Guerra de Vietnam videojuegos

Vietnam, el conflicto olvidado en los videojuegos

Adoramos disfrutar de un buen shooter. Nos gustan los juegos de acción, ya sea en primera o tercera persona y aunque siempre estamos abiertos de mente aceptando temáticas y estilos de todo tipo, los títulos bélicos y realistas nos hacen perder la cabeza, sobre todo si, por ejemplo, son fieles al conflicto en el que se inspiran. Valoramos que un vidoejuego sea riguroso a la hora de reflejar hechos históricos, personajes, batallas destacadas y momentos clave de la contienda, el equipamiento de los bandos enfrentados, su armamento y equipamiento militar, vehículos de combate, etc.

¿Cuántos videojuegos ambientados en la Segunda Guerra Mundial han bombardeado las consolas a lo largo de nuestra trayectoria como jugadores? La respuesta es simple: casi tantos como bombas cayeron en Vietnam. Es decir, infinidad. Después de ese empacho a base de interpretar durante años el papel de un aliado super-hombre que machaca nazis, un enemigo a menudo representado como demasiado estúpido, los conflictos más modernos incluso futuristas, estos últimos con un mayor protagonismo, han conseguido tomar el relevo. Pero como amantes de todo lo bélico en general, tenemos una pregunta: ¿qué pasa con Vietnam?

Guerra de Vietnam videojuegos

No comprendemos como una guerra que duró casi veinte años, tan bien reflejada en películas y documentales, apenas haya tenido repercusión en el videojuego y todavía no tengamos un título mínimamente decente donde se represente. Es un conflicto con unas características y una personalidad muy marcadas que lo convierten en un filón perfecto. Si lo ha sido para crear películas y series inolvidables cómo no va a serlo para hacer videojuegos.

Hace ya unos cuantos años recuerdo haber probado algún título en PC, bastante malos por cierto. Recuerdo con aprecio a la saga Conflict, las dos primeras entregas se ambientaban en la Guerra del Golfo pero Conflict: Vietnam nos llevaba a la jungla para combatir a Charlie. La verdad es que el juego no estaba mal pero no hizo demasiado ruido y siempre te quedabas con la sensación de: ” mola pero tiene que llegar algo más grande

Metal Gear Solid 3: Snake Eater, el climax de la obra de Kojima. Se ambientaba en esta época pero seamos francos, no dejaba de ser un Metal Gear, con todo lo bueno y malo que esto conlleva.

Guerra de Vietnam videojuegos

Call of Duty: Black Ops. La última vez que caí en la trampa de comprar una nueva entrega de CoD fue porque la guerra de Vietnam iba a quedar representada en algunos momentos de esta entrega de Treyarch. Apenas consiguió despertarnos emociones.

¿Sabéis quién hizo un estupendo homenaje a este conflicto en forma de expansión? Battlefield: Bad Company 2 con su expansión multijugador de Vietnam. Uno de los pocos DLC’s que de verdad sí merecía su desembolso y descarga. Impresionante como uno de los mejores videojuegos de la pasada generación consiguió plasmar y concentrar en sus contiendas multijugador todo el encanto y la personalidad de la guerra de Vietnam (armas, batallas, vehículos, música…) Un contenido descargable que nos hizo soñar con un modo campaña con las mismas características. Ojalá en DICE lo tengan en mente todavía.

 

El juego de Vietnam ideal

Por supuesto una perspectiva en primera persona podría ser la primera opción más apetecible, la más sensata dado el éxito y la popularidad que atraviesa el first person shooter. Seguramente también lo disfrutaríamos pero sinceramente opino que la vista más apropiada para un videojuego basado en este conflicto sería una perspectiva desde la espalda del protagonista.

Un videojuego en tercera persona que utilizara un sistema de coberturas, al estilo de Gears of War, y un avanzado sistema de destrucción de escenarios junto a otros potentes efectos implementados en el campo de batalla sería el punto de vista más acertado par representar las características de este conflicto. Esta perspectiva, mucho más dramática, nos permitiría panorámicas repletas de intensidad y belicismo para el jugador/espectador. Poder observar a nuestro soldado o soldados (estaría muy bien poder utilizar a diferentes tipos de unidades: infantería, fuerzas especiales, conductores, pilotos) plasmando a la perfección su equipamiento característico, en ocasiones modificado y alterado por los propios soldados, sería toda una gozada. Esto permitiría representar la personalidad de cada soldado, una mayor variedad visual y al mismo tiempo imitar de una forma auténtica todas esas imágenes y momentos que tantas veces hemos visto en las fotos de historia, en documentales y películas famosas.

Guerra de Vietnam videojuegos

Al pilotar o conducir ciertos vehículos sí podría utilizarse una vista subjetiva cuidada que mostrara el interior de helicópteros, tanques, jeeps, cazas o lanchas. Alternada con la tercera persona para no perder ningún detalle exterior del diseño de los vehículos. A soñar se ha dicho.

 

El juego debería tener por tanto una gran variedad de situaciones: avanzadillas por la jungla, defensa de posiciones, asaltos por zonas urbanas en ruinas, descensos, evacuaciones y apoyo desde helicópteros “Huey”, registros de aldeas, bombardeos con napalm a bordo de un caza, patrullas y travesías por río a bordo de lanchas, etc. Toda esta variedad podría repartirse a lo largo de un argumento que siguiera una cronología real de la contienda, incluso podrían, entre misión y misión, hacer uso de vídeos explicativos al igual que hacía CoD: World at War, donde se ilustraba la situación de ambos bandos durante la guerra.

