Dragon Quest XI S Ecos de un pasado perdido – Edición definitiva

No me tiembla la voz si os digo que Dragon Quest XI S es uno de los mejores JRPG a los que podréis jugar jamás. Y ahora, seáis del bando que seáis, no tenéis excusa para no comprobarlo por vosotros mismos, pues la versión mejorada de la undécima entrega estará disponible a finales de año para todas las plataformas. Hemos estado echando horas a la versión de Switch que salió el año pasado y Square Enix ha conseguido no solo mantener el legado de Dragon Quest sino elevarlo a un nivel que, dentro de unos años, será de esos juegos que presumirás de haber jugado.

Podréis pensar que estoy exagerando pues me encantan los juegos de rol por turnos. Pero es que DQXIS tiene un aura mágica que me ha llevado de vuelta a los grandes JRPG de los 90. Y os reconozco que al principio empecé el juego con un poco de pereza pues me parecía más de lo mismo; además venía de Octopath Traveler, que es una maravilla con sabor retro, y era jugar a algo igual. O eso creía. Pues al par de horas de estar jugando a DQXIS tenía los ojos brillantes y quería saber más sobre el Luminario. Había vuelto a ser el niño chico que jugaba a ser un héroe en una televisión de tubo.

Esta entrega es original de PS4 y 3DS -año 2017- y en Switch nos ofrecieron una versión mejorada, la que llegará a las consolas de Sony y Microsoft. Además será la primera vez que se estrene un Dragon Quest en Xbox, lo que nos dice mucho de su éxito. La versión de 3DS se quedó dentro de tierras niponas por una supuesta falta de interés de la serie en Occidente. Pero no podían estar más equivocados en Square Enix. Ahora vamos a centrarnos en la versión de la híbrida, sin meternos mucho en la historia pues uno de los encantos de este juego es que la descubráis vosotros mismos. Empieza con el típico argumento que da pereza pero luego piensas cómo has vivido todo este tiempo sin el juego. Bueno… aquí me he pasado pero es que no queremos desvelaros nada de la trama.

Por mucho que me parezca un imprescindible para todo jugador, solo animo a jugar a DGXIS a los que améis el rol japonés clásico. Pues este juego es la esencia del concepto. Su contenido es abrumador, tanto en el equipamiento de los personajes como sus paneles de habilidades. Puedes dejar que el juego haga el trabajo de dar las mejores armas y vestimentas o hacerlo tu mismo, en este caso que la partida te pille sin prisas. Además el panel de habilidades es muy completo, aunque no tan desesperante como en los Final Fantasy, por ejemplo. En realidad, es un juego muy accesible y se puede hacer todo lo complejo que tú quieras. Y aunque no seas muy táctico -como yo- disfrutarás buscando cómo forjar nuevas armas y defensas sin darte cuenta.

DGXIS es un juego de la vieja escuela y premia la exploración. Cuanto más recorras los escenarios más recompensas encontrarás y más completa será tu aventura. No está diseñado para ir directamente a los objetivos -que están muy guiados y eso no me ha gustado mucho- sino para disfrutar luchando contra enemigos o hablando con todos los NPC mientras resuelves por qué estás metido en ese embolado. A veces se siente como estar viendo una película de anime -y esto es muy bueno- pues las secuencias son abundantes y largas. Aunque no se me han hecho pesadas como en otros juegos. Y es que el toque Toriyama hará que os quedéis embobados a veces.

No me canso de repetirlo, el juego es la esencia de los grandes JRPG de SNES. Y, como en aquellos, es un juego en el que vas aprendiendo tu mismo las mecánicas pues son tantas y tan variadas que un tutorial no sirve de mucho. Investigando sabrás cómo funcionan las habilidades, o que hay que equipar los objetos antes de la batalla o cómo mejorar a tus personajes. Yo hasta llevar más de 20 horas de juego no sabía muy bien como manejar ciertas mecánicas. Pero el juego te da tregua y recompensa tu paciencia.

