Yo jugué a… Super Castlevania IV

Super Castlevania IV

Super Castlevania IV (Konami 1991)
    • Año: 1991
    • Plataformas: Super Nintendo
    • Desarrolladora: Konami
    • Crítica: Juego del año en Estados Unidos

 

 

The Vampire Killer

Hay cosas que nunca cambian, como nacer, crecer y morir. El paso de las estaciones, el día y la noche, la llegada un año más de la Navidad y por supuesto que cada cien años, aproximadamente, el Conde Drácula resucite con el objetivo de sumir al mundo en las tinieblas, simpática y respetable labor que la familia Belmont siempre debe echar al traste a golpe y chasquido de poderoso látigo.

Drácula y sus otros colegas chupa-sangre de mas baja alcurnia siguen gozando de un gran protagonismo en la actualidad. Todo aquello que tiene que ver con vampiros parece ser una de esas modas que siempre están ahí para contentar. Sin duda la obra literaria de Bram Stoker es un clásico atemporal y esta saga se nutre, en parte, de esa inmortalidad gracias a su personaje y a todos los elementos que completan su universo repleto de mitos.

La primera toma de contacto que tuve con esta veterana saga de Konami fue con Castlevania: The Adventure para GameBoy (1989) Aquellas primeras partidas con ese pequeño cartucho gris sirvieron para contagiarme con su encanto medieval y transilvanesco. Realmente, su propuesta no distaba demasiado de otros plataformas del momento, desplazamiento lateral en 2D con saltos ajustados, pequeñas recompensas en forma de monedas o gemas, enemigos que esquivar o matar y el clásico jefe final de cada fase. Castlevania en cambio, transmitía un irresistible encanto fúnebre y sombrío, el protagonista empleaba un látigo para destruir a los enemigos, hacía uso de candelabros en vez de golpear bloques para conseguir sus recompensas, avanzábamos a través de camposantos, había esqueletos, crucifijos y dejábamos atrás fantasmagóricas siluetas mientras atravesábamos siniestras salas. Y por supuesto estaba Drácula. La omnipresente sensación de que estaría esperándonos en algún lugar de su castillo, servía para que casi pudiéramos sentir su presencia detrás de nosotros mientras nos adentrábamos en su oscura y peligrosa morada. El castillo, sin duda, es otro gran protagonista y el gran enemigo del jugador.

Castlevania The Adventure

Últimamente pienso demasiado en los videojuegos que jugué y aquellos que no llegué a probar, a menudo recuerdo aquellos que me gustaron y cada vez doy menos importancia a los que anuncian. Es por ello que hace poco decidí ponerme a jugar y completar Super Castlevania IV, un afamado título con el que ahora podemos volver a reencontrarnos gracias a la eShop de Wii U.

La que fuera la primera entrega de la serie para El Cerebro de la Bestia es para muchos y para los más entendidos, una obra maestra del género y una de los mejores videojuegos de la serie. Puede resultar extraño que uno de los primeros títulos de una consola termine convirtiéndose en uno de los más importantes de su catálogo, pero Super Nintendo era una videoconsola que rápidamente nos acostumbró a eso y a otras muchas cosas buenas.

Obviamente el juego ha envejecido, sin embargo hablamos de una versión mejorada de las entregas anteriores que abrazaba las posibilidades técnicas que en su día ofrecía SNES, brindando uno de lo videojuegos más destacables en 16 bits, con unos gráficos detallados, escenarios trabajados y unos personajes en pantalla dotados con unos sprites que se esfuerzan minuciosamente en plasmar grandes detalles, originalidad y unas animaciones que a día de hoy consiguen sorprender y divertir. Y es que dicen que quien tuvo, retuvo.

Super Castlevania IV sigue siendo una pequeña obra de arte a nivel visual y jugable, un juego de acción y plataformas aún disfrutable y accesible hoy en día. Todavía consigue cautivar con sus bonitos y coloridos escenarios, nos deleita con unos sonidos y una banda sonora que completan uno de los puntos más destacables del juego. Una calidad sonora, dicen, por encima de todo lo que se había escuchado antes en otros videojuegos. Termino de escribir estas líneas con algunas de estas canciones resonando en mi cabeza. Conocía la reputación de la banda sonora de este juego y ahora entiendo la gran estima que muchos jugadores sentían hacia este apartado, algo que todavía hoy puede apreciarse perfectamente.

