El caso Assassin’s Creed

Existe cierto nombre que creó malestar, irritación, e incluso temor, en las mesas de redacción de no pocos medios de (dudoso) prestigio especializados de videojuegos. Hace unos años, salió a la luz una presunta trama orquestada por Ubisoft en la que la editora francesa «invitaba» a algunos medios a calificar uno de sus títulos con no menos de un «9» a cambio de favores o sin favores. Ipso facto, prensa y distribuidora desmintieron semejante infamia, y pusieron toda su maquinaria económica y mediática a coser tan mugrientos harapos… pero con unos efectos que, al menos a los ojos de los que no comen pienso o pastan por los campos, no fueron para nada los deseados…

No solo algunos medios calificaron susodicho título con «9», los hubo más osados y «reputados» que en su momento lo catalogaron como obra maestra, como excelente videojuego y con notas de más de nueve y medio. El juego y el nombre es Assassin’s Creed. Aturdidor título en su envoltorio… pero de contenido putrefacto por dentro. Una presentación y campaña publicitaria de auténtico lujo que hasta su salida logró esconder todo el hastío que llevaba dentro. Y los videojuegos son mucho más que diversión, pero el aburrimiento es el peor enemigo del videojuego. Assassin’s Creed se rebeló como una obra pobre, plana, tediosa y soporífera, que todos los usuarios que mordieron el anzuelo y adquirieron no solo criticaron sino que además pusieron su justificado grito en el cielo

Los medios, impasibles, no movieron un dedo. Su criterio estaba fuera de toda duda ante los ingenuos, mas ignorantes y estúpidos para ellos, jugadores que habían pagado 70 eurazos por el juego. Hasta que saltó la liebre… un medio alemán denunció e hizo pública la manipulación que Ubisoft había perpetrado, «persuadiendo» a determinados medios, coaccionando su nota, manipulando opiniones e información y en definitiva engañando y, desde su ridícula pseudo-cátedra de sabiduría y conocimientos, riéndose y mucho del pueblo.

Solo entonces dichos medios decidieron intervenir… con más desgracia que acierto. Porque sus acciones posteriores delataron la dudosa integridad de sus criterios… reanálisis, notas informativas exponiendo los motivos de su falta de conocimientos, la colocación del título en las listas de los favoritos de la gente por defecto y la inclusión de semejante tostón entre los favoritos de las mesas de redacción por decreto.

Debe decirse que Ubisoft intentó enmendar su fatal error haciendo lo que debía con su secuela… realizar un gran videojuego, que superaba ampliamente al original en todos y cada uno de sus aspectos… muy elocuente que un título tan superior al primero recibiera peores notas en muchos de aquellos infames medios, como habla también por sí mismo el hecho de que no se castigue la sobresaturación de entregas de la franquicia año tras año sin apenas novedades de peso y de paso con lucrativo y descargable contenido de relleno.

Unas generaciones atrás, Ubisoft vendía sus juegos sólos… pero empezaron a mostrar síntomas de su deseo desmesurado por llenar sus bolsillos de oro. Sagas como Splinter Cell y su desinflamiento son buena muestra de ello. Unos las fueron calificando a más y los más honestos, a menos, y ahora, algún tiempo después, en la sombra tanto de Ubisoft como en la de algunos medios se intuye una silueta que está de mierda hasta el cuello. Este es el «curioso» caso de Assassin’s Creed… un juego que vendieron los medios y un auténtico vástago de la manipulación, la corrupción… y por supuesto del dinero.»

Imagen de portada: Abishek Kumaran S

Share this post

Voyevodus

Caballero del videojuego, señor de la guerra y maestro del sigilo. Amante de las aventuras y destructor de hack and slash.

4 comments

Add yours
  1. Retro Romo 7 mayo, 2020 at 16:00 Responder

    Cuando lees algunos análisis de los Assassin’s en algunas webs tienes que volver al título para asegurarte de que es el mismo juego que tú has jugado porque lees cosas que ni se le acercan, así que la manipulación de Ubisof es más que evidente. Aunque los primeros a mi personalmente a pesar de su repetición me gustaron con Altair y Ezio. Pero tal vez lo estamos enfocando mal pq decimos que Ubisoft siempre se repite y que no hace nada fresco y diferente, pero tal vez es que ya no saben hacer otra cosa.

  2. RUBIO 7 mayo, 2020 at 19:02 Responder

    Por la ambientación, la época y el protagonista, la primera entrega sigue siendo para mi la más interesante de todas. Sin embargo sus mecánicas terminaban siendo repetitivas en exceso, aspecto interesante que algunos decidieron no mencionar por interés. Con la segunda parte también disfruté y mejoró bastante en este aspecto respecto al primer juego. La recreación de las ciudades a nivel arquitectónico fue y es impresionante en toda la saga. Sigo de cerca su avance pero no he vuelto a desembolsar un duro por otro Assassin’s Creed desde la segunda entrega.

  3. Retro Romo 7 mayo, 2020 at 20:04 Responder

    Desde luego las dos, tres primeras entregas a mi parecer están bien sobre todo a nivel gráfico y hay que reconocer que en esa época estaban más que bien. Me acuerdo cuando entré en Jerusalén, fue una pasada.Pero creo que Ubisoft ha sido víctima de su propio éxito.Si haces un producto de la misma forma y vendes millones para qué cambiar.El último podían haber echo algo maravilloso ya que si hay una cultura en donde puedes brillar esa es el antiguo Egipto.Pero han hecho lo mismo muy bien a nivel gráfico pero mal en innovación.

  4. Voyevodus 7 mayo, 2020 at 22:41 Responder

    La ambientación y todo eso está muy bien. Pero AC es un juego. Y a nivel jugable, el 1 es un juego al que a duras penas le pondría un 6.

    Que fuera repetitivo no es más que uno de sus errores capitales. Es un juego plano como la última etapa del Tour de Francia. Es un juego donde pulsando un botón puedes acabar con 50 templarios dentro de su castillo. Es un juego parco en contenido. Es un juego muy bonito, eso sí. Pero jugablemente hablando es una puta mierda como aquel castillo.

    El 2 y el Revelations, que de los clásicos son los que yo he jugado junto con el 1, le dan mil patadas en todos los sentidos.

    Para mí, sin ninguna duda, los mejores son los dos últimos. Espero que el nuevo siga por esa senda.

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.