Bienvenidos a Heliborne, diversión aerotransportada

En el mundo del videojuego los títulos dedicados al helicóptero resultan escasos. Aún son menos aquellos que han logrado un impacto importante, ya sea por su acción, su apartado gráfico o por la diversión que nos hayan reportado jugándolos. Muchos de vosotros estaréis pensando en títulos clásicos como Desert y Jungle Strike, o la más reciente Saga Comanche que Novalogic culminó con el Comanche 4, hace ya un cuántos años para PC. En esta ocasión os traigo el análisis Heliborne, un título centrado exclusivamente en este tipo de aeronaves y que a nadie dejará indiferente.

La versión jugada ha sido «Heliborne Collection» para PC. Dicha versión incluye el juego original más la «Enhanced Edition». Esta última con mejoras sobre el apartado gráfico y una revisión del juego que incluye nuevos prototipos de aeronaves, variaciones nocturnas de mapas, motor de juego mejorado, física actualizada y una interfaz de usuario renovada. El título se estrenó en Agosto de 2020 para PC, PlayStation 4 y Xbox One/Series S/X. El desarrollo vino de manos de Klabater en conjunto con JetCan Games Interactive Entertainment, ambas pequeñas compañías con pocos títulos en sus filas.

Volar en Heliborne pondrá a prueba nuestra pericia como pilotos

¡Piloto, controla tu helicóptero!

La jugabilidad se encuentra a caballo entre lo arcade y la simulación. La curva de aprendizaje puede ser lenta, sobre todo si no se está habituado a juegos de helicópteros. Los movimientos de estas aeronaves no son inmediatos y requieren cierto tiempo para que sus efectos se materialicen, por ejemplo, decelerar o virar. Para que la experiencia sea más satisfactoria recomiendo configurar los controles a gusto de uno mismo, de cara a poder encontrar ese esquema que nos permita volar y combatir simultáneamente. Heliborne puede jugarse mediante teclado y ratón o mediante un mando, este último más cómodo a mi parecer. Pese a que el juego no lo ponga fácil al principio, me ha parecido destacable el hecho de que el manejo de los helicópteros sea un reto para el jugador. Esta característica refleja el exigente control de estas aeronaves en la realidad, más aún si además de pilotar debemos atacar enemigos mientras intentamos esquivar el fuego antiaéreo.

El número de helicópteros resulta uno de los aspectos más llamativos. Disponemos de nada más y nada menos que de 50 modelos, principalmente rusos y americanos pero también unos pocos de naciones europeas. También existen algunos prototipos que no han llegado a producción. Estas aeronaves están distribuidas en lo que el juego llama «Generaciones» que en Heliborne van de la generación I a la IV y hacen referencia a las diferentes épocas de la historia. Como en la vida real, algunos modelos han servido en los ejércitos durante varias décadas por lo que están disponibles en varias generaciones.

Árbol de helicópteros Americanos disponibles desde Gen I a IV
Editor de escuadrones y selección de armamento

Heliborne dispone de varias modos de juego. El primero, para un jugador, permite jugar escaramuzas en el escenario que elijamos con opción de configurar varios aspectos de la partida, como pueden ser la cantidad de objetivos o jugar de día o de noche entre otros. En esta modalidad se asignan distintos objetivos que debemos ir cumpliendo. La variedad no es muy grande y se repiten a menudo pero suelen intercalarse haciendo necesaria la utilización de los diferentes tipos de helicópteros según el objetivo marcado. En cada partida disponemos de un escuadrón, equivalente a tres helicópteros, que podremos utilizar cuantas veces queramos, pero si nos derriban, ese helicóptero necesitará de unos minutos de reparación para poder volver a seleccionarlo. Para ganar debemos completar más objetivos que la máquina antes de que finalice el tiempo. Las escaramuzas tienen una duración estándar de una hora.

El juego también dispone de un modo campaña demasiado corto, pues tan sólo dispone de seis misiones distribuidas en dos facciones. La primera consta de tres misiones ambientadas íntegramente en el conflicto de Vietnam y las jugamos desde un punto de vista americano. La otra campaña está ambientada en Afganistán donde jugamos tres misiones desde el punto de vista del ejercito Ruso. Estos dos modos, campaña y para un jugador, pueden jugarse de manera online y offline.