Uno de los aspectos que más me han gustado de esta Edición definitiva es el poder jugar toda la aventura con gráficos de 16bits. Sí, podemos volver al pasado y disfrutar de todo el juego con apariencia en 2D. No es un añadido nuevo, pues es lo que se mostraba en la pantalla inferior de N3DS (en la superior eran los gráficos de PS4 en versión reducida). Aunque aquí puedo poner un “pero” bien grande: el cambio de unos a otros no podemos hacerlo de forma inmediata, lleva un proceso un poco engorroso y si has empezado un capítulo tienes que iniciarlo de nuevo. Así que os recomiendo elegir en qué modo jugar al principio de la aventura.

Dragon Quest XI S Ecos de un pasado perdido no tiene la mejor historia, ni unos gráficos de última generación, tampoco el sistema de batalla es el más original, igual que la gestión de inventario y habilidades. A pesar de todo ello no os lo podéis perder. Os enganchará porque es un JRPG de sobresaliente donde el conjunto prevalece sobre las partes. Además los que llevéis un tiempo en los videojuegos os sentiréis trasladados de golpe a otra época con todos sus buenos recuerdos. Eso sí, es un juego al que le tienes que echar horas y ganas. Y el 4 de diciembre los jugadores de PS4 y Xbox ONE podréis empezar a ello. ¡Y os recomendamos no perdéroslo!

Share this post

Ruryk Z

Kokiri apasionado del número 64 que no dudará en empuñar su espada para defender a la Gran N. Consiguió escapar de una mazmorra y desde entonces le encanta contar historias de los mundos en los que ha estado, sean azules, verdes o rojos.

5 comments

Add yours
  1. RUBIO 26 agosto, 2020 at 10:52 Responder

    Leyendo tu artículo, con ese comienzo, más de uno se animará a probar este Dragon Quest XI S de cabeza. No lo he jugado pero si atesora toda esa magia de los grandes JRPG de los 90 estamos ante todo un juegazo.
    El JRPG no es mi fuerte pero disfruté mucho de Chrono Trigger, precisamente por lo que comentas, es como si estuvieras dentro una película de anime viviendo una gran aventura. Poder disfrutar un título de estas características en Switch me parece todo un lujazo, aunque vengan en camino versiones para PS4 y Xbox ONE, la híbrida de Nintendo es ideal para este tipo de obras.

    Un abrazo

  2. voyevodus 26 agosto, 2020 at 12:00 Responder

    Qué gran reseña. Y qué juegazo. Arriesga poco, eso sí. Un JRPG clásico de alto nivel. A la altura del V y el VIII. Lástima que no haya ido un par de pasos más allá, que la música se repita tantísimo, y que sea tan fácil.

  3. Romo 27 agosto, 2020 at 09:55 Responder

    Deseando que salga para Xbox. Después de leer tu artículo estaré el primero de la fila para comprarlo.Para mi el mejor de la saga es el Dragon Quest y el periplo del rey maldito de PS2,dios lo que he disfrutado con ese juego. Los personajes de Akira Toriyama son inolvidables.

  4. Ruryk Z 27 agosto, 2020 at 13:28 Responder

    Tenéis toda la razón, el juego sigue el camino de DQ VIII, el último gran DQ de sobremesa. Y comparto tu opinión en lo del tema de la música Voyevodus aunque la intro con la Orquesta Sinfónica de Tokio me erizó los pelos, ahí se nota el cariño con el que se hacen algunos videojuegos. Pero termina siendo muy repetitiva y al cabo de tantas horas terminas sin escucharla.
    Con este juego soy el típico pesado de “hay que jugarlo” y en cuanto tengáis la oportunidad haceros con él. Si no te gustan los juegos calmados (he echado partidas de una hora y habré luchado menos de 10 minutos por la cantidad de carga narrativa que tiene), ni los JRPG, no os va a gustar nada, eso tenerlo en cuenta. Si echáis de menos ser un héroe en 16 bits sosteniendo un controller con cuatro botones de colores, ¡este juego os va a remover por dentro! 😀

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.