Veraneando en una isla tropical, con nanotraje y cruzando la línea

SpecOpsThe-LineFar-Cry3Crysis3

Pues si, además de disfrutar del verano y de las vacaciones aprovechando para realizar una serie de cosas que no puedes hacer durante el resto del año, también he sacado tiempo para ir finiquitando videojuegos pendientes ¡Y los que me quedan!

El primero de ellos ha sido Spec Ops: The Line. La obra de Yager es básicamente un Gears of War que sustituye a los soldados de la CGO por un grupo Delta del ejército de los EEUU y a los agujeros de emergencia por una Dubai arrasada por la arena. La influencia, más bien el calco, es tan fuerte que en ocasiones durante la primera partida llega incluso a molestar un poco, no porque funcione mal, el juego de hecho es entretenido, sino porque nos hace recapacitar al adentrarnos en una experiencia tan parecida. Por un lado piensas: “joder qué copia más descarada del juego de Epic” el señor Bleszinski qué habrá pensado cuando haya visto este juego, ¿estará sacando pecho o partiéndose el culo? quién sabe, pero por otro lado te alegras de que sea tan idéntico porque en general funciona bastante bien. Después, empapándote con su historia también percibes en su argumento el aroma a Napalm por la mañana, bueno en este caso más bien a Fósforo Blanco. La influencia de la película Apocalypse Now también está muy presente y algunos elementos o personajes del argumento del juego no distan demasiado de los del film, es más, yo creo que ni se han molestado demasiado en intentar disimularlo un poco.

SpecOpsThe-LineFar-Cry3Crysis3

Sin embargo, el juego tiene algunos detalles propios que resultan interesantes, por ejemplo el deterioro físico que van sufriendo los personajes a lo largo del juego, perceptible por el jugador, la breve ralentización del movimiento cuando alcanzamos a un enemigo en la cabeza y otros pequeños detalles que vamos descubriendo y que denotan buen gusto por parte de Yager. Al final ¿qué nos queda? pues un videojuego entretenido, rejugable, que podemos encontrar ahora a muy buen precio y que va tan de la mano de Marcus y compañía que mantiene casi todas sus bondades jugables. Parecerse demasiado al mejor, aunque algunos te tachen de copión, también puede ser una ventaja.

Creo que he llegado a ese punto. Ese momento en el que sufres el empacho de un género, y mira que me gustan los First Person Shooters y cualquier shooter en general, pero creo que me encuentro saturado. Eso o que, al igual que muchos jugadores, he podido comprobar que acompañar el nombre de un juego de éxito seguido del número 3 no ha resultado ser como esperábamos, por aquello de sentir esa molesta sensación de “esto es más de lo mismo, me aburro, esto no es lo que me esperaba” y esto es algo que al menos yo he experimentado en casi todas las terceras partes que he probado en esta última etapa de generación.

Empecé Far Cry 3 a principios de año y su naturaleza extensa de mundo abierto me echó un poco para atrás. Haber estado previamente, y durante largo tiempo, pateando Skyrim de arriba a abajo seguramente tuvo algo que ver. Volví a retomarlo hace unas semanas y lo terminé, conseguí acabarlo avanzando por la jungla a toda hostia y como un loco. No me detenía a explorar ni a completar misiones secundarias, carreras, puestos, torres, objetos, nada. Me convertí en una máquina de matar implacable a la que no la apetecía perder el tiempo en esas cosas, mi único interés era destripar la historia principal, tenía más ganas de acabarlo que de otra cosa y mientras jugaba, tal vez os suene raro, extrañaba la experiencia con Far Cry 2 y eso que la cagaron soberanamente con aquel sistema de misiones tan repetitivo, pero al final terminé echando de menos el escenario de África y sus armas oxidadas encasquillándose en mis manos (detalle genial por cierto). Curioso, con todo lo que despotriqué de aquel videojuego y al final termino echándolo de menos. Me ha gustado esa personalidad alucinógena, tribal y demente con la que se ha dotado a esta tercera entrega, incluso me recordaba un poco a la película de La Playa, pero este Far Cry no me ha llenado como esperaba.

Far Cry 3

Ilustración Vaas Montenegro: offrecord

Dicho y hecho, a los pocos días ya estaba dando saltos y acechando con Prophet, pues Crysis 3 era otro de los juegos que tenía en cola. La segunda parte del juego de Crytek me había dejado un muy buen sabor de boca, de hecho sigue pareciéndome uno de los mejores FPS de esta generación. Bajo la premisa de volver a experimentar esas gratas sensaciones, conocer más sobre los personajes y su historia, el mismo sentimiento culpable que me embaucó para jugar a Killzone 3, Gears of War 3, Battlefield 3, Dead Space 3 o Bioshock Infinite (por citar solamente algunos ejemplos) volví a enfundarme el nanotraje. Pero para mi desgracia esa molesta sensación de desinterés volvió a hacer acto de presencia pasadas unas horas de juego. Me encanta esa combinación de juego acción/sigilo, adaptarte a las situaciones cambiando la estrategia de combate y jugar con los accesorios de las armas, incluso ahora tenemos un arco, arma que se ha vuelto a poner muy de moda en los videojuegos, pero no, no estaba disfrutando como esperaba y de nuevo me asaltaba esa incómoda sensación. Insatisfecho podría ser la palabra, y que un videojuego me deje insatisfecho es algo que me cabrea porque es algo que puede llegar a joderte el día.

Por supuesto todos estos juegos que he citado son buenos y habrá muchos jugadores que estén encantados con ellos pero a nivel personal yo debo decir que no han llegado a conquistarme como hicieron en sus inicios y lo que es una realidad es que necesitamos con urgencia sangre nueva, videojuegos nuevos, nuevos personajes e historias. Estamos a las puertas de la nueva generación y es hora de dar carpetazo a muchas sagas, han tenido su momento de gloria pero otras deben ir ocupando su lugar, no deberíamos empezar una etapa con videojuegos que compartan generaciones y mucho menos vendernos la nueva con otro Call of Duty o con otro Assassin’s Creed. Queremos y necesitamos más juegos nuevos ¡ya!.

SpecOpsThe-LineFar-Cry3Crysis3

Etiquetas Curiosidades

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

2 comentarios

Comentar
  1. BladeRunner 10 de agosto de 2013 a las 18:23 Responder

    Este verano estoy machacando el Far Cry 3, y yo tambien pienso que era mas atractivo el ambiente y esa Africa de Far Cry 2, pese a sus fallos. El 3 tiene mucho de Skyrim verdad?? Incluso cuando subes de nivel suena casi el mismo sonido que el que hace el juego de Bethesta en la misma situacion, curioso…

  2. RUBIO 12 de agosto de 2013 a las 09:05 Responder

    Si jejeje, suena ese: UuuuAAAAeeeEEEEEaaaaAAAAAHHHH…!!! Esta chulo el jueguecillo pero no he tenido mucha paciencia para completar los retos secundarios, de hecho no me apetecía nada de nada. También mola la musiquilla que nos pone el juego en determinados momentos.

Publicar un nuevo comentario