Yo jugué a… Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth

H.P Lovecraft es un reconocido escritor estadounidense cuyas obras – novelas, poemas, y relatos cortos, sobretodo – pertenecen en casi su totalidad al género del terror y la ciencia ficción, cuya fusión según Wikipedia desemboca en una filosofía literaria conocida como cosmicismo, que tiene relación con el género, literario por ejemplo, “Horror Cósmico”. Vamos, que no es terror a secas, sino que se le suman hechos paranormales, como visitas alienígenas, viajes en el tiempo, o teorías interdimensionales, por ejemplo. En todo caso, estoy seguro de que muchos de vosotros lo conoceréis, a Lovecraft digo, ya sea por haberlo leído directamente o por asociar su nombre a películas, videojuegos, o álbumes de música que se han inspirado en su obra o en el conjunto de ella. Es curioso porque, partiendo del limitado número de personas a las que he conocido/leído (ya que soy un solo individuo, por lo que mi registro es, a la fuerza, muy escaso), me da la impresión de que Lovecraft es un autor que gusta mucho a los jugones y geeks en general (aunque un jugón puede no ser geek, claro está). De hecho y también según mi limitado sondeo, no creo que los jugones tengan gustos literarios muy refinados, y a mi particularmente no me gusta leer Lovecraft, pero he de decir que si me gustan las atmósferas y universos que crea en sus obras, y eso es algo que los chicos de Headfirst Productions supieron trasladar a la perfección en Call of Cthulhu (difícil de pronunciar sin dejar ir un escupitajo de mocos y sangre). Sí, es lógico, no estaba hablando de Lovecraft porque si, por pura aleatoriedad, sino porque el juego del que hablaré en este texto está inspirado en los Mitos de Cthulhu y, sobretodo, basado en la novela “La Sombra sobre Innsmouth”, escrita en 1931, según Wikipedia también. Pero bueno, dejémonos de presentaciones y respuestas de examen para pasar a lo que nos gusta de verdad: el juego.

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth

Como ya le comente a Rubio cuando me sugirió este texto, hay poco que decir sobre Call of Cthulhu: Dark Cornes of the Earth. No porque sea un juego corto (normal, unas 7-8 horas), ni tampoco porque la historia sea floja (de hecho es uno de sus puntos más conseguidos y memorables), sino porque es un juego cuya premisa es muy simple y realmente no consiste en nada más (ni nada menos) que avanzar escenario tras escenario mientras vamos resolviendo puzles, disparando solo cuando sea realmente necesario, y desgranando la historia poco a poco. Estamos ante una aventura en primera persona, donde podemos tener, o no, una arma delante los ojos sin que eso signifique que nos liemos a tiros con el primero que se nos cruce. Y no, no es un juego de sigilo, aunque sí que habrá momentos en los que deberemos caminar sin hacer ruido, agachados, e intentar dejar K.O al “enemigo” de un ataque por la espalda. Lógicamente también habrá momentos donde dispararemos sin ton ni son a una muchedumbre que nos rodea, pero por norma general este es un juego de ritmo lento, pausado, donde debemos cuidar de no agotar la munición y donde la exploración y la parsimonia son elementos principales. Nada nos impide ir corriendo por los escenarios, pero teniendo en cuenta que debemos de resolver puzles, coleccionar objetos, hablar con gente, investigar, leer extractos de diarios o de registros, encontrar contraseñas, etc. es más recomendable el ir poco a poco y revisar cada instancia en profundidad. Esto es algo que aprenderemos en el primer de los escenarios, la ciudad portuaria de Innsmouth, rincón donde a sus locales no le gustan nada las visitas de extranjeros y donde la gente es muy rara, hay mucha niebla, y todo tiene un toque de soledad, dejadez y misterio propios de una buena historia de terror, como no.

