Análisis Metro: Exodus

Próxima estación…

Fue durante la pasada generación, durante una fría noche de invierno, cuando descubrí Metro: 2033 casi de pasada, aprovechando una oferta para su descarga digital a cambio de una cantidad prácticamente irrisoria. Desde sus primeros compases consiguió cautivarme con su peculiar estilo; un first person shooter exigente y asfixiante con una potente capacidad inmersiva, capaz de mezclar en su jugabilidad supervivencia, sigilo, gestión de recursos, terror y una fuerte personalidad soviética donde a menudo resuenan los macabros ecos de Chernóbil.

Posteriormente, al inicio del ciclo de vida de PS4 y Xbox One, las versiones Redux de Metro: 2033 y Metro: Last Light junto a las novelas de Dmitry Glukhovsky en las que se basan estos videojuegos, sirvieron para que pudiera apreciar aún más la obra de los ucranianos de 4A Games y el universo Metro; su marco post-apocalíptico, las mecánicas de juego, el uso de sus originales e imprecisas armas artesanales y unos gadgets que enriquecen la jugabilidad marcando la diferencia dentro de un género tan amplio como es el de los shooters en primera persona.

Este nuevo capítulo consigue sacarnos a regañadientes de los oscuros túneles de la red de metro de Moscú, el hogar de nuestro protagonista Artyom, emprendiendo un viaje a través de la madre Rusia mientras exploramos entornos muy diferentes durante las cuatro estaciones del año. Metro Exodus se presenta en esta ocasión como un videojuego mucho más luminoso, colorido y abierto respecto a sus anteriores entregas. Sus creadores han querido ser más ambiciosos en lo que a libertad y espacio se refiere, incluso han dotado al juego con un interesante ciclo día/noche que afecta directamente a la actividad de los distintos enemigos que encontramos, introduciendo de este modo otro elemento estratégico en las mecánicas de combate de la serie.

El contraste de Metro Exodus

Esta nueva característica puede contemplarse tal vez como la evidente evolución que debía desarrollar la serie después de dos entregas, o quizá también pueda interpretarse como un intento de aproximación al modelo actual de superproducción sandbox. Lo cierto es que detrás de esa apariencia de mundo abierto realmente se descubre una personalidad más lineal y guiada, recordando en algunos momentos al estilo de los escenarios del gran Half Life 2. Este tipo de mapa semi-abierto no es malo, de hecho es necesario que siga existiendo en los videojuegos pero sí es cierto que en el caso de Metro Exodus podría haberse sacado más partido, al igual que sus misiones secundarias que podrían haber dado mucho más de si.

Es justo destacar que el diseño artístico de los nuevos escenarios es bueno, sin embargo consiguen transmitir sensaciones más cercanas a un Far Cry o a un Fallout que a Metro y en algunos momentos este contraste hace que se distorsione un poco la identidad de la saga. Encontrar tu marca personal, saber mantenerla y potenciarla para así poder distinguirte del resto es fundamental. Afortunadamente se han mantenido intactas sus mecánicas, las terroríficas criaturas mutantes y esa capacidad para hacernos sentir que estamos sobreviviendo en un escenario hostil, donde la exploración y la búsqueda de recursos junto a la gestión del equipo, y ahora también su mantenimiento, requieren nuestra atención en mitad de la acción y los disparos.

Llegados a este punto es cuando debo decir que esta vez 4A Games ha tenido un resbalón porque a nivel de recursos y valores de producción se ha buscado introducir una faceta que en su caso no era del todo necesaria, secundaria más bien, y lo que es peor; después han terminado lanzando un videojuego mal optimizado. Los ucranianos deberían haber asegurado el tiro, haber pulido y potenciado todo aquello que saben hacer bien para hacerlo mucho mejor y después… ya veríamos, porque dentro de las virtudes de la saga Metro siempre ha existido un margen de mejora evidente.

Prioritario tendría que haber sido dedicar más tiempo y recursos para renovar una I.A. demasiado artificial que muestra comportamientos de la prehistoria, pulir animaciones, mejorar mecánicas de sigilo y control, limar esos tirones de imagen junto a los fallos de sonido y corregir una gran cantidad de bugs que van desde la desaparición de elementos en el equipo hasta la obligación de reiniciar un capítulo debido a que no podemos avanzar en un punto de la historia porque hemos quedado atrapados sin explicación dentro de un vehículo. Todo esto, sin contar unos tiempos de carga excesivos para un videojuego de unas características normales como es Metro Exodus, puede afectar un poco la capacidad de inmersión y finalmente a la experiencia.

