Cambios que PS5 Y Xbox Series X introducirán en el videojuego

La nueva generación de consolas se aproxima y con su llegada podremos experimentar algunos avances que cambiarán para siempre la historia de los videojuegos. PlayStation 5 y Xbox Series X llegarán prácticamente al mismo tiempo, desatándose una vez más la eterna batalla de las consolas. Si bien es cierto que este encuentro cada vez ha ido perdiendo intensidad y emoción conforme ha ido evolucionando el sector, Sony y Microsoft pondrán toda carne en el asador con sus nuevas plataformas.

Es una realidad confirmada que la elección de una máquina u otra depende principalmente del juego de lanzamiento, y posteriormente, el pequeño catálogo exclusivo de cada consola que va marcando la diferencia, dado que los títulos multiplataforma son más numerosos y mantienen una calidad similar desde hace años. Sin embargo ciertos aspectos técnicos también tendrán relevancia durante esta generación.

La retrocompatibilidad será una característica de las nuevas consolas pero sin duda uno de los aspectos más significativos serán los SSD o solid-state drive, que reducirán considerablemente los tiempos de carga al inicio de los juegos. Microsoft trabaja con una técnica para reducir el tamaño de sus archivos llamada Machine Learning, la cual permite optimizar la carga y el escalado de texturas en alta resolución de forma inteligente mientras jugamos, de esta forma se busca evitar la pérdida de detalle en los momentos de mayor rendimiento y que los juegos reciban un número menor de actualizaciones.

PS5 y Xbox Series X prometen mejorar el formato de resolución de sus videojuegos, con un mínimo de resolución de 4K y un máximo de 8K. Los frames por segundo quieren llegar a los siempre prometidos 60 FPS, como mínimo. El apartado gráfico, para bien y para mal, es la característica de mayor relevancia para la mayoría, por encima erróneamente de la innovación de otros apartados. Por este motivo los videojuegos con acabado fotorrealista alcanzarán un nuevo nivel visual en esta generación.

Otra de las características que definirán este nuevo capitulo del videojuego será el hardware dedicado exclusivamente al sonido de los juegos, Sony con su sistema de audio 3D y Microsoft apostando por el sonido espacial.

Sin caer en favoritismos ni en otras comparaciones banales, una de las características que más nos llama la atención, más allá de gráficos y los números, ha sido, por ejemplo, el sistema de vibración que tendrá DualSense. El nuevo controller de PS5 contará con un sistema de vibración más elaborado capaz de transmitir nuevas sensaciones en nuestras manos.

Si hay algo que de veras pedimos a esta generación es que los estudios sean valientes y que las compañías cesen con el ímpetu de pretender hacer negocio constante a costa de los jugadores. Lanzar versiones mejoradas de las consolas durante esta generación es una maniobra que tampoco nos ha gustado. El capítulo que cierran PS4 y Xbox One ha sido conservador en líneas generales, sensación que ha potenciado la proliferación de remakes y remasterizaciones. Seguimos demandando que se apueste mucho más por la originalidad y las nuevas IP’s. Debe potenciarse la capacidad creativa, desarrollar otros aspectos fundamentales como la IA, apostar por mecánicas de juego elaboradas y controles más profundos. El objetivo del videojuego y de su evolución es conseguir experiencias cada vez más enriquecedoras que nos permitan alcanzar un nuevo nivel de realismo, más allá también de la apariencia gráfica.

Share this post

BornToPlay

Existe un videojuego para cada persona, encuentra el tuyo. JUEGA o MUERE

2 comments

Add yours
  1. Ruryk Z 24 junio, 2020 at 13:03 Responder

    No podría estar más de acuerdo. Esta próxima generación debería darnos nuevas experiencias a los jugadores estableciendo unos mínimos en cuanto a calidad gráfica. Sería imperdonable que en maquinas como PS5 y XsX no fueran un estándar los 60fps. A partir de ahí: controles más optimizados, IA que no puedas distinguirlas de un jugador humano, mundos abiertos totalmente vivos… Prefiero que mejoren este tipo de cosas antes que presuman de la textura en una piedra hiperrealista. Pues la jugabilidad y todo lo que conlleva va a estar ahí durante todo el juego, la textura la vamos a ver tres segundos.
    Con muchas ganas de ver qué son capaces estas nuevas consolas. Además, un poco de pique sano entre ellas nos favorece a los jugadores.

  2. Romo 24 junio, 2020 at 20:43 Responder

    Veremos que pasa con la nueva generación,espero que arriesguen más y que no empiecen a hacer Remakes,que innoven mucho más,quiero frescura,emoción y no refritos de hace años.Y sobre todo que no pase como con la generación actual que en mi opinión se ha quedado incompleta,creo que podía haber dado mucho más de si e incluso me arriesgo a decir que podría haber durado un año más.Ya sabéis mi opinión sobre Sony,seguramente está será la primera vez que no tenga una PlayStation en mi escritorio, me voy a por la Xseries de cabeza. Eso si, espero que Microsoft haya aprendido la lección y no meta la pata como lo hizo con el lanzamiento de la Xbox One,ya que subir el precio 100€ y decir que necesita conexión si o si para encender fue un desastre.

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.