Especial

¿Y tú de quién eres? ¿The Last of Us o GTA V?

No resultaría nada justo resumir toda una generación solamente con dos videojuegos. Por muy buenos que parezcan o sean, existen otros grandes protagonistas merecedores de una gran ovación, obras de igual o menos presupuesto que no han conseguido tanta popularidad ni el justo reconocimiento, a pesar de haber sabido brillar con luz propia.

Sin embargo, me ha parecido interesante realizar una reflexión breve y directa de dos de los videojuegos de mayor éxito y más premiados del año pasado, los dos nombres más importantes dentro de la etapa final de una generación, la cual continúa estando muy viva, y que representan el estado de madurez alcanzado por Xbox 360 y PlayStation 3. Finalmente la consola de Sony ha llegado a la meta en mejor estado de forma que su rival, detalle que no empaña el estupendo servicio y evolución ofrecido por la consola blanca de Microsoft durante todos estos años. Pero es justo decir que en esta última etapa, los jugadores de 360 no han tenido su propio “The Last of Us”  Todo tiene un limite, un final, y en el caso de estas dos consolas ese tope tecnológico o ese desarrollo pleno, cada uno que lo llame como quiera, parece haberse alcanzado con The Last of Us y Grand Theft Auto V, dos pesos pesados que han conseguido estrujar las entrañas de estas dos máquinas.

Después de toda la resaca generada por el triunfo, los premios y las buenas críticas recibidas por parte de medios y jugadores, son dos juegos que a pesar de una industria y un catálogo que avanzan a toda velocidad, enterrando rápidamente los juegos de un año para otro, siguen estando muy presentes y seguramente serán recordados como dos de las joyas más importantes que dio la séptima generación de videoconsolas, un capítulo largo y fructífero que ha engendrado muchas cosas buenas, y unas cuantas malas también.

GTAV

Ahora, con los dos juegos bien digeridos, alguien un poco hijoputa podría plantearte alguna pregunta, como por ejemplo, si tuvieras que quedarte con uno, cuál de ellos sería y cuál de los dos colgarías en tu balcón para espantar palomas. Quizá uno de ellos merezca un mayor o menor reconocimiento. Está claro que son dos juegos diferentes aunque no en exceso si dejamos a un lado la naturaleza sandbox de uno de ellos, pero aquí no vale eso de: “pues me quedo con los dos” buscamos analizarlos profundamente, explorarlos con detenimiento, pero al hacerlo, puedes descubrir que quizá hayan sido un poco ¿sobrevalorados de más? Cuidado, esto puede resultar delicado, por eso es mejor recapacitar fríamente lo que realmente han significado estos dos juegos para uno mismo, recordando todo aquello que has jugado desde que tienes conocimiento, intentando dejar a un lado la presión mediática, el peso de ciertos nombres y sobre todo el hype ovejil que se genera siempre en torno a este tipo de grandes súper-producciones.

El mayor logro de la obra de Rockstar, a pesar de contar con tres protagonistas y tres historias que se entrelazan, sigue siendo la ciudad. El enorme y ambicioso escenario que en esta ocasión ha logrado un nivel de detalle, variedad y amplitud casi enfermizo para una historia que incluye varios guiños a conocidas películas de atracos y golpes. El fuerte de GTA sigue siendo el mismo después de tantos años, al final por muchos protagonistas que se incluyan, muchos más modelos de vehículos disponibles y tantas otras virguerías que buscan imitar aquello que hacemos a diario (eso de mirar mi correo virtual en el Internet virtual del juego a través de mi smartphone virtual es algo que terminó por cabrearme) por mucho que quieran “engordarlo”, la gran metrópoli  es la auténtica protagonista y lo mejor del juego son sus vistas y atardeceres, cruzar el escenario a bordo de nuestro coche favorito escuchando esa emisora que emite ese tema que tanto te gusta, perderte por sus calles, hacer un par de saltos locos y de cuando en cuando desatar un auténtico caos en el que terminamos o bien abatidos por la policía o bien saltando por los aires. Eso es y seguramente siempre será GTA. El símbolo de la libertad y el desmadre en el videojuego. Resulta curioso pero, con el paso de los años, cuando pienso en esta saga, la primera imagen que viene a mi cabeza no es de San Andreas, Vice City o Trevor, pienso en aquella primera y cenital entrega, tremendamente divertida, adictiva y poco valorada en su momento, dueña de una idea que ha sido repetida durante años pero cada vez con mejores gráficos. Sin embargo hay una gran realidad y es que ha dejado de ser el único videojuego gamberro donde puedes hacer lo que te de la gana.

