Tomb Raider

Terminando Tomb Raider 2013

La verdad es que no recuerdo un verano en el que haya jugado a tantos videojuegos como este. Me he comportado como un auténtico depredador que sin piedad ha ido terminando aquellos títulos rezagados que, más o menos, estaba interesado en probar. La víctima más reciente de esta larga lista ha sido la última entrega de Tomb Raider, un juego que desde el principio intenté evitar como el vampiro que esquiva la luz de un nuevo amanecer. Supongo que tuvo mucho que ver esa saturación de triples A, superproducciones muy cinematográficas que buscan más llenar el ojo con bonitas escenas límite que cuidar los orígenes de una leyenda o el tipo de jugabilidad y mecánicas que busca el jugador con callo. Es lo que tiene la evolución del videojuego y el querer alcanzar a un mayor número de público. Lo cierto es que nunca he sido un gran seguidor de Lara Croft, sin duda otra de las figuras icónicas del videojuego que demostró que detrás de un buen escote también se escondía un buen y profundo videojuego.

La última aventura de la famosa arqueóloga, de Crystal Dynamics y Square Enix, nos muestra a una joven y asustadiza Lara viviendo su primera aventura. Tendrá que sobrevivir únicamente a través de sus instintos y habilidades para escapar del acoso implacable de una tenebrosa isla. Mientras jugamos el origen de esta leyenda, somos testigos de cómo ese amanecer del mito se beneficia de todas las tendencias actuales que sacuden el panorama del videojuego, también por supuesto, del romance vivido entre Lara y Nathan Drake antes de su naufragio en la isla donde se ambienta el juego.

Tomb Raider

La influencia de la obra de Naugty Dog es palpable a la legua, tanto en mecánicas de juego como en ritmo, la ausencia de los momentos de exploración y los puzzles es un detalle importante que habrán lamentado los fans más acérrimos.

Tomb Raider se ha convertido en una aventura de acción con constantes tiroteos, los cuáles, todo hay que decirlo, se disfrutan y se hacen entretenidos, aunque siempre suelen comenzar de la misma forma. Dos guardias despistados hablando de sus cosas, un flechazo en la cabeza de uno de ellos y ha repartir plomo se ha dicho. Bastante protagonismo tienen también los momentos de escalada por escenarios inestables que se van desmoronando a nuestro paso, creando momentos límite, saltos imposibles (Lara puede llegar a planear ligeramente) y caídas con muchos golpes de las que casi siempre salimos airosos, un recurso espectacular que Uncharted patentó y supo exprimir pero que ya termina cansado un poco.

Contrasta un poco el hecho de que sus creadores quieran vendernos a una Lara sensible, inexperta y asustadiza, cuando en verdad es una auténtica máquina de generar muerte a su paso, un boina verde oculto en el cuerpo de una chiquilla capaz de escalar una larga pared vertical sin tener en cuenta un medidor de resistencia o aguante. La regeneración automática de vida es algo que también está presente y facilita bastante las cosas, sobre todo en esos momentos donde tenemos que acabar con ciento y la madre. Las animaciones de muerte de Lara no están mal, hay algunas realmente buenas, eso sí, nunca pierde esa expresión de inocencia y dulzura al morir. Ni siquiera cuando una rama la ha ensartado por la garganta.

Sin duda lo que más me ha gustado del juego es el nuevo sistema de habilidades de Lara y las mejoras de su equipamiento, en el caso de las armas son visibles in situ, lo cual es un detalle que siempre se agradece, aunque también es cierto que esto ya no es una gran novedad en la actualidad.

¿Conclusión? Tomb Raider es un juego que, sinceramente, poca huella ha conseguido dejarme. Su ritmo cinematográfico y su bonito apartado gráfico seguramente sean sus mejores bazas para algunos. Pero su historia despierta poco interés y resulta tópica, como todos sus personajes, secundarios aburridos que parecen copias de otros personajes de videojuegos a los que constantemente les deseas una muerte original y arqueológica, como caer en un agujero con pinchos en el fondo o morir a manos de una bonita momia Samurái. ¿Lo mejor? los tiroteos, entretienen y buscar el disparo ajustado en la cabeza para matar de un solo tiro es algo que siempre engancha.

 

Etiquetas Crystal Dynamics

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

5 comentarios

Comentar
  1. 4everjugon 19 de Septiembre de 2014 a las 20:08 Responder

    Estoy totalmente de acuerdo Rubio. Este Tomb Raider no es que deje mucha huella, aquellos primeros tomb raider sí que eran difíciles! menudos talegazos le di a la pobre Lara. Aunque esta última aventura sobresale sobretodo en espectacularidad. Qué escenarios madre mía! Qué graficazos! y qué buena que está Lara jejeje….

  2. RUBIO 19 de Septiembre de 2014 a las 20:35 Responder

    Hombre 4everjugón, qué alegría volver a tenerte por aquí macho.

    Respecto al Tomb Raider, pues lo que comentas, muy bonito todo, mola ver el poderío que han alcanzado las consolas hoy en día y tal, pero en general pocos títulos hoy en día consiguen marcarte. Puedes disfrutarlos el rato que juegas pero luego, al final, te dejan vacío. Supongo que tiene que ver también el tipo de jugador que seas, personalmente valoro más una buena historia, personajes profundos y por supuesto una jugabilidad trabajada, un poco exigente y el gusto por los pequeños detalles. Bueno, pueso eso, que dónde quedarán aquellas primeras entregas de Lara…

  3. BladeRunner 20 de Septiembre de 2014 a las 04:12 Responder

    Que decepción me llevé con este juego … y mira que cuando empieza el juego te deja caer que vas a tener que comer, cazar, curarte, vendarte, etc…o sea supervivencia pura y dura.
    Pero tras un par de horas de juego, eso desaparece y es todo una ruleta rusa muy bonita eso si, pero poco mas.
    Lineal hasta decir basta, llegué a tener ganas de que se acabara ya el juego de tantos adornos y artificios que tenía.

    Eso si… me dejó una sensación rara…parece como si quisieran haber hecho un juego mucho mas profