¿Cuál es el legado de Gran Turismo Sport en PS4?

Pocas sagas exclusivas hay en PlayStation con tanto recorrido y reconocimiento por público y crítica -hasta esta generación- como Gran Turismo. Una de las grandes series de conducción que ha sido todo un referente por la cantidad de contenido y su apuesta por una simulación realista pero accesible. Desde 1997 no ha faltado a su cita -doble- con cada una de las consolas de Sony… excepto en PS4. Ahora, que toca su despedida, veamos cuál es el legado de Gran Turismo Sport. Os hacemos un adelanto: un poco decepcionante.

Ya sabemos que en la cuarta consola de Sony nos quedamos sin entrega numerada de Gran Turismo. Y es que en la reciente presentación de PS5 nos dejaron claro que no van a cometer el mismo error. Gran Turismo 7 viene a reconquistar el trono perdido en la nueva consola de Sony y no lo va a tener fácil pero, al menos, lo va a intentar. No como GT Sport, que no ha hecho casi nada bien.

PS3 nos dejó con Gran Turismo 6 y aunque no era el mejor juego de coches sí fue muy completo y las actualizaciones compensaron la mayoría de sus carencias. Se centraba bastante en el online pero mantenía el modo Carrera y esto lo hacía muy desafiante, porque mucha de la esencia de GT es esa: ser cada vez mejor piloto gracias a un progresivo aprendizaje por parte del jugador. Además, teníamos la loca cantidad de 1200 coches y eso, para los fanáticos del motor, era todo un sueño. Vale que muchos modelados eran reciclados de otras entregas o el mismo coche en varias versiones, pero ahí estaban.

Para muchos ingenuos como yo, Gran Turismo Sport sería la antesala de GT7 en PS4 así como los Prologue lo fueron de los capítulos 4 y 5. Un juego sin modo Carrera, orientado al online y con 162 coches no parecía pertenecer a la serie principal. Pero aún así le di una oportunidad y… me defraudó. Creo que he pasado más tiempo en la Central de marcas mirando los coches que corriendo con ellos. No hay ningún reto verdadero para ir superando copas y los modos offline no ofrecen la experiencia completa de los anteriores GT.

Debo decir que visualmente está a la altura de los mejores. Hay momentos en las repeticiones que me parece estar viendo una carrera real. El modo foto y la personalización de los coches es algo que nos puede tener muy entretenidos, además la comunidad es bastante activa por lo que contenido no nos va a faltar. La jugabilidad es la de un simulador y los controles responden bastante bien además de que cada coche tiene un comportamiento distinto, pero eso sí, no esperéis el nivel de exigencia ni el realismo de juegos como Asetto Corsa.

Pero aún con todo esto no es más que un juego aburrido, que te deja la sensación de estar sin terminar y que realmente es un incentivo para vendernos la suscripción de PS Plus. Esta entrega intentó ser un referente en los eSports solo con el nombre, que es sinónimo de calidad, y se olvidaron del jugador tradicional, de todos aquellos que nos hicimos con una PS4 por jugar a Gran Turismo en algún momento. Sony es consciente de que no lo ha hecho bien y en la presentación de PS5 nos ha mostrado rápido que ya está trabajando en la séptima entrega. Y más le vale escuchar a la comunidad, y hacerlo bien, porque esta generación tiene un nuevo rey en las carreras y se llama Forza.

PS4 no la recordaremos por sus juegos de conducción, al contrario que ONE, y este GT Sport es una mancha en el historial de la serie. Tampoco es un juego de suspenso pues la base está muy bien y Polyphony lo ha cuidado con mucho contenido gratuito hasta el momento, y eso les honra (vamos por la versión 1.59). Pero el daño ya estaba hecho y es que con este juego pasó lo mismo que con otros muchos: el legado de la saga pesa y no puedes deshonrarla. Si el juego hubiera llevado otro nombre no me hubiera decepcionado, aunque tampoco lo hubiera comprado.