En multitud de medios puede leerse que esta es la mejor entrega de la serie pero yo digo que se equivocan y desde mi humilde opinión debo decir que está por debajo de sus dos primeros capítulos Redux, tanto en sensaciones Metro como en acabado. Es un buen videojuego de acción y supervivencia que debería haber sido más continuísta en su estilo mejorando todo aquello que podía mejorarse y que a día de hoy sigue sin pulirse. El «brillo» de los nuevos escenarios está muy bien, sobre todo esos amaneceres en el desierto, pero al final los mejores momentos del juego volvemos a encontrarlos donde siempre; en los angostos y oscuros túneles, cuando te adentras en el interior de un edificio con la linterna para buscar recursos, controlando el filtro de aire de tu máscara anti-gas con tres balas contadas en tu cargador. Durante esos asfixiantes recorridos a través de unos escenarios guiados pero con muchos recovecos donde el peligro acecha de varias formas, en esos momentos más personales donde la soledad y la exploración son testigos de un ritmo siempre a un paso entre la vida y la muerte. Justo ahí es donde reside el climax de la experiencia Metro.

En algunos momentos Metro Exodus es como si quisiera escapar, apuntar maneras para imitar a los más populares del género, flirtear con esa reluciente y peliculera libertad de la que presumen, pero para todo eso ya existen precisamente otros, a Metro no le hace falta luminosidad ni espacios amplios o bonitos, tampoco líneas de diálogo insulsas, simplemente tiene que seguir siendo lo que es: oscuro, claustrofóbico y muy metódico.


Metro no necesita luminosidad ni espacios amplios, al final los mejores momentos volvemos a encontrarlos donde siempre; en los angostos y oscuros túneles

7

Share this post

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

11 comments

Add yours
  1. MrGrimm 26 marzo, 2019 at 12:07 Responder

    Muy buen análisis y sincero, la industria de los videojuegos ya no es lo que era. Ahora todo esta enfocado en verse gráficamente perfecto para atraer las miradas de los youtubers y jugadores casuales descuidando a los verdaderos jugadores «vieja guardia» que sólo queremos lo mismo de siempre pero mejor implementado, un ejemplo que se me ocurre a la ligera es lo del MGSV porque demonios quitaron el índice de camuflaje y la barra de stamina cuando eso es sin duda es de las mejores cosas de los MGS.
    Yo jugué los Metro redux gracias a tu consejo y no me arrepiento vaya sustos buenos los que pase.

    • RUBIO 26 marzo, 2019 at 18:51 Responder

      Hola MrGrimm, me alegra mucho leerte de nuevo por aquí, hacía tiempo que no comentábamos.

      No podías haberlo expresado mejor “sólo queremos lo mismo de siempre pero mejor implementado” Hace falta menos acabado visual apabullante y mucho más enriquecimiento jugable en forma de mecánicas de control más profundas y elaboradas, IA’s más complejas y por supuesto seguir innovando con mejores y nuevas historias.
      El ejemplo de MGSV es ideal. Hubiera sido mucho mejor juego si hubieran trasladado las mecánicas de la mejor entrega de la serie, Snake Eater, pero resultó ser otro de esos casos «inexplicables» donde se desperdicia la oportunidad de hacer un mejor juego para los jugadores para conseguir un mejor beneficio. Es la cara negativa desde que el videojuego se ha convertido en un potente negocio.

  2. Leonardo Muñoz 28 marzo, 2019 at 15:34 Responder

    Amigo muy buen análisis, recientemente compre este juego y estoy fascinado con él, lamentablemente casi no puedo jugar como quisiera (ocho horas al día) por mi trabajo, pero bueno espero encontrar tiempo en algún momento para jugar y jugar jajaja. Como tu dices los mejores momentos de este juego son los espacios más reducidos que es como originalmente comenzó la saga dando un poco de terror mientras se avanzaba 🙂

  3. Voyevodus 30 marzo, 2019 at 09:24 Responder

    Qué decepción. Y no porque sea un mal juego, sino porque debió haber sido mucho mejor. Me esperaba más. Le tenía muchas ganas y a la que fui leyendo análisis y opiniones se me fue desinflando. Y ahora, tras leer la review del señor Rubio, pues lo tengo claro: no está a la altura de los dos anteriores, y parece ser que por bastante.
    Lo jugaré, pero no sé cuándo. Tengo unos cuantos juegos en recámara que tienen más prioridad: Astro Bot, Monsterboy, Red Dead, AC Odyssey, Brothers a Tale of two Sons, Sekiro, y aún me tengo que sacar 17 misiones del DMC5 con rango S en Dante Debe Morir (los rangos S en Doble Infierno, como que de momento los voy a dejar). Ah!, y el Days Gone a la vuelta de la esquina: juego que al principio no me llamaba demasiado pero al que he ido teniendo cada vez más y más ganas…

    • RUBIO 3 abril, 2019 at 20:10 Responder

      Tengo ganas de que pruebes este Metro Exodus, Voyevodus. A ver si coincidimos, sin entrar en lo técnico, solamente en las sensaciones que te genera

