Análisis Toki

Se ha hecho de rogar. Han pasado 10 años desde que se anunció este remake de Toki ideado originalmente para Xbox Live Arcade de Xbox 360. Después de un largo silencio y un desarrollo demasiado extenso, Microids anunció que el proyecto seguía vivo y que finalmente resucitaría en Nintendo Switch, un tiempo después también lo ha hecho en PS4, Xbox One y PC.

Toki es una de esas recreativas que recuerdas con cariño; el carismático protagonista y el diseño caricaturesco de su mundo, su inolvidable e injusto comienzo, donde un hechicero secuestraba a tu novia e inmediatamente después te convertía en mono cuando acudías en su auxilio, y por supuesto una dificultad legendaria que hacia que esta máquina se alimentara vorazmente con las monedas de tu paga. Sin duda incluía algunos de los tópicos habituales que inspiraban las historias de fantasía de aquellos años; magos malvados, héroes malditos y chica guapa a la que rescatar de su cautiverio.

El clásico de TAD Corporation de 1989 y este su remake sirven para forjar auténticos maestros en el arte de las plataformas y el disparo 2D. Sin cabida alguna para un mínimo error, la clave de Toki es avanzar siempre mediante una exquisita combinación de reflejos y un aprendizaje detallado de las pautas de los enemigos y los ataques especiales del jefe final de cada nivel.

Además de la expresividad de todos los personajes y su genial diseño, otra de las características de Toki es el movimiento de nuestro protagonista, un poco más ralentizado de lo que acostumbramos a ver en títulos de estas características, particularidad que es compensada con la cadencia de fuego que escupe nuestro simio y el uso de power-ups que otorgan cierta ventaja temporal.

Esta versión actualizada mantiene intacta toda esta jugabilidad, es el mismo juego rediseñado con una apariencia gráfica más vistosa y actual pero manteniendo toda su esencia, desde los personajes, hasta los sonidos y melodías originales. Es una experiencia retro severa, divertida y en algunos momentos frustrante por el nivel de perfección que solicita en nuestros movimientos y disparos, algo que puede traducirse en pura adicción o desesperación según el nivel de tolerancia del jugador que esté a los mandos.

Como punto negativo que consigue restarle un poco al final debe destacarse que no incluye extras de ningún tipo, un relanzamiento como este pedía a gritos la inclusión del título original. Es cierto que ofrece para escoger cinco filtros diferentes de apariencia retro para la imagen y un marcador de récords pero no resultan suficientes para la ocasión, teniendo en cuenta además todo el tiempo transcurrido desde su anuncio. También es justo apuntar que en alguna ocasión su nueva paleta de colores puede jugar alguna mala pasada durante las fases de plataformeo, donde por ejemplo es complicado distinguir lava de suelo firme o proyectiles que por su tonalidad se confunden con el fondo, con el resultado fatal que esto conlleva para nuestro querido simio. No obstante, Toki atesora toda la diversión y el reto de antaño, ofreciendo una experiencia altamente recomendable si eres fan de los clásicos.


Toki sirve para forjar auténticos maestros en el arte de las plataformas y el disparo 2D

7

Share this post

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

2 comments

Add yours
  1. Voyevodus 5 septiembre, 2019 at 09:26 Responder

    Tengo ganas de verlo. Le eché un ojo en su día, pero me pareció caro y, como bien dices en tu análisis, no tiene mucho contenido y esta gen está siendo una sangría de pasta con tanto juegazo.

    Por cierto, mañana sale el nuevo Gears… qué recuerdos…

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.