Call of Cthulhu: The Official Video Game

Decepciones más allá de las estrellas

La enorme sombra del maestro del horror, H.P. Lovecraft, ha atrapado en sus numerosos tentáculos todas las manifestaciones de la cultura popular. Es difícil nombrar un arte que no haya sufrido la terrible influencia de los mitos engendrados en las pesadillas de este escritor maldito.

La llamada de Cthulhu, el juego de rol publicado por Chaosium en los años ochenta, es una de las mejores adaptaciones de la obra de Lovecraft a un sistema de juego. Mientras que Dragones y Mazmorras cuenta con diferentes videojuegos, fieles en mayor o menor medida al juego de rol, La llamada de Cthulhu no ha tenido nunca una representación directa en nuestras pantallas. No obstante, se han producido varios títulos con referencia directa al juego de Chaosium que optaron por el género de la aventura gráfica o la acción en primera persona en lugar de atender al material original.

Shadow of the Comet, Prisoner of Ice o Dark Corners of the Earth no pretendían ser juegos de rol con formato de videojuego, sino que ofrecían simples aventuras basadas en los mitos creados por el escritor de Providence, por mucho que apareciera el logo de Chaosium o La llamada de Cthulhu en el título como reclamo para los amantes de tirar un dado de 100 para saber si pierden cordura. Una de las principales razones de este abandono del sistema original es el propio carácter de un juego de rol centrado principalmente en investigar, descubrir y echar a correr. Si en Dragones y Mazmorras tenemos que ser diestros en el combate con armas, en el juego sobre los mitos lo más importante es nuestra habilidad para encontrar libros en una biblioteca sin volvernos locos. 

En 2018, Cyanide invocó su intento de convertir La llamada de Cthulhu en una experiencia virtual homónima. En esta ocasión parecía que por fin tendríamos en nuestras manos un videojuego con habilidades porcentuales y un sistema de cordura similares al juego de Chaosium. Sin embargo, nos encontramos con una familiar aventura gráfica con pequeños elementos de rol difuminados por un juego que se mueve por un único andén.

Estos elementos se justifican principalmente con unas pocas habilidades que incrementamos mediante puntos de experiencia con el fin de desbloquear algunas opciones en los diálogos y en ciertos puzles. En ningún momento existe la sensación de crear un personaje único o que estas habilidades tengan un impacto relevante en el juego. Son más un adorno amorfo y sin gusto que una mecánica bien implementada.

Por ejemplo, la habilidad de medicina sólo puede aumentarse encontrando ciertos libros y, con leer el título del volumen, nuestro personaje adquiere puntos de habilidad. El resto de las habilidades, exceptuando el ocultismo, las incrementamos con puntos de experiencia que conseguimos sin un criterio aparente.

Con mucha imaginación, podríamos pensar que estamos jugando una partida de rol con un guardián de los arcanos déspota que ha elegido nuestro personaje, nuestra historia y la manera de afrontarla. Por otro lado, si admitimos que La llamada de Cthulhu es una aventura gráfica o una novela visual con falsas pretensiones de rol, disfrutaremos de los diferentes eventos que nos ofrece.

La narración está plagada de tópicos, pero cumple su función de mantenernos entretenidos. En esta, representaremos el papel de un detective alcohólico encargado de investigar un misterioso incendio que ha causado la muerte de la familia de Sarah Hawkins. Cualquiera que conozca someramente los mitos de Cthulhu, no se sorprenderá de los escenarios y las situaciones en las que se desenvolverán nuestras pesquisas: un pueblo pesquero, una mansión, un psiquiátrico, cavernas, etc. En definitiva, la ambientación representa una parte de la obra de Lovecraft que, aunque tratada hasta la saciedad en múltiples medios, resulta siempre inquietante y atractiva.

La jugabilidad del título se reduce a encontrar pistas, resolver algunos puzles, pasar desapercibidos y pequeños e insustanciales enfrentamientos. El juego guiará nuestros pasos constantemente indicando los objetivos en los escenarios, los puntos de investigación y la habilidad que necesitamos para seleccionar una opción de diálogo. Aunque nuestras decisiones afectan el desarrollo de la historia o las interacciones de nuestro personaje con el ambiente, nuestros actos no parecen tener fuertes repercusiones durante el juego. En consecuencia, nos encontramos con un sistema sin salsa y mucho pan para mojar.

Con tristeza, debemos decir que La llamada de Cthulhu es otra oportunidad perdida para mostrar un mínimo de respeto al clásico juego de rol. Seguimos esperando un videojuego donde crear un grupo de investigadores con diferentes habilidades y características, buscar libros ocultos en polvorientas bibliotecas, combatir sectarios, escapar de seres de otras dimensiones, y aprender de los misterios arcanos que esconden los mitos con el único fin de perder la cordura.    

A pesar de todo, los jugadores poco familiarizados con los mitos de Cthulhu, los juegos de rol o las aventuras gráficas tradicionales encontrarán en esta incursión a la locura un entretenimiento inquietante y malsano. El resto de los jugadores pasará una tarde de paseo por otro relato de secretos inconfesables y horrores cósmicos. Si buscas un videojuego ligero para el mes de octubre y tropiezas con un precio muy reducido de esta Llamada, responde y no pierdas la cordura. Existen peores abominaciones detrás de las estrellas.

Tags terror

Share this post

Belmont

Me gustaría cuidar de una ermita, dedicarme a la lectura, escribir con frecuencia y disfrutar del juego.

3 comments

Add yours
  1. RUBIO 2 noviembre, 2020 at 13:42 Responder

    Uno de los juegos que tenía apuntado mentalmente en mi lista de pendientes para jugar al final de esta generación. Una lástima que esa sensación de superficialidad esté tan presente durante la partida, que no haya repercusiones en las acciones y que la jugabilidad esté tan guiada o encorsetada.

    Después de leer tus impresiones y teniendo en cuenta que siempre tengo en cuenta tu criterio, centraré mi búsqueda de tiempo para jugar algo de La llamada de Cthulhu en Dark Corners of the Earth, que sigue pareciendo la opción más sensata. También tenemos una mención de este juego en la web: https://www.borntoplay.es/yo-jugue-a-call-of-cthulhu-dark-corners-of-the-earth/

    Saludos

  2. Belmont 2 noviembre, 2020 at 18:07 Responder

    Esta aventura me ha dejado bastante indiferente. Tiene buenos momentos, pero el conjunto resulta simplón. Da la sensación de ser un juego a medio camino entre una buena idea y un mal desarrollo.

    No es tan malo como para sacrificarlo, aunque hay mejores aventuras. El Dark Corners me pareció más entretenido.

    Oscuras bendiciones.

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.