  4. malevolus 30 marzo, 2019 at 10:35 Responder

    2033 y Last Light me gustaron mucho pero mira tu por donde tenía un mal palpito con Exodus y así ha sido. Lo q no termino de comprnder son esas notazas q ha recibido, ya no por los escenarios que estan bien pero resultan un poco vacios, es porque el juego esta roto, con bastantes bugs vaya. Con todo el tiempo que han tenido… han tenido que darse cuenta por narices q el juego no estaba bien optimizado, se han ahorrado los testers

  5. Chovi 3 abril, 2019 at 12:24 Responder

    Hola Señores, jejeje cuanto tiempo!! Un placer volveros a saludar y visitar el estupendo blog del señor Rubio. Para mí Metro Exodus es muy superior a Metro Light Light sobre todo en historia y narrativa, y casi está a la altura de Metro 2033 que para mí, es el mejor, por ambientación, y tal vez, porque fue el primero y eso siempre sorprende. Este Metro Exodus mezcla con mucho acierto cositas de ambos títulos anteriores y lo lleva a un nivel superior, lo lleva a un mundo más abierto que tiene cosas muy buenas, como las anomalias, tormentas de arena (que son una pasada)…. y otras que no se han llevado con demasiado acierto como pueden ser los vehículos, por poner un ejemplo.
    En cuanto a los bugs que tiene el juego estoy bastante de acuerdo, fue una mala idea adelantar el juego para su lanzamiento y no intentar pulir un poco más esos pequeños fallos, sobre todo con el tema de los disparos y sus físicas de impactos, IA de los enemigos… entre otros. En lineas generales y por no extenderme mucho más, creo que Metro Exodus lleva muy bien diferenciado el tipo de juego que es, quiero decir, no puedes esperar un shooter, tipo Doom, porque no lo es, y ni mucho menos lo pretende.
    También estoy de acuerdo que las fases en sitios cerrados es donde el título se siente mejor, y donde más se disfruta, es una pena que no haya más fases de estas. Para mi personalmente es un juego que he disfrutado mucho y me ha gustado bastante, pero esto es simplemente cuestión de gustos, ya sabéis, como los culos, cada uno tiene el suyo!! Un abrazo Rubio y un placer volver a saludarte.

    • RUBIO 3 abril, 2019 at 20:48 Responder

      Me alegra mucho tenerte por aquí Chovi

      En el fondo coincido bastante contigo, me parece muy bien que pretenda innovar, que apueste por mirar un poco más alto potenciando aspectos como la narrativa, introducir escenarios amplios con un poco más de posibilidades pero siempre sin olvidar o dejar a un lado lo que significa Metro, es decir esas sensaciones que lo hacen único, que lo diferencian y aquello por lo que lo escogemos en vez de un Doom, un CoD o un Far Cry. Pero lo que no tiene perdón de Dios es lanzar un juego mal depurado y con bugs para sacarlo antes por pura estrategia comercial o por el motivo que sea. Algunos bugs afectan a la jugabilidad y otros son graves hasta el punto de no dejarte avanzar en la partida (me ocurrió en la fase final y no mola nada). No es una cuestión de gustos Chovi, al menos no es lo que he pretendido transmitir con mi análisis de primeras, aunque sigo manteniendo que personalmente me quedo con 2033 y Last Light, además en ese orden. Las sensaciones claustrofóbicas, ese ambiente oscuro y survival me parece que están mucho más marcadas en las dos primeras entregas. Al final lo que define a esta saga.

      Un placer tenerte de vuelta Chovi, un abrazo

      • Chovi 4 abril, 2019 at 09:09 Responder

        Por lo que comentas Rubio, entiendo que has jugado a la versión de Ps4, que al parecer ha sido la más afectada por la falta de optimización. La versión de PC que es la que yo he jugado y analizado en akihabara tiene algún que otro bugs claro, pero puede disfrutarse de principio a fin. De todas formas, como te comenté le ha faltado algo de tiempo en su desarrollo, y ha sido un error grave, por parte el querer adelantar la salida del juego. Aún así, la cantidad de detalles y sobre todo la parte final me parece brutal y una maravilla visual digna de mención.
        Saludos amigo.

        • RUBIO 4 abril, 2019 at 22:44 Responder

          Eso es cierto, dicen que la versión para PC está mejor optimizada. Me parece un buen juego Chovi pero me da un poco de rabia que no lo hayan pulido como se merecía, y ya si me apuras no entro en estos fallos que comentamos, sino en los de siempre, donde sigue cojeando la serie después de tres entregas, ese margen de mejora donde bien caben las animaciones de los personajes, la IA de los enemigos (sobre todo los humanos) las mecánicas de sigilo, etc

Post a new comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.