Super Castlevania IV

Sorprenden pequeños pero geniales detalles como el movimiento del látigo de Simon Belmont en 8 direcciones distintas, las salpicaduras del agua cuando el protagonista pasa por debajo de una cascada o esas calaveras incrustadas en la pared que siguen nuestros movimientos. Y por supuesto, la utilización de una de las capacidades más sorprendentes de su plataforma original para crear efectos visuales llamativos y niveles con perspectivas imposibles de generar para una consola en aquellos años.

Gracias al diseño de algunas pantalla o niveles, Super Castlevania IV nos descubre orgulloso que fue uno de los videojuegos que se aprovecharon de aquel famoso MODO 7, un sistema de procesamiento gráfico desarrollado por Nintendo del que se beneficiaron otros títulos más que notables como F-Zero, Super Probotector, Super Mario Kart, Turtles in Time, Pilotwings o Secret of Mana. Dicho sistema, aplicable únicamente en los fondos, hacia posible que una textura plana fuese rotada o escalada consiguiendo de este modo un efecto de profundidad, incluso de tridimensionalidad en una perspectiva bidimensional. Esto permitía mostrar unos efectos gráficos hasta entonces desconocidos. Su nombre viene debido a los modos gráficos que posee Super Nintendo, numerados sucesivamente de 0 a 7, este último, conocido con este famoso nombre, era el encargado de rotar y escalar una capa en el fondo produciendo esa perspectiva y esos efectos que tanto asombro provocaban aquellos años.

Esta entrega también es recordada por la variedad de situaciones que ofrecía y su conseguido ambiente, el diseño de sus jefes finales, las armas secundarias y la posibilidad de utilizar el látigo, mejorable, para enrollarlo en un punto concreto y balancearnos para alcanzar esa plataforma imposible.

Super Castlevania IV

A relucir sale uno de sus pocos aspectos negativos, una ralentización que experimentamos a menudo cuando golpeamos a los enemigos pero su esencia sigue siendo la de siempre, la de un buen arcade de toda la vida. Disfrutarlo en la pantalla del GamePad de Wii U es un auténtico lujo, experiencia que por supuesto no es comparable al encanto de revivirlo en su plataforma original. Sin embargo disfrutamos y rescatamos todas esas pequeñas grandes cosas difíciles de encontrar hoy en día. El control ajustado, el contador de tiempo en cada nivel, el arte de las plataformas y esa manía de la aplastar la cruceta en la dirección del salto. El cálculo milimétrico para evitar el peligro preservando nuestra siempre preciada y frágil salud, esa habilidad tanta veces ensayada a fuerza de morir una y otra vez, la pericia para alcanzar con nuestro látigo a ese enemigo con su incesante y siempre amenazador movimiento.

Ponerse a disfrutar hoy en día de un clásico como este puede aportar muchas cosas. La primera de ellas obviamente es revivir una etapa gloriosa del videojuego mientras sientes como la nostalgia va inundándote poco a poco de recuerdos. En mi caso además, saldar una deuda con uno de los videojuegos más importantes de la época 16 bits. Regocijarte en los principios de una saga o de un género mientras piensas “cómo han cambiado las cosas y cómo disfrutaba por aquel entonces” a través de uno de los muchos videojuegos que dejaron huella y que con su aporte han ido construyendo esa otra “Historia” que solamente conocemos los jugadores.

Sirve para recordar de dónde vienen ciertas cosas, los orígenes, las tablas y las bases que establecieron algunos de estos juegos, algunos de ellos no han vuelto a ser superados a pesar del gran avance técnico. También nos recuerdan y nos devuelven a una época con sus propias y en muchas ocasiones, estrictas, normas de juego, las cuales debíamos conocer y dominar a la perfección para poder ganar. Un nivel de habilidad legendario prácticamente extinguido hoy en día. Algunos de estos clásicos que nunca mueren, nos recuerdan a pesar de su anticuada pero al mismo tiempo bella apariencia, una regla de oro. Una norma que nunca debería perderse u olvidarse. Por encima de la apariencia gráfica siempre deben predominar la diversión, un buen nivel de adicción y una gran jugabilidad.