Sería interesante introducir un sistema de daños realista que garantizara una experiencia real, exigente y por lo tanto, mucho más gratificante. Regeneración automática de vida fuera, si acaso botiquines. Sería un puntazo que cuando estuviésemos heridos tuviéramos que solicitar ayuda médica por radio o al médico de nuestro pelotón, una figura que también podría ser clave durante la partida, protegiéndolo como un elemento al que preservar por su importancia.

Para potenciar esta característica el componente sigiloso en algunas misiones o momentos del juego también resultarían muy acertados. Sumar misiones de infiltración, como por ejemplo tareas de francotirador, eliminación de un objetivo concreto (un alto mando del Vietcong), o ponernos en el pellejo de la unidad especial “Tunnel Rats” también garantizaría variedad de situaciones.

Además de una fidelidad y una calidad visual como está mandado y como se espera de esta joven generación de consolas, el campo de maniobras perfecto para desarrollar un juego bélico de nueva generación revolucionario y original (que es algo que también demandamos) esta imaginaria pero posible obra también debería tener un buen guión, de esos inmersivos capaces de mezclar la historia real con la trama del propio videojuego. Un argumento crudo y salvaje como la propia guerra, que tuviera una historia con unos personajes y unos diálogos dotados con la misma fuerza que los vistos en films como La Chaqueta Metálica o Apocalypse Now, dos películas que servirían como perfecto punto de partida para desarrollar este hipotético videojuego, además de, por supuesto, todo el material militar original de aquellos años:  desde armamento, operaciones y batallas famosas pasando por testimonios de los protagonistas que lo vivieron.

Guerra de Vietnam videojuegos

La historia del juego también podría servir para representar la locura de la guerra y como esta afecta a las personas, a los soldados, alterando su personalidad y a sus actos, incluso estaría bien que la acción, las situaciones y los escenarios en algunos momentos pudieran volverse un tanto surrealistas. Esto sería perfecto para mostrar los procesos mentales y morales a los que se enfrentaron los soldados en combate y en condiciones adversas, y como éstos alteraban en ocasiones su percepción de la guerra por el consumo de distintos tipos de drogas. Pero siempre manteniendo los pies en la tierra y sin olvidar que estamos en un videojuego bélico realista y no algo fantástico.

Puestos a pedir, también pensamos que un poco más de profundidad para el juego en forma de pequeños toques tácticos de gestión al servicio del jugador sería perfecto. Nada demasiado complejo como un auténtico simulador táctico, algo sencillo pero efectivo. Por ejemplo: poder asignar a los soldados que nos acompañarán durante las misiones, personalizarlos con armamento, equipo y rol militar, aumento de habilidades, incluso la posibilidad de bautizarlos con un mote si regresan sanos y salvos después de una misión. Un sistema idéntico al utilizado en la base de XCOM: Enemy Unknown sería algo maravilloso.

 

¿Mundo abierto o campaña lineal?

Este sería el punto más polémico a la hora de escoger. En los tiempos que atravesamos los sandbox están a la orden del día y soñar con un mundo abierto donde se generaran diferentes misiones aleatorias de combate de todo tipo sería un sueño hecho realidad. Pero gestionar un enorme mundo abierto y que funcione bien siempre es algo complejo. Si finalmente se inclinaran por un planteamiento rígido y lineal, los escenarios deberían tener la amplitud necesaria como para no sentirnos encajonados. Modo campaña variado y largo, misiones secundarias un poco trabajadas y modos de dificultad variados y bien ajustados podrían compensar esa, digamos, carencia. Un modo multijugador también podría ser estudiado, siempre y cuando estuviera perfectamente justificado.

Por supuesto y ya para terminar, la banda sonora tendría que estar compuesta por todos esos temas musicales de la época y que todos conocemos. Este detalle junto a todos los elementos que hemos comentado supondría la guinda de un enorme pastel al que muy gustosos deboraríamos entero hasta terminar vomitando de placer.

Creemos que esta generación puede ser el momento perfecto para desarrollar el videojuego de Vietnam definitivo, un marco histórico-militar muy atractivo con un gran potencial que no ha sido explotado. Todavía no es una realidad pero como podéis ver existen los ingredientes idóneos, las fuentes de inspiración perfectas y gran material  histórico para poder hacerlo una realidad. Esperamos que así sea y podamos verlo muy pronto.

 

 

Imágenes: Wikipedia

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

3 comentarios

Comentar
  1. Maldini200 12 de Enero de 2015 a las 17:38 Responder

    Un gran olvidado es Vietcong. En mi opinión creo que es el mejor juego de guerra de Vietnam. Nada que ver con la secuela que resultó ser un desastre.

  2. malevolus 13 de Enero de 2015 a las 09:27 Responder

    Cierto, yo creo q son los 2 juegos basados en vietnam que salvan el pellejo, xo en PC!!!! en consola andamos bastante huérfanos de buenos juegos basados en la guerra de vietnam. Recuerdo el Conflict: Vietnam, el Nam, y el Shell Shock Nam 67
    Si comparamos estos juegos con la lista interminable de titulos que hay de la segunda GM resulta ridiculo vamos

Publicar un nuevo comentario