Al menos fueron sinceros y no pusieron el 7 detrás de este Gran Turismo. Podemos pensar que Sony lo dejó claro añadiendo el Sport, estamos de acuerdo, pero es un juego de consola y debería ser como dice el lema de PlayStation: “Para vosotros jugadores”. Y no “para vosotros profesionales”. Muchos creemos que pensaban que la formula clásica empezaba a agotarse y lanzaron este GT Sport a modo de globo sonda para tantear a la comunidad. Y hemos hablado para decir a Sony que nos devuelvan The Real Driving Simulator. Mientras tanto, no dejaré de competir con la entrega que hace de este lema su virtud: Gran Turismo 4.

Share this post

Ruryk Z

Kokiri apasionado del número 64 que no dudará en empuñar su espada para defender a la Gran N. Consiguió escapar de una mazmorra y desde entonces le encanta contar historias de los mundos en los que ha estado, sean azules, verdes o rojos.

6 comments

Add yours
  1. Romo 1 julio, 2020 at 13:51 Responder

    ¡Que entrada tan apropiada Ruryk Z!Teniendo muy presente todavía la entrada de Forza es más que interesante ver cómo uno ha ido decayendo uno y ascendiendo otro hasta apoderarse del trono, un gran reto que tendrá el nuevo GT 7 ya que como bien dices se han ido relajando.Yo he sido gran jugador de los GT pero el conformismo por parte de Sony hizo que muchos nos fuéramos a Microsoft. Espero que hallan aprendido la lección, no basta con hacer un nombre y ya está,si no todo lo contrario tienes que cuidar mucho tu marca o te comerán la tostada como ha pasado.Lo que si espero es que GT 7 este a la altura y así ver una emocionante rivalidad con Forza Motorsport 8. De este tipo de guerras nacen juegos legendarios.

  2. RUBIO 1 julio, 2020 at 20:42 Responder

    Una entrada muy apropiada después del debate generado hace unas semanas con la entrada del Forza Horizon 4. La verdad es que no puedo opinar en profundidad sobre esta serie, solamente jugué al primero de PSX. No obstante, por lo que llevo escuchando y leyendo desde hace años, Sony tendría que cuidar más una serie tan exclusiva y con el caché que ha acumulado Gran Turismo durante años, y por supuesto escuchar a sus seguidores, siguen siendo muchos los que guardan cariño y respeto a Gran Turismo. Con cada nueva entrega tienen la oportunidad de recuperar su sitio.

  3. malevolus 2 julio, 2020 at 08:30 Responder

    A ver que pasa con GT 7, muchos tenemos grandes esperanzas puestas en el. No hay nada mejor que la competencia entre dos compañías haciendo batalla cada una con su juego estrella. Me trae recuerdos de otro tiempo

  4. Romo 2 julio, 2020 at 11:38 Responder

    Pienso lo mismo Malevolus,si no tienes competencia te relajas.La necesidad agudiza el ingenio y si tu oponente te apreta las tuercas hace que trabajes más duro,espero que volvamos a ver una buena batalla de motor en los videojuegos.

  5. Ruryk Z 5 julio, 2020 at 12:19 Responder

    Sony en este caso no sé si ha pecado de confiada o de soberbia. No puedes transformar una de las licencias más significativas de PlayStation en un juego solo para eSports, pensando que no nos vamos a dar cuenta que le falta contenido por todos sitios para el jugador tradicional.
    Porque viendo cómo habláis de Forza y cómo se lo están currando los chavales de Turn 10 Studios estoy planteándome dar el salto a XBOX en la próxima generación.
    Y es que PS4 ha tenido grandes representantes de todas las sagas importantes de Sony menos de GT y eso me duele. El catálogo de conducción se ha mantenido por las Third party y, siendo sinceros, tampoco es que hayan sido juegazos de coches. Tal vez DiRT es el que mejor queda en todo esto.
    Confío en GT7 pero bueno, también confiaba en poder jugar a un buen Gran Turismo en PS4…

  6. Romo 5 julio, 2020 at 22:57 Responder

    Creo que con el GT7 se lo habrán currado y supongo que el salto de calidad y contenido será importante respecto a las anteriores versiones.Pero el problema es que su máximo competidor ha cogido mucha ventaja y además ha encontrado la plataforma perfecta,la Xbox One X que nos guste o no es muy superior a la PS4, así que los de Sony tienen mucho trabajo por delante.

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.