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth

A estas alturas supongo ya tenéis una imagen en mente de lo que la obra publicada por Bethesda y 2K pretende y logra ofrecer, y si habéis creado en vuestra mente la imagen correctamente, deberíais percibir que es totalmente opuesta a la de FPS frenéticos como Call of Duty, FEAR o The Darkness, pero que en cambio es muy parecida a la de otras propuestas como Amnesia o el primer Condemned de Monolith Productions (algún día deberíamos hablar de este gran olvidado). Así que si os gustan los FPS pausados, que más que shoot’em up son aventuras, a secas, entonces este Call of Cthulhu os encantará. Y más aún todavía si sois de la vieja escuela, de aquellos que añoran los juegos exigentes, tanto en lo que a dificultad como a controles simples y “toscos” (no semiautomáticos como muchos juegos actuales) se refiere. Es más, Call of Cthulhu no es solo una buena recomendación para cumplimentar carencias videojueguiles que podáis tener, sino que es un imprescindible del género de terror y, según mi parecer, de lo mejorcito del catálogo de la primera Xbox, siendo una obra muy pura y sincera, sin alardes ni florituras ni tonterías, solo pura atmósfera y amor por el videojuego.

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth

Por cierto, el juego está disponible desde 2005/2006 para PC (en Windows 7 puede dar algunos problemas, mejor hacerlo correr en XP) y Xbox, aunque originalmente estaba planeado también para PS2 pero dicha versión fue finalmente cancelada. Desde 2009 también está disponible en Steam.

 

Etiquetas Bethesda

Comparte este artículo

Ginger

Colaborador de BornToPlay. Me encanta esto. De todo tipo. De no haber existido los videojuegos supongo no habría tenido esa motivación extra para lograr ser el espermatozoide mas rápido. Estaba impaciente por jugar a Sega Master System.

12 comentarios

Comentar
  1. RUBIO 12 de marzo de 2014 a las 11:40 Responder

    Siempre quise jugar a este juego, me ocurre un poco como a ti Ginger, he leído poco de Lovecraft, de hecho por casa tengo un libro de rol cojonudo que me regalaron hace años que todavía huele a nuevo, pero las atmósferas y universos que se plasman en sus obras me parecen geniales, cuando lanzaron este juego me pareció que las transmitía muy bien y su planteamiento me puso los dientes hasta el suelo.

    Leyendo este artículo me han vuelto a despertar esas ganas de conocerlo a fondo, desconozco si está en el bazar de Xbox LIVE pero me da que no. Cuando se lanzó al mercado yo hacía uso de una bonita GameCube y disfrutaba de juegos como SW Rogue Squadron, Pikmin o Zelda: the Wind Waker pero lamentaba no poder jugar a juegos de Xbox como este Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth.

    Un saludo Ginger

  2. malevolus 12 de marzo de 2014 a las 19:55 Responder

    SUBLIME este juego Rubio SUBLIME. La historia del detective Jack Walters y la ambientación de los escenarios me moló muxisimo, se basaron en el libro La sombra sobrre Isnomuth o algo así. Otra cosilla qm gustó demasiée fue q no había puntero ni marcadores en pantalla por loq la imersión subía puntos.
    Una alegria qme has dado con la mención de este juego Ginger

    saludossss

  3. Diego 13 de marzo de 2014 a las 11:05 Responder

    Vaya, otro que me he perdido ¿alguno sabéis si el original de Xbox es compatible con Xbox 360? Recuerdo que al principio de generación se publicó una lista con los títulos retrocompatibles, de ser así lo busco por ahí y lo pillo original sin pensármelo dos veces. Ginger o Rubio, ¿sabéis si está en Xbox Live?

  4. Voyevodus 14 de marzo de 2014 a las 11:37 Responder

    Me ha encantado esta reseña. Extensión exacta, sin destripamientos, sin exposiciones fotográficas innecesarias, perfectamente escrita, y que deja cristalino lo que de verdad es importante del juego.
    No lo jugué. Solo tuve la primera Xbox durante dos periodos muy cortos de tiempo. En los escasos dos meses que me la dejaron (con algo más de un año entre ellos, creo), uno fue para jugar al Ninja Gaiden y otro para jugar al Fable.
    Pero este juego es otro claro ejemplo de lo que vengo sosteniendo: me llama diez veces más este COCDCOTE que cualquier shooter del año pasado.