Patrick Brown GTA

Ilustración de Patrick Brown

Algunas misiones principales son geniales, como la del atraco a la joyería o la misión del submarino entre otras, pero al final siempre termino un poco cansado de ir aquí y allí, volver, venir y de estrellarme intentando seguir los diálogos mientras conduzco. Una vez terminado el modo historia, donde la visión y el contraste de las vidas de cada protagonista dentro del argumento resulta acertado y divierte, el interés hacia este juego comienza a desaparecer. De hecho, su modo online, esa especie de tierra prometida que anunció Rockstar no funcionó tan bien como esperaban y tampoco consigue alzarse como una fuente de diversión inagotable. Quizá los multis de GTA IV y RDR tuvieron algo que ver, restando algo de interés, encontrándonos ante más de lo mismo pero con algunas posibilidades más. Lo que si es cierto es que los multis que hace Rockstar son para una breve temporada y para de contar. Es lo que tiene la manía de meter multijugadores con calzador, al final pueden convertirse en un problema.

En absoluto considero a GTAV un videojuego malo, pero el mero hecho de que otro juego de menor presupuesto y mayores limitaciones como pueda ser Of Orcs and Men me haya dejado una huella más perdurable y halla terminado en mi estantería de pequeñas joyas, es una lección para uno mismo y una cura de humildad para Rockstar (si algún día leyera estas líneas, cosa que dudo bastante) una compañía que hace unos juegos increíbles, maravillas como Table Tennis, RDR y Max Payne 3 pero otras como GTA IV o GTA V que emocionalmente ya no consiguen emocionarme tanto.

The Last of Us

Naughty Dog y su objetivo de ser recordados en la pasada generación por algo más que por Uncharted. Vieron su sueño hecho realidad con la historia de un peligroso e infectado viaje por unos Estados Unidos devastado, protagonizado por una niña y un hombre con barba. The Last of Us es uno de esos casos que demuestran que algunos videojuegos pueden conseguir reducir los límites entre el cine, videojuegos y realidad. Una experiencia cinematográfica, un juego de acción repleto de tópicos en su argumento y unos personajes con unos movimientos y animaciones que resultan cautivadores.

The Last of Us es un gran juego pero no una obra maestra. Es cierto que su historia consigue envolverte y hace disfrutar, debido en parte a que hace mucho hincapié en lo visual y en el espectáculo, dejando a un lado la oportunidad de enriquecer el tema principal que aborda el juego, la supervivencia, y la refleja más como algo que simplemente está en el ambiente, una ilusión, algo que el jugador no llega a experimentar del todo. Hay pocas balas si, pero no es problema porque al final llevamos suficiente munición entre todas las armas que llevamos encima. No llegas a sentir realmente escasez o esas penurias que el juego tanto se esfuerza en plasmar durante toda la aventura, a lo largo de unos escenarios bellos, variados y también lineales.

Lego The Last of Us

El inventario, la fabricación de objetos y su gestión funcionan bien, como el multijugador, pero resultan simples y poco profundas, algo que sospechosamente suena más a accesibilidad videojueguil que a vaguería por parte de los desarrolladores, lo cual es una lástima. Abusar en exceso de ciertas mecánicas jugables, como por ejemplo a la hora de superar obstáculos que nos impiden el paso, haciendo uso de una escalera o un contenedor que siempre está ahí para ayudarnos, es algo que al final también resulta extrañamente sospechoso. Sin embargo, algo que merece ser ensalzado en The Last of Us y que ocupa un espacio muy importante dentro de su jugabilidad es su sistema de combate, la acción pura y dura, concretamente el sistema de apuntado donde es posible fallar un disparo sobre un enemigo a menos de dos metros por el retroceso y el pulso del personaje. El tratamiento de las armas y la contundencia de sus disparos crean unos tiroteos de película. Seguramente sea este apartado junto a las geniales animaciones de los protagonistas, características únicas desde mi punto de vista, los que finalmente hacen que el juego de Naughty Dog se alze como mi elección, ganándose el hueco en mi estantería.