Años después seguirían llegando más “Castlevanias” una y otra vez Drácula volvería a resucitar para llenar el mundo de oscuridad, poblándolo con su ejército de seres de ultratumba y criaturas mitológicas. Sin embargo, algunos son de la opinión de que Konami nunca ha podido volver a igualar este videojuego, el encargado de atesorar y plasmar de la mejor manera todas las virtudes y el carácter de una de las sagas más veteranas del videojuego.

Castlevania, el linaje de Belmont

Etiquetas Konami

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

9 comentarios

Comentar
  1. Voyevodus 13 de Diciembre de 2013 a las 22:55 Responder

    Muy buena reseña Rubio.

    Coincido en casi todo, tremendo juego, uno de los que mejor han padecido el paso de los años. Lo mejor, y hablamos de un juego sobresaliente en cada uno de sus apartados, la música. Impresionante.

    Pero discrepo absolutamente con aquellos que dices que consideran que este remake (porque no deja de ser un remake del Castlevania original de NES) supuso la cima de la saga, que no se superó. Fue precisamente después de este juego cuando Castlevania nos dio sus dos mejores títulos: Rondo of Blood y, sobre todo, Symphony of the Night, que diría que es considerado por casi todo el mundo como el mejor.

    Y es que esta saga tiene juegos inolvidables, pero también unas pocas porquerías. No ha sido hasta Lords of Shadow cuando Castelavia ha parido una obra en 3D a la altura de los mejores de la franquicia. Y siendo un juegazo, y moderno, sigue quedándose atrás de los SOTN, ROB, Castlevania III, o este Super Castlevania IV. Lástima que la gran mayoría de la gente que sustenta ya los ingresos de las compañías de videojuegos no piensen como tú o como yo. Unos buenos gráficos solo deben exigirse en un formato: en películas de animación. Esto son juegos. Poco importa que sean píxeles o HD aquello que les da vida. Pocos son los creativos que piensan: “quiero hacer esto. A ver cómo lo hago para parir mi criatura con la tecnología que tengo. “. Hace ya demasiado que casi todos piensan: “Tengo esta bestia tecnológica. A ver qué puedo hacer con esto.” y lo que suele hacerse (salvo, y cada vez menos, rarísimas excepciones) es un clon de otro juego, con argumentos visuales incontestables, con una música de película, con un sonido de escándalo, con mil modos de juego… y mierda en las tripas.

    A ritmo de wicked child concluyo diciendo a los cuatro vientos: LARGA VIDA A CASTLEVANIA, A DRÁCULA Y AL CLAN BELMONT.

    Abrazo.

  2. RUBIO 16 de Diciembre de 2013 a las 10:33 Responder

    Tremendo y efectivamente, uno de los juegos que mejor han padecido el paso de los años.
    Siempre había escuchado y leido por ahí que este es el Castlevania que más gustó y el que más huella dejó en los jugadores. Me gustaría probar el SOTN que ese también lo tengo pendiente y si dices que es mejor, seguramente tengas razón. Tengo que ponerme al día con esta saga.

    Un saludo

  3. BladeRunner 19 de Diciembre de 2013 a las 02:12 Responder

    Como habras disfrutado al rememorar este Castlevania, Rubio !! Ya te dije que me pareció en su dia un juego muy dificil, no lo llegué a terminar ufff…

    Discrepo con Voyevodus en lo referente a Lord of Shadow, y es que creo que perdieron una oportunidad de oro para honrar a la franquicia. Me parece un juego soso, con un protagonista con carisma cero, y con unas cinematicas que lo unico que hacen es cortar el poco ritmo que tiene el juego. Pero es algo personal con ese juego no me hagais mucho caso. Lo honroso para nosotros que es español y se agradece el esfuerzo.
    Rubio dices que no has probado el SOTN ?? Tal vez voy a decir una frikada, pero ese juego…uff ese juego… es una maravilla. Deberias probarlo pronto. Está en mi Top 3 de los mejores juegos que he jugado en mi vida. Lo pondria en mi Top 1 si no fuese por algun Zelda, por ICO y por Shadow of the Colossus, y es una lucha eterna la que tengo con mi juego favorito. SOTN es mágico tio, y no se parece a ningun otro Castlevania aunque lo hayan intentado. Esa mezcla de rol, plataformas, rpg y lo que quieras es la leche. Solo te digo una cosa… Alucard de SOTN se mea en la cara de cualquier Belmont de cualquier Castlevania 🙂
    Está jodida la cosa pero si pudieras probar la version de Saturn de este juego ya alucinabas. Musicón mitico…
    Saludosss.