  5. Ginger 17 de marzo de 2014 a las 08:24 Responder

    Diego, el juego es compatible con Xbox 360, siempre que tengas disco duro claro (para bajar la funcionalidad de retrocompatibilidad). Aún y así, parece ser que da algunos bugs y problemas con el audio, aunque es perfectamente jugable 😉

  6. RUBIO 17 de marzo de 2014 a las 08:59 Responder

    Ginger, ahora yo voy a hacerte una pregunta un poco más complicada, no sé si a ti también te habrá ocurrido con los juegos originales de la primera Xbox a la hora de jugar en 360. Estoy pensando en pillarme este juego original, pero me imagino que no soportará la resolución po cable HDMI y habrá que conectar el euroconector para poder jugarlo ¿no? Tuve que hacer esto para jugar a Doom III, Half Life 2 y Conker Live & Reloaded, todos originales de Xbox. Hace años que no pongo un juego de Xbox en 360, mi duda es, a día de hoy ¿todavía hay que hacer esto para jugar un original de Xbox en 360?

  7. Ginger 18 de marzo de 2014 a las 03:59 Responder

    Hola Rubio. Que yo sepa todo el tema referente a retrocompatiblidad ha sido “congelado” hace ya varios años. Es decir, lo que había antes es lo que hay ahora, MS hace mucho que no saca ninguna actualización ni mejora al servicio. Así que supongo que corres ese “riesgo” si, que ya sea dicho, ocurre con más frecuencia usando el cable VGA. Pero bueno, si has de usar el RGB tampoco es ningún drama, ¿no? Es más, RGB+CRT es una excelente manera de disfrutar de los juegos de la Xbox original 🙂 Y si quieres mayor resolución, entonces el cable más fiable en este aspecto es el de componentes, que es el que yo uso para jugar a juegos retrocompatibles.

  8. RUBIO 18 de marzo de 2014 a las 09:26 Responder

    Gracias por la rápida aclaración Ginger, muy técnica además, como puedes ver yo y la tecnología no nos llevamos demasiado bién, pero veo que me entendiste cuando dije lo del euroconector. Ahora a ver si encuentro el cable de componentes. Ya he localizado un par de ofertas interesantes de Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth por internet.

    Un saludo

  9. Kamaitachimaru 5 de abril de 2014 a las 18:34 Responder

    Uno que se me escapó,y no por que no intentase conseguirlo en su momento (sólo adquiero títulos originales,de la misma manera que respecto a mi pasión por los vinilos).Debo decir,que como “gamer”,hice un parón desde los 16 bits,hasta la generación de los 128.Y tras unos cuantos años en dique seco respecto a los juegos,decidí decantarme por la primera Xbox (una gran máquina,mucho mejor en varios aspectos,a mi juicio,que su sucesora.Y la Game Cube,otra.Consola esta última,que decidí comprar en su último cuarto de vida,y que disfruté como un enano con 22 juegos de su catálogo que me hicieron ser consciente de que fué la última maravilla ideada por Nintendo.Glo-rio-sa.) debido a algunas rarezas que poseía su catálogo.

    Una video-aventura ambientada en los mitos de Ctulhu,ni más ni menos.Pero que me fue imposible conseguir.Según me consta y a pesar de ser un juego de presupuesto discreto,ya que Bethesda por entonces no movía la de fajos que mueve hoy en día,estaba hecha con cierto mimo respecto al universo Lovecraftiano,y esa baza para mí era un potente reclamo.Concretamente,pues eso:Recreando Innsmouth,sus calles,y a sus inquietantes adoradores de Dagon e implicados en un siniestro secreto relacionado con los dioses primigenios y el trato con el que los tributaban…………………Una golosina a la que no pude echar el guante,en forma de espinita clavada para mí.

    Es posible conseguirlo para Pc,pero si os soy sincero,más allá de mis años felices jugando con mi Amiga-500,ningún ordenador me ha ofrecido una experiencia jugable acorde a mis gustos.Prefiero un pad y un sofá,y un menú acorde al de un jugador vetusto,al que por norma general,”shooters” bélicos,RPG’s,y simuladores ultra-realistas,poco le dicen.

    La obra de H.P. Lovecraft se presta,y mucho,a inspirar videojuegos.Sólo es cuestión que un estudio los haga respetando su ambientación y mitología,con cariño.Un título que me maravilló por eso (influencias.Algunas directas,y otras no tanto),fue el “Eternal Darkness” de Silicon Knights para la GC.Cosas así:Con los dedos de una mano,y sobrarán.

    Ojalá que se vean más productos en esta línea.

Publicar un nuevo comentario