas, la IA de nuestros compañeros, el diseño vacío y artificial de casi todos los escenarios y un sistema de control un poco brusco son aspectos que rascan ahora más en pleno 2020.

Posiblemente todo esto podría haberse mejorado para esta cita remasterizada pero sin duda lo que más me ha llamado la atención es la ausencia del modo mutijugador para cuatro que sí poseía la primera versión, así como el doblaje original al castellano que contaba con las voces de los actores de las películas. Estos dos elementos se han perdido durante el camino hacia este Ghostbusters The Videogame Remastered, características que añadían peso y valor a un conjunto que ahora genera más altibajos en cuanto a sensaciones.

Es un título recomendable y entretenido para los fans donde incluso éstos experimentarán cierto sabor agridulce. Entre manos tenemos un buen ejemplo de cómo debe orientarse una licencia del cine al videojuego, pero su planteamiento, sin entrar en los detalles técnicos, termina resultando superficial en lo jugable. Este detalle junto a sus carencias y las pérdidas citadas que ha sufrido esta versión, consiguen alejarnos de la sensación de haber logrado el tributo justo que merece una de las películas mas queridas y recordadas de toda una generación.


Un buen ejemplo de como debe orientarse una licencia

6.5

Share this post

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

No comments

Add yours

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.