  4. BladeRunner 19 de Diciembre de 2013 a las 02:17 Responder

    Por cierto que se me olvidó decir que el autentico Castlevania de esta generacion fue el Batman Arkham Asylum. Si…suena raro, lo se, pero ese es el Castlevania que tenian que haber hecho. Me recuerda mucho, muchisimo en el diseño al SOTN pero claro, esta vez en 3D.

    Rubio ya estas corriendo a probar el SOTN jaja, no te arrepentirás, su experiencia te acompañará en el recuerdo toda tu vida de jugón ya lo verás.

  5. Voyevodus 11 de Febrero de 2014 a las 22:38 Responder

    Blade, los Castlevania han tenido muchas virtudes, pero ritmo no ha tenido jamás ninguno, así que no puede achacarle a LOS que sus cinemáticas provoquen arritmias de ningún tipo.
    No se puede calcar un Castlevania como los de antaño, ni ha resultado fácil para nadie trasladar la franquicia a las 3 dimensiones. En la generación PS2 tuvieron lugar loables intentos de resucitar a los Belmont del descalabro supino que supuso el Castlevania 64. Se trató de títulos más comprometidos con el espíritu original de la saga, pero que quedaron a años luz de cualquier aventura de acción o título en tercera persona de desarrollo variado que comprenda varios géneros o subgénero como fueron los GOW, Ninja Gaiden, DMC 1 y 3, o los Zeldas de GC, por ejemplo.
    La proliferación de los hack & slash y aventuras en la generación PS2 hicieron viable que estudios pequeños se decantaran por obras de este tipo. Un hack & slash de desarrollo íntegro español fue descubierto en una feria por Kojima, quien no dudó en alentar al estudio español responsable (Mercury Steam) en convertirlo en un Castlevania y a Konami para que les financiara el proyecto. Y nació un Castlevania que, por supuesto y como muchas veces digo, es un hijo de su tiempo, y ese tiempo es más propenso para hacer algo a la altura de la calidad que se exige a esta saga, aunque haya que sacrificar elementos ancestrales de su alma para ello.
    LOS, para quienes no lo prueben, puede parecer un hack & slash con título legendario nada más… pero dista, y mucho, al igual que le sucede al primer Darksders, de ser precisamente eso. Es una aventura total y variada, que toca muchos palos sin llegar a despuntar en ninguno (jugablemente hablando, pues su BSO es de las mejores de la generación creo que sin ninguna duda), y que logra desmarcarse de obras similares que colapsan el mercado. Es una aventura con identidad propia, muy larga, equilibrada, con un final brillante y con valores de producción todo lo dignos que se viene mereciendo una franquicia de este calibre.
    Sobre el protagonista… el tema del carisma es altamente subjetivo. A mí sí me gustó Gabriel. Sin dar muchos detalles para no destripar el juego a Rubio Miyami que se lo está pasando, a mí me pareció tremenda la catarsis del contemplar su evolución como personaje y como hombre, con su clímax al final, como digo.
    Estuve casi a punto de colar pillándome las dos expansiones que salieron…
    Abrazos!!!

  6. BladeRunner 14 de Febrero de 2014 a las 17:02 Responder

    Voyevodus, estoy de acuerdo contigo en que como juego, malo no es. Pero que genero de juego es? La primera impresion que da es que es una copia de God of War con elementos vampiricos y demas seres mitologicos con toques de otros generos, y creo que ese es su problema.
    Ya lo he comentado antes, pero Batman Akham Asylum es un Symphony of the Night en 3D. Y Darksiders es un Zelda a su manera. Por que no hicieron algo asi con LOS?? De verdad crees que LOS tiene personalidad propia? Si pretende ser un hack n Slash no lo acaba de haer bien, porque tiene graves bajones de ritmo.