Para desbloquear nuevos helicópteros, opciones de armamento y camuflajes resulta imprescindible jugar la vertiente online, aunque juguemos la opción para un jugador. En este aspecto, no parece tener mucho sentido jugar partidas en modo offline más allá de jugar por jugar. La motivación más importante del juego es desbloquear todas las aeronaves, equipamientos y camuflajes. Resulta muy evidente que Klabater ha querido enfocar la experiencia casi exclusivamente al modo multijugador, como muchos títulos de hoy en día. Sin embargo, esto no debe echarnos para atrás a la hora de jugar a Heliborne, puesto que podemos disfrutar mucho jugando sólo contra la máquina. Resulta innegable que jugar con amigos de manera online multiplica la diversión, pudiendo organizar ataques coordinados utilizando helicópteros con diferentes roles. El modo online también ofrece las batallas entre helicópteros, puesto que en los modos para un jugador y campaña todos los enemigos son terrestres, no se despliegan aeronaves enemigas.

Podremos crear tantos escuadrones como queramos
Lobby de una partida Multijugador
La toma de bases durante las escaramuzas, acción estratégicamente importante

Dentro del apartado gráfico destaca sobre todo el diseño que lucen los helicópteros, aún con más detalle en la versión mejorada o «enchanced». Los modelados de alta resolución están repletos de detalles. Podemos apreciar las mejoras cuando cambiamos el armamento de nuestro helicóptero, como los dispensadores de bengalas para la evasión de misiles buscadores de calor o el armamento defensivo de diferente calibre. El juego viene con una variedad de camuflajes bastante amplia, algunos desbloqueables con puntos obtenidos durante las misiones (en los modos online únicamente). Como detalle, los camuflajes disponibles son fieles a la realidad de cada helicóptero, pudiendo elegir variantes de varios países que en la realidad hayan tenido en su ejercito dichos modelos a lo largo de la historia. Gracias a esto podemos ver, por ejemplo, helicópteros de fabricación rusa con camuflajes del ejercito chino o polaco. También se incluyen algunos esquemas de color civiles o de cuerpos de policía, ampliando el catálogo disponible. Gracias a la versión mejorada podemos jugar todos los mapas en configuración nocturna, ofreciendo escenas más vistosas con las balas trazadoras volando en todas direcciones. Sin duda, todo un espectáculo.

El HAVOC MI28N, el amo de la noche

Los escenarios estás centrados en cuatro grandes conflictos donde los helicópteros han sido un referente. Esta característica ofrece un toque histórico interesante para los amantes de la historia bélica. Los escenarios disponibles son: el conflicto de Vietnam, la guerra de Afganistán y la más reciente guerra de los Balcanes. Existe un cuarto conflicto ambientado en África, concretamente en el Sahara. La mayoría de escenarios posee un tamaño justo. Tardaremos varios minutos en recorrerlos de punta a punta con nuestro helicóptero. El nivel de detalle es correcto, pecando de cierta repetición en elementos como árboles y edificaciones en las bases. En este aspecto, Klabater podría haber puesto un poco más de esfuerzo en la calidad del terreno.

Cada conflicto aparece representado de manera correcta, siendo destacable Vietnam donde uno de los escenarios está ambientado en el Golfo de Tonkín. A mi parecer, este enclave muestra de manera muy fiel la orografía original de esa zona del Sudeste asiático. Un aspecto negativo es la cantidad de escenarios disponibles en el juego, tan sólo dos por cada conflicto mencionado, a excepción del ambientado en África que únicamente dispone de uno. La cosa empeora cuando el juego asocia la «generación» de los helicópteros que podemos elegir al marco histórico. Esto evita, por ejemplo, si nos gusta jugar con helicópteros modernos, que podamos jugar en escenarios históricamente antiguos como Vietnam. Aunque esto se ajuste a los hechos históricos, personalmente opino que limita en gran medida el poder disfrutar del juego. El número de escenarios es muy limitado para añadir de esta manera más restricciones adicionales.

El UH-1D «Huey», una auténtica leyenda del conflicto de Vietnam
El impresionante HIND Ruso
Los helicópteros rusos están fuertemente artillados

Por último, en el apartado sonoro el juego me ha sorprendido. La banda sonora dispone de temas propios orientados a cada conflicto. Por ejemplo, en Afganistán, las canciones ofrecen acordes de corte oriental o ruso, propios de las naciones involucradas en el conflicto. Para el conflicto de Vietnam se han elegido temas con base Rock & Roll para trasladarnos a la época de los años 70, cuando esta música estaba en pleno apogeo. El número de pistas no es muy elevado y se repiten con frecuencia, aún así el juego no me ha parecido pesado en este aspecto, aunque podrían haber incluido algún tema más.

