Game Boy ha cumplido 30 años

Nada mejor a día de hoy, en un mundo donde todo avanza a la velocidad de la luz y la tecnología se cuela en la mayoría de los aspectos de nuestra vida, que echar un vistazo al pasado. Poner el freno y recordar lo que nos entusiasmaba cuando éramos más jóvenes. Seguramente muchos, los más melancólicos, abrirán algún cajón y encontrarán su antigua portátil. Algún familiar o amigo pensó hace unas décadas que una Game Boy podía ser el mejor regalo de cumpleaños o de comunión. Y no se equivocaba. La famosa portátil de Nintendo ha cumplido 30 años. Concretamente apareció en abril de 1989, aunque en Europa hubo que esperar un año más. En Japón tuvieron el privilegio de ser los primeros en contar con ella, mientras que en Estados Unidos estaría disponible solo tres meses después de su lanzamiento. Ahora, con más de 100 millones de copias vendidas y un abanico de juegos que se acerca al medio millar, llega el momento de recordar. Nintendo encontró la forma de llegar a todos nosotros sin cables de por medio, primero con la versión más clásica de la Game Boy; luego llegaría Game Boy Pocket y no fue hasta la Game Boy Color cuando empezó a arrasar de verdad en el mercado. La quinta generación de consolas será siempre especial para la multinacional nipona y no es para menos. Las ventas fueron extraordinarias.

La Neo Geo Pocket de SNK Playmore, la Nomad de Sega o la Pocket Station de Sony. Ninguna pudo con ese artefacto cuadrado de varios colores para elegir y su amplio catálogo de cartuchos. Consiguió triunfar cuando ni siquiera tenía la intención de hacerlo. Cosas del destino. La realidad es que la Game Boy Color es a día de hoy la tercera videoconsola más vendida por detrás de PlayStation 2 y Nintendo DS. El mérito no fue solo cosa de la máquina, juegos como Tetris tuvieron mucho que ver, posiblemente sea el videojuego más famoso de la industria y siempre estará asociado a esta portátil. Las diversas versiones de Pokémon, Super Mario o Zelda, consiguieron también atrapar a muchísimos jugadores. Y no solo de temática de aventuras va el asunto. El Pinball abrió la veda para que los juegos recreativos tuvieran su sitio y era cuestión de tiempo que los juegos de casino hicieran también su aparición. Game Boy Color recibió Las Vegas Cool Hand, uno de los primeros juegos que se desarrollaron para esta consola. Tarántula Estudios quiso que las generaciones de la época pudieran disfrutar de distintas versiones de juegos de cartas como Blackjack, Solitario o Cribbage. Para los menos familiarizados con este último, es un juego en el que el objetivo es agrupar los naipes en combinaciones ganadoras.

El usuario podía escoger las reglas y el estilo de sus partidas. La intención era instruir a jugadores de todas las edades y que estos aprendieran los pormenores de este tipo de juegos. Por eso está considerado como uno de los mejores juegos de casino para videoconsola de todos los tiempos.

Game Boy Color apareció como un parche y terminó convirtiéndose en una piedra angular en el proyecto de Nintendo. Un éxito inesperado, ya que la videoconsola tenía otra finalidad cuando apareció por primera vez en el mercado. La idea original era que Game Boy Advance fuera la que liderara el cambio, sin embargo su fecha de lanzamiento se fue retrasando. Demasiada espera para unos usuarios que pedían a gritos una nueva consola y la solución fue sacar a la venta GBC. En los años siguientes la versión Advance siguió mejorando en los talleres de Nintendo, mientras la Color trataba de apaciguar los ánimos de los más impacientes. Curioso que al final de la que menos éxito se esperaba fuera la que más lo tuviera. De hecho, es la primera consola en ser compatible con la siguiente de su gama. Los juegos de la GBC eran compatibles con la Advance, algo inédito hasta ese momento. Rojo, verde, amarillo, azul, blanco, negro e incluso transparente. Multitud de opciones para elegir en una portátil que creó escuela.

Sin embargo a la Game Boy todavía le queda recorrido y posiblemente lo tendrá durante los próximos años. Su legado perdura y algunas compañías continúan recreando nuevas portátiles con un aspecto similar para intentar atraer a los que la echen de menos. Sin duda, uno de los mayores hitos del videojuego.



Share this post

2 comments

Add yours
  1. Voyevodus 30 mayo, 2019 at 09:22 Responder

    Inolvidable máquina. En mi casa tuvimos antes Game Gear. En términos de potencia y gráficos se la comía, pero fue vapuleada por GB en todo lo demás, sobre todo en autonomía, que fue una de las claves de su éxito.

    Solo una pequeña corrección. GB Color es la 7ª consola más vendida de la Historia con 87, 6 millones. La GB original vendió algo más de 30. Los datos que pones son de las dos juntas.

    Sobre sus juegos… yo tengo por aquí aún el Super Mario Land 1 y 2, el Mortal Kombat 1 y 2, el Tetris y el Rey León. Pero el juego al que más me vicié en su día fue al Looney Tunes. Tremendo juegazo.

  2. RUBIO 30 mayo, 2019 at 20:33 Responder

    Esos datos son de la Game Boy Clásica y la Color juntas, efectivamente. ¡Cuántos recuerdos! mis orígenes como jugador ahí residen, entre las Game&Watch y la Game Boy.

Responder a Voyevodus Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.