Alone in the Dark

Alone in the Dark, considerado el abuelo del Survival Horror, posiblemente sea una de las primeras experiencias con un videojuego de terror que tuvieron muchos jugadores de PC en occidente durante los años noventa.  

Este título de Infogrames introdujo ciertas características que fueron posteriormente implementadas en otros videojuegos de enorme éxito como Resident Evil o Silent Hill. Encontrar objetos ocultos, portarlos en un inventario limitado, la resolución de enigmas, la exploración bajo el acoso de enemigos sobrenaturales, la escasa munición, todo ello está presente en la primera aventura del investigador Edward Carnby. Al combinar elementos de las aventuras gráficas con un combate torpe en el tradicional escenario de la mansión maldita, la compañía francesa dio paso a un estilo de juego diferente, aunque reconocible.

Al comenzar el juego, tenemos que elegir si emprender nuestra investigación con Carnby o Emily Hartwood, sobrina del fallecido Jeremy, último propietario conocido de la mansión Derceto donde se desarrollan los macabros acontecimientos del título. Las diferencias entre ambos no añaden mucho, pero se agradece la opción a la hora de volver a jugar.

Ante todo, Alone in the Dark es una aventura de terror aliñada con los monstruos típicos de una fiesta de Halloween. Combatir contra hombres lobo, zombis y fantasmas a puñetazos y patadas, no parece muy adecuado al tema. Sin embargo, el combate es algo secundario y las criaturas se utilizan únicamente para agobiar al jugador, pues el miedo se genera a través de una narrativa que desvelamos poco a poco. Los libros, notas y diarios que encontramos esparcidos por la mansión nos cuentan las desventuras de los antiguos propietarios con un estilo propio de Lovecraft. Cabe destacar las voces que interpretan los textos, pues están bastante conseguidas con diferentes acentos y entonaciones que consiguen sumergirnos en la historia.

El mayor punto negativo, desde mi punto de vista, sería el control del personaje puesto que entorpece el ritmo del juego. No es solo el movimiento de tipo tanque, al que uno se acostumbra rápidamente, sino la manera de realizar las diferentes acciones, pues para luchar, buscar, o empujar, tenemos que acceder primero al menú del inventario y seleccionar la opción deseada. Hubiera sido mucho más accesible y dinámico si dispusiéramos de teclas rápidas de acceso, una omisión criticable incluso para la época.

Alone in the Dark

Otro aspecto importante y que quizá no agrade en la actualidad se encuentra en la organización de los objetos de nuestro inventario, nada se descarta automáticamente y podemos deshacernos o perder elementos clave, lo que nos impide continuar o incluso terminar el juego. Además, las muertes instantáneas por trampas o imprevistos traicioneros son constantes, pero es un juego corto y se trata de resolver el misterio de la mansión como si de un rompecabezas se tratase.

Con todos los videojuegos disponibles hoy en día, se hace difícil recomendar Alone in the Dark, sin embargo, para aquellos interesados en la arqueología del videojuego y en especial de aquellos títulos pioneros del horror, este título es un clásico ineludible y altamente disfrutable.

¡Suscríbete a nuestro canal!

Etiquetas terror

Compartir esta publicacion

Belmont

Me gustaría cuidar de una ermita, dedicarme a la lectura, escribir con frecuencia y disfrutar del juego.

Comentarios sobre 7

Agrega el tuyo
  1. RUBIO 28 septiembre, 2021 am 30 08: 212021 Responder

    Está muy bien recordar cada cierto tiempo videojuegos concretos, como en este caso Alone in the Dark. De esta forma recuperamos la fórmula pionera que sirvió como semilla para el éxito de grandes videojuegos y sagas famosas como RE y Silent Hill, y otros muchos títulos alimentados por la estela marcada por ellas, con mayor o menor acierto. Sin duda, como bien dices, un título recomendable sobre todo para aquellos interesados en la arqueología del videojuego

    Gracias por artículos como este, Belmont.

  2. malevolus 29 septiembre, 2021 pm 30 12: 212021 Responder

    En su día imponía pero ha envejecido mal y los combates son horribles. Los personajes idem pero tienen su gracia XD. Sin embargo no hay que restar mérito a uno de los juegos que dieron forma al género.

  3. Ruryk Z 29 septiembre, 2021 pm 30 20: 212021 Responder

    ¡Trayendo siempre juegazos del baúl retro, Belmont! Y siempre queremos más 😀
    Lo reconozco, no he jugado a este juego pero sí leído sobre él y le debemos mucho. Sobre todo los apasionados de Resident Evil entre los que estoy.
    En aquel momento generar miedo a través de una música, una narrativa o un enemigo al fondo era algo muy nuevo en un videojuego. Y lo hizo tan bien este AitD que todos siguieron su estela.
    Ojalá volviera pero sin perder sus bazas: la cámara fija y los movimientos tipo tanque.
    Más juegos clásicos de terror y menos hombres lobo zombis en primera persona XD

  4. Maverick 7 octubre, 2021 pm 31 20: 212021 Responder

    He recordado al ver las imágenes que en algun momento de mi infancia jugué a este juego, probablemente en casa de mi colega que tenía PC para moverlo. La verdad que el control era bastante horrible para los combates pero los comienzos de algunos estilos de juego nuevos como el survival horror partieron de este juego. Recordáis la película? Fue malisima también.

  5. Voyevodus 19 octubre, 2021 pm 31 19: 212021 Responder

    Juego que hay que jugar. Y que debía tener una reseña y aquí está, haciéndole justicia.

    No sé hasta qué punto influyó en Resident Evil, pues Mikami lo concibió como un remake de Sweet Home por encargo del propio creador, con su mansión, su gestión de objetos, sus puzles, sus puertas…

    Pero ALone in the Dark es, como bien reza el texto, el abuelo del género. Uno de ellos. El otro es Sweet Home.

Publica un nuevo comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

es_ES