Corazones de Acero

Cine y videojuegos: Corazones de Acero

El otro día acudimos al estreno de la última película de Brad Pitt, Corazones de Acero. Junto a la gran decepción que supuso la última de Drácula, este era el segundo film al que más ganas teníamos y eso es decir mucho dado que el cine actual deja bastante que desear, por no decir que da asco en algunos momentos. No hay nada más decepcionante que salir de una sala con la sensación de que hemos tirado el dinero de la entrada y de las palomitas a la basura. Desgraciadamente esta sensación, como de engaño, es bastante habitual durante los últimos años.

Sin embargo tenemos que decir que en esta ocasión no ha sido exactamente así. Corazones de Acero se deja ver y entretiene. El trabajo de David Ayer se suma a la gran colección de películas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial que toman como eje central el gran conflicto y los actos heroicos de un puñado de hombres. En los videojuegos ocurre lo mismo, afortunadamente o desgraciadamente según cómo se mire, tenemos tantísimos videojuegos ambientados en este marco histórico-militar que raro es que cualquier jugador al que preguntes, independientemente de su edad, no haya estado combatiendo en esta guerra, virtualmente hablando claro.

corazonesdeacero

Es cierto que la película tiene un punto interesante, muestra la etapa final de la Segunda Guerra Mundial en abril de 1945, a bordo de un tanque Sherman real y detrás de las líneas enemigas. Tiene una escena, desde mi punto de vista la mejor de la peli, en la que asistimos a una batalla de tanques donde aparece un TIGER I completamente auténtico, el único que funciona en el mundo y que pertenece al Museo de Tanques Bovington del Reino Unido. Otro apunte curioso es que Shia LaBeouf, el actor de Transformers, sacrificó uno de sus dientes y no se duchó durante todo el rodaje para hacer más creíble su personaje.

Dejando a un lado el cuestionable realismo de algunas escenas de combate (vale, no olvidamos que estamos viendo una peli pero es que nos gusta el realismo) y un final predecible pero que podría haberse rematado o enfocado mucho mejor, la película no disgusta pero tampoco marca demasiado. Probablemente porque todos los amantes del cine bélico compartimos una opinión bastante generalizada: después de Salvar al Soldado Ryan no habrá nada igual.

 

 

Etiquetas cinevideojuegos

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

1 comentario

Comentar
  1. BladeRunner 18 de Marzo de 2015 a las 21:48 Responder

    No me disgustó la peli, pese a destacar demasiado en los planos el ” guaperismo” de Brad Pitt y el chavalillo de cara al publico femenino…cosa que no entiendo mucho porque es una peli para machotes… Aparte de eso no esta mal pasas un rato entretenido . Y como tu dices es una película no podemos pedir mas.
    p.d. es que salvar al soldado ryan es demasiao 🙂

Publicar un nuevo comentario