Análisis Resident Evil 2 Remake

La magia del remake

El poder de los videojuegos hace posible que hoy en día podamos revivir a un clásico con todo el poderío tecnológico de nuestros días. Una técnica interesante que tampoco está libre de controversia teniendo en cuenta el impacto que esto puede generar en el jugador. El hecho de presentar un relanzamiento actualizado de un videojuego de culto, como es el caso, en si ya puede contemplarse como una especie de sacrilegio, porque en el fondo, el remake, siempre termina matando un poco a la obra original.

Cuando el recuerdo de la experiencia primaria contrasta con la llegada de su reedición actualizada o una re-imaginación de la misma, puede producirse una incómoda división emocional, un conflicto interior generado por esa férrea fidelidad hacia el clásico frente a la reluciente y en ocasiones traicionera novedad. Sin embargo este sentimiento a menudo termina cediendo paso a una irremediable curiosidad.

Afortunadamente Capcom ya demostró cómo debe hacerse un buen remake con aquella excelente versión para GameCube precisamente de la primera entrega de esta veterana serie. A día de hoy aquel estupendo videojuego de 2002 para la consola de Nintendo sigue considerándose como uno de los mejores remakes que se han realizado hasta la fecha en la historia del videojuego.

Resident Evil 2 Remake es una reinterpretación de esa obra maestra lanzada en 1998 para PSX, un título inolvidable que sirvió para marcar una época, popularizar un género y a la postre convertirse en uno de los videojuegos más influyentes y recordados de los los últimos 20 años. Sin embargo en esta ocasión Capcom no se ha limitado a replicar el videojuego original con un nuevo y poderoso apartado técnico, apuesta por redefinirlo, con un sistema de control adaptado a los nuevos tiempos y remueve incluso su guión para terminar de atraer a los jugadores veteranos. Mantiene esa mezcla calculada de acción, exploración y puzles donde un ambiente de tensión y supervivencia como bandera de su jugabilidad terminan haciendo el resto.

Habiendo citado ya sus principales virtudes, motivos más que suficientes para jugarlo, encontramos otros aspectos que también merecen ser mencionados. Los zombis, de los mejores que he visto en la serie, destacan por su variedad y diseño, aunque también es cierto que resucitan más de lo que dicta el manual de supervivencia zombi. Como añadido hay que destacar que el sistema de impactos sobre sus cuerpos está muy conseguido pero también resulta frustrante el hecho de vaciar un cargador en la cabeza de un no muerto y comprobar como vuelve a levantarse, detalle que atenta directamente contra nuestra escasa reserva de munición y echa por tierra la valiosa creencia de que la cabeza es el punto más vulnerable de un zombi.

Esta nueva entrega es capaz de generar distintas sensaciones, en algunos momentos encontradas. Por ejemplo, resulta una gozada experimentar su nuevo aspecto visual y sonoro, con un doblaje a nuestro idioma propio de una superproducción en contraste con el estilo Serie B del juego original de 1998, así como volver a visitar algunas de sus localizaciones más famosas completamente rediseñadas. Por otro lado, el jugador veterano es posible que en algunos momentos experimente una sensación un poco más vacía, ciertas situaciones no están tan conseguidas y la ausencia de algunos momentos memorables debido a la nueva dirección de su guión provocan que la intensidad descienda algunas cotas. Una sensación de que todo parece un poco más sencillo o resumido junto a una escasa duración pueden contribuir también a que sigamos manteniéndonos fiel al original.

Resident Evil 2 Remake rinde homenaje a uno de los mejores survival horror que se han realizado, mantiene su esencia y sabe adaptarla a los tiempos actuales brindando la ocasión de revivir su experiencia al mismo tiempo que concede a las nuevas generaciones la oportunidad de descubrirla. Sin duda, estos últimos, aquellos que se adentran por primera vez en esta aventura sabiendo apreciar la fórmula survival, serán quienes más lo disfruten pues esta reinterpretación mejora algunos aspectos pero también decepciona en algunos momentos donde no se encuentra a la altura de la obra original.


Resident Evil 2 Remake rinde homenaje a uno de los mejores survival horror


9

Share this post

COBRA

Me gustan los videojuegos que tienen una buena historia que contar. Soy un jugador de acción, adoro los disparos y las explosiones. Si tienes problemas ¡vuélalos por los aires!

2 comments

Add yours
  1. Voyevodus 7 marzo, 2019 at 21:48 Responder

    Buen análisis.
    Muy cierto todo lo que se comenta. Me encantó, sin ponerlo al nivel del original. Lo que pasa es que yo fui gilipollas, pequé y jugué en normal, guardando como un gorrino. Si hubiera jugado guardando como antaño igual hubiera creado un vínculo distinto con el juego. Pero para mí se trata de un juegazo, un poco corto, y un poco repetitivo si quieres alargarlo, pero un juegazo.
    Por cierto, mañana Devil May Cry 5…

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.