Siendo videojuegos con propuestas diferentes, aunque con ciertas similitudes jugables (perspectiva en tercera persona ciertos movimientos y mecánicas), sus creadores deberían sentirse orgullosos no solamente por todo el dineral que se han embolsado con las ventas conseguidas, más bien por otro logro desde mi punto de vista más importante y que ambos comparten. Naughty Dog y Rockstar Games son dos de los estudios que más han contribuido al hecho de que el videojuego, con su tecnología, sea cada vez más una experiencia no solo más cinematográfica, sino también más realista y creíble. Si alguien lee esta reseña no quiero que se lleve una impresión equivocada, no pretendo desprestigiar a dos de los grandes, mi intención es destacar que en esta clase de ‘triple A’ también hay presentes errores, carencias y defectos muy mundanos, errores que muchas veces se obvian, se abrevian o no se les da la importancia o atención que si se presta en otros videojuegos más pequeños, simplemente por aquello venir de donde vienen. Parece que estuviera hablando de la vida misma, pero no, hablo de videojuegos, así que… ¿con cuál de los dos te quedarías?

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

21 comentarios

Comentar
  1. BladeRunner 14 de Febrero de 2014 a las 21:06 Responder

    Me gustaria ser de los dos, pero no he probado aun ninguno ( sonido de llanto de fondo.. ) Comentas que no sientes la falta de municion en The Last of Us, lo cual le hubiera venido de perlas a un juego asi. Y GTAV debe ser la leche,pero os invito a que probeis Just Cause 2. En ese juego se pueden hacer cosas que en otros del estilo no se puede. Pero un GTA es un GTA 🙂
    Saludossss

    • RUBIO 16 de Febrero de 2014 a las 17:52 Responder

      Ese Bladeee

      Siempre hablas muy bien del Just Cause 2, jugué al primero hace mucho tiempo y era divertido la verdad.
      Si pretendes jugar alguno de ellos, yo te recomendaría el TLoU, la historia y su jugabilidad seguro que te gustan, además no es un juego corto y es rejugable.

      Un abrazo

  2. Ksual Gamer 16 de Febrero de 2014 a las 00:59 Responder

    Muy buen post! Estoy totalmente de acuerdo en que muchas de las misiones de GTA V son prescindibles, no obstante disfruto de cada una de ellas debido a su alto nivel de detalle. En mi opinion GTA V es obligatorio para todo gamer.

  3. RUBIO 16 de Febrero de 2014 a las 17:47 Responder

    Hola Ksual Gamer, bienvenido.

    GTA V es el súmmum de la saga, desde luego que si te gustan los videojuegos es difícil que escapes a el o no caigas en la tentación de darle un tiento durante una temporada.
    A mi lo que más me ha gustado es la historia de los tres personajes y los golpes, lo de la planificación me parece un puntazo, un detalle que además podría aplicarse con una mayor profundidad en futuros videojuegos que abordaran el tema de los atracos.

    Un saludo!

  4. Ginger 21 de Febrero de 2014 a las 11:34 Responder

    A riesgo de parecer repelente, no soy de ninguno de los dos. Es más, deberián de pagarme para que decidiese pasarme estos juegos, ja que por voluntad propia no podria soportalos. Pero bueno, para gustos colores 🙂

  5. RUBIO 21 de Febrero de 2014 a las 14:47 Responder

    Ginger,

    Sabes que opinamos más o menos parecido, aún asi, si tuviera que aconsejarte uno de ellos y si un día te sientes tentado por probarlo, te diría que dieras una oportunidad a TLoU.
    Aunque seas anti-hype y un poco anti-AAA (muchas veces terminas repudiando esta clase de juegos por todo el revuelo cansino que se monta en torno a ellos) solamente por disfrutar de la técnica y asistir al límite del despliegue técnico de una generación merece la pena dedicarles aunque sea un tiempo, como amante de los videojuegos es algo que no deberías perderte totalmente. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de ir acumulando experiencias y vivir la historia del videojuego.

    Un saludo

  6. Ginger 22 de Febrero de 2014 a las 06:23 Responder

    Jugué a la demo de TLOF y no me pareció tan brutal técnicamente, aunque quizás fue debido al televisor o a una mala configuración, no sé. En todo caso, no soy Anti-AAA, ya que por ejemplo me encantó el ultimo Tomb Raider o, sin ir más lejos, los Halo, cuya cuarta entrega es para mi, uno de los mayores portentos gráficos que he visto. Pero bueno, esta entrada es para quien disfruta de estos dos juegos, así que nada 🙂

    • RUBIO 23 de Febrero de 2014 a las 17:28 Responder

      Uffff es que Halo 4 es mucho Halo 4. Aunque ha tenido sus detractores, el juego de 343 Industries es uno de los últimos pepinos de Xbox 360 y tiene una calidad gráfica de aúpa.

  7. Corchado 4 de Marzo de 2014 a las 23:35 Responder

    Antes que nada, me encantan estos post de Rubio, hacen que disfrute más otros juegos antes de pillarme las gallinas de los huevos de oro.
    Como Blade y alguno más, tengo ganas de jugarlos (no tengo ninguno de los 2 aún); no oculto mi preferencia por The Last of Us por todo lo que he visto y leído, pero sinceramente, estoy inmerso en el mundo del Assasin Creed 3 y L.A. Noire (que me ha decepcionado un poco) y como me divierten los deportes tengo que sacar algo de tiempo para el FIFA (que me ha encantado). Así que aquí sigo sin prisa, completando mi colección poco a poco con otro tipo de juegos y sagas. Ah, uno de los que si me han dejado huella y me engancharon como pocos es Slepping Dogs, brutal.

    Por cierto, una pregunta que no viene a cuento del tema, como expertos que sois, ¿sabéis dónde puedo conseguir el NHL 14 a buen precio? Me encantan este tipo de juegos desde la Megadrive y me falta en mi mini-colección de PS3.

    Un saludo.

    P.D: El fin de semana estuve a punto de comprar el Just Cause 2 y dudé porque no me llamaba la atención, pero si los expertos decís que es divertido y tiene cosas diferentes de los sandbox de siempre lo tendré en cuenta ;).

  8. BladeRunner 5 de Marzo de 2014 a las 00:54 Responder

    Hola Corchado, yo te puedo decir que Just Cause 2 esta muy bien. No es un juego profundo como puede ser un GTA, pero ese rollo de tener una isla a tu disposicion paa hacer simplemente el salvaje y destruir bases enemigas como te de la gana es espectacular. Lo del gancho que tiene el personaje da una vidilla increible..Y poco mas ofrece eh, pero yo no me canso de jugarlo.

    Tambien tengo el Sleeping Dogs, que ya sabes que es de los creadores de Just Cause 2, y bueno…personalmente no me enganchó.

    Cierto es que las rutinas de combate son espectaculares, cosa que no tiene ningun juego de su genero y es de agradecer, pero no se tio, yo veia una Hong Kong increible pero poco aprovechada.Bueno, venia de Just Cause 2 que puedes hacer lo que te de la gana destrozando bases enemigas desde un helicoptero y…buff que bajon.
    Pero bueno soy bastante fan de este juego, no me hagas mucho caso . Graficamente es espectacular, no se como no le han dado mas bombo por eso, le da patadas en la boca al GTA 4, que o bien ha envejecido fatal o no se que pasa con ese juego que tiene unos graficos de ps2 pero nadie lo quiere reconocer porque debe estar feo afirmarlo. Rockstar a veces parece que es dios 🙂

    • Corchado 5 de Marzo de 2014 a las 11:46 Responder

      Cuando pruebe Just Cause 2 te diré. Es cierto que Sleeping Dogs podía haber aprovechado más la ciudad, pero a mi me pasa con este juego como a ti con Just Cause, el sistema de combate que tiene con su correspondiente interactividad con el entorno me enganchó muchísimo, es un juego de estos para desestresar, quizás no les den tanto bombo como a los juegos de la gran R, pero pueden llegar a divertir incluso más.
      Y estoy contigo en que cuesta criticar a Rockstar, pero es que han creado para mi lo que es una obra de arte, Read Dead Redemption y encima mejoran una de mis sagas favoritas, Max Payne. Son como dioses XDD

  9. RUBIO 5 de Marzo de 2014 a las 15:29 Responder

    Yo voy a posicionarme a favor de Franky, el GTA Online no ha sido lo que muchos esperaban, pero voy más allá, ningún multijugador de Rockstar es la repanocha, a mi al menos no me lo parecen. Los dan mucho bombo (Rockstar la primera) y no son para tanto.