    Kratos tiene una gran personalidad, que compensa el aburrimiento de dar bofetones sin ton ni son, junto a a algunos puzles ( que para mi sobran pero bueno ) Pero Gabriel no tiene carisma.
    Ahora te digo, y Alucard de SOTN lo tenia?? no…en esa epoca no se podia desarrollar tanto eso. Pero al menos lo intentaron, con unos movimientos fluidos cuando cambias de direccion, un movimiento de pelo muy llamativo, variedad de armas, etc..Gabriel no tiene nada de eso, pero me hubiera conformado con un desarrollo vibrante.
    En ningun momento hay una situacion en la que digas…de aqui no salgo o me va a costar, como pasa en otros hack n slash. Sale un puñadito de enemigos casi siempre pequeños y debiles y nos movemos al siguiente patio de colegio. Y cuando te empiezas a cansar…zass…un Coloso…que vete a saber de donde lo han copiado..ejem…
    Y si ya te pones a copiar, copia el Arkham Asylum y dejame rejugarlo, que a mi me parecio falto en rejugabilidad, o al menos ponme los trofeos mas asequibles, que algunos son casi imposibles.

    Y en cuanto a la musica ufff…estoy de acuerdo contigo en que es muy buena, pero es poco variada y siempre tiene un tono apocaliptico-melancolico y de ahi no sale. Me dio la impresion de que jugaba con una musica triste que yo mismo me habia bajado y acoplado al juego.Ni en momentos de tension , ni de pena, ni de gloria, el ritmo cambia. Siempre igual…es como Gabriel, le da igual ganar la loteria o que su chica muera, siempre tiene el mismo animo. Me parece un fallo enorme ese desacople.

    Un ejemplo de la perfeccion en cuanto a la relacion musica-ambiente la podemos ver en Shadow of the Colossus. Al batallar la musica nos acompaña perfectamente, y cuando el coloso muere, la musica ambiente casi nos hace sentir culpable. En LOS no se han preocupado de eso…solo de contratar a alguien que ni siquiera habra jugado al juego previamente para hacerse una idea de lo que debe ofrecer.

    Ojala hubiera tenido ese buen sabor de boca que te ha dejado LOS, Voyevodus. A mi me quedó la cosa de que podrian haber hecho algo grandioso y no han querido, han ido a lo facil. Posiblemente tu, yo, y Rubio, con unos conocimientos informaticos y tiempo, hubieramos hecho algo parecido a este juego. Pero tambien te digo que en algun momento del desarrollo, alguno de los 3 hubieramos dicho…tios..y por que no nos arriesgamos un poco y tratamos de hacer algo diferente, a la altura de un gran Castlevania?? Esa es mi pega, que en Mercury Steam no han tenido esa pequeña charla. Me queda la sensacion de que han ido a lo seguro, que esto iba a vender mucho y las quejas de los puristas, que les den y se vayan a los foros a quejarse…

  7. Kamaitachimaru 5 de Abril de 2014 a las 18:56 Responder

    El último “Castlevania”.Del mismo modo que “Shadow Dancer” fue el último “Shinobi”.

    Y cuidado,que el “Lords of Shadow” de la pasada generación,me pareció un juego excelente,con no pocos guiños al concepto de las antiguas correrías del clan de los Belmont,y programado por un estudio excelente (también me encantó su “Jericho”,pero esa es ya otra historia).

    Recuerdo muy vívidamente aquellos finales de agosto del 92 (creo),cuando compré el cartucho en uno de los viejos bazares de la Barceloneta,junto a una tele “black trinitron” de catorce pulgadas que me gané pencando a tiempo parcial durante las vacaciones…………Aquella intro,aquél poderío gráfico,aquella fórmula arcade,aquellas melodías de ultratumba a base de sintetizador,aquella ambientación lúgubre con bichejos sacados por igual de la mitología clásica como de la “moderna” fruto del cine de terror añejo…………..Una delícia.

    No he vuelto a jugar a un Castlevania hasta la revisión hecha por Mercury Steam.Y mi recuerdo es gratísimo,quedándose “Super Castlevania IV” como último exponente.No dudo de la calidad de los títulos posteriores y su jugabilidad “marca de la casa”,pero es que los vampiritos afeminadogóticos mangastyle no son lo mío,jajajaja.

    JUE-GA-ZO.

Publicar un nuevo comentario