El sonido de los helicópteros es un aspecto muy cuidado. Podemos diferenciar algunos únicamente por el sonido de sus palas, como el famoso UH-1 («HUEY») utilizado por EEUU en Vietnam y que hemos visto en tantas películas. En el juego hay una variedad de armamento muy grande, ametralladoras 7,62mm, Gatlings, cañones de 20 y 30 milímetros, cohetes no guiados, lanzagranadas, etc. El sonido de muchos de ellos nos dejará con una sonrisa en la boca cuando apretemos el gatillo, mientras que otros no están tan conseguidos.

Heliborne es un titulo que cualquier aficionado al mundo bélico, en especial al de las aeronaves, debería probar. Dentro de los títulos exclusivamente dedicados al helicóptero resulta una opción recomendable. La cantidad de modelos a desbloquear resulta considerable, compensando (en parte) evidentes carencias como la cortísima campaña o la monotonía de las escaramuzas. La mejor opción, sin duda, es poder jugar con algún amigo repartiendo roles con diferentes tipos de helicóptero. Ponernos a los mandos de helicópteros que van desde los años 50 hasta la actualidad consigue engancharnos para desbloquear todos los modelos. Aunque se estrenó en 2020, el precio en las versiones de consola resulta algo elevado. No obstante, en PC hay buenas ofertas situándolo como un título muy atractivo para los amantes de los juegos de aviones. En especial de los helicópteros.

¡Suscríbete a nuestro canal!

7

Share this post

Maverick

Caballero del Infierno viviendo entre mortales, jugador desde la cuna y amante de todo lo que dispare o se conduzca

8 comments

Add yours
  1. RUBIO 14 septiembre, 2022 at 20:59 Responder

    Cómo se nota que disfrutas con el tema y que controlas sobre el. Heliborne no debería pasar desapercibido por aquellos jugadores que aprecian los juegos de acción aéreos, más concretamente con los de helicópteros. Si durante los 90 disfrutaste con la saga Strike este juego puede devolverte aquellas gratas sensaciones. Ojo al repertorio de helicópteros, un detalle a tener en cuenta junto a ese acertado control, capaz de acercar tanto a jugadores que buscan simulación como aquellos que prefieren experiencias más arcade. El único detalle que me desagrada un poco es justo lo que comentas respecto al sistema de selección de helicópteros, el cual impide jugar con modelos modernos si no encaja dentro del marco histórico.

    Estupendo y exhaustivo análisis, Maverick.

  2. Cejel 19 septiembre, 2022 at 19:09 Responder

    Muy buen reportaje Maverick, como dice Rubio, se nota que pilotas del tema.
    Me ha encantado, lo explicas al detalle y despejando dudas. Me atrae muchísimo este juego, aunque no soy muy dado a los juegos aéreos no descarto darle una oportunidad. Me ha encantado el análisis, con una información exhaustiva.
    Ya verás cuando veamos a Charly, malditas ratas.

    • Maverick 23 septiembre, 2022 at 16:06 Responder

      Gracias Cejel, no dejes que te auste el control, seguro que en un rato le coges el truco y es un juego muy divertido sobre todo si te gustan los Helicópteros.

  3. malevolus 20 septiembre, 2022 at 21:45 Responder

    Estoy jugándolo en PC y estoy pasandolo pipa. Hay que cogerle el tranquillo al control pero es parte de su encanto. Hay un montón de modelos disponibles y está muy bien detallados. La calidad de los escenarios es lo que me saca un poco, demasiado artificiales y sencillos. La review de 10, muy currada Maverick.

    • Maverick 23 septiembre, 2022 at 16:03 Responder

      Gracias Malevolus, me alegro que también estés disfrutando del título. Es cierto que los escenarios son mejorables, aparte podrían ser algo más amplios y sobre todo lo que peor me pareció, su escasez. Sobre todo por el hecho de que no puedas jugar con todos los helicópteros en todos los mapas, eso limita mucho. Jugarlo con amigos tiene que molar.

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.