    Los he probado todos (GTA IV, RDR, Max Payne 3 y GTA V) Resultan graciosos y entretenidos al principio, por aquello de liarla con un grupo de amigos por un escenario grande y tal pero a mi no me han terminado de enganchar y eso que yo soy de multijugadores, los cooperativos me encantan, pero no es el caso. Esta faceta de Rockstar es para un rato corto y casi seguro que no volverás a jugar después de una temporada. En cambio hay otros juegos con sus multijugadores (justificados) que siempre nos dejan la grata sensación de querer volver a echar una partida, aunque sea un título antiguo.

  10. BladeRunner 5 de Marzo de 2014 a las 16:54 Responder

    En eso que has dicho de Red Dead Redemption…ufff…si…son dioses, ese juego y ese final es para levantarse del sofá y aplaudir con las orejas, que genios.
    Por cierto mi GTA favorito es el Vice City, por el ambiente y la musica ochentera, los viejunos como yo que crecimos con la serie Corrupcion en Miami me entenderán 🙂

    • Corchado 7 de Marzo de 2014 a las 00:12 Responder

      Blade, el final de Read Dead es para morirse, no veía un final así…es que ni me acuerdo jajaja. Ahora, he de decir también que la cagaron con los zombies de coj…yo no se que hacen las compañías de videojuegos que no son capaces de dejar un juego tranquilo, que ya había acabado bien….en fin, el dinero manda.

  11. BladeRunner 7 de Marzo de 2014 a las 02:09 Responder

    Es que el Red Dead es como jugar una peli del oeste, jejej que pasada.
    Por cierto SPOILER por si acaso alguien no se lo ha pasado…si el final es ya para ponerse a llorar por lo que le hacen a Marston…que me dices de su hijo?? joder que pasada, como coges al chaval y dices…ahora me voy a vengar a mi padre.. dios que chulada, es que es para levantarse del sofá y aplaudir….me faltó nada para ponerme a llorar ! Este juego dentro de 20 años será recordado como una de las diez joyas de la historia del videojuego, sino lo es ya.
    Por cierto preguntale a Rubio que piensa de la cancion del final 🙂

  12. RUBIO 7 de Marzo de 2014 a las 09:10 Responder

    Es genial pero además los cabronazos de Rockstar lo hicieron realmente bien, porque antes de llegar a ese momento, el juego hace que te relajes completamente, parece que John a conseguido lo que tanto buscaba, paz y tranquilidad junto a su familia, y agarran y nos ponen a hacer actividades cotidianas con su hijo, regañinas amorosas con su mujer (que cocina fatal por cierto) para luego asi y si avisar, aunque también es cierto que te lo hueles, te sueltan ese momento que casi no puedes creerte. Yo llegué a reinicar el punto de control previo para ver si podía matar a todos aquellos bastardos pero no… el tambor de un revólver no da para tanto enemigo.

    Buuuffff… la canción del final es no sé… una mezcla de todo, me pone los pelos del brazo de punta, me dan ganas de llorar, me pongo cachondo no sé… todo un torrente de emociones. Pienso que está muy bien escogida para ese momento de los creditos cuando previamente has presenciado todo lo que has presenciado, te hace pensar en John, en lo que has vivido con él durante todo el juego y en la venganza de su hijo, que la saboreas como si fuera tuya.

    Un abrazo chavales

  13. christian 9 de Noviembre de 2014 a las 17:23 Responder

    Desde mi punto de vista eligo 100 % The Last of Us, es un gran juego, una historia que te atrapa, que a lo largo que pasas el juego no quieres terminarlo. A mi me emociono mucho la historia, es un juegazo que ninguno que tenga ps3 se puede perder. Ojala haya un The Last of Us 2.

Publicar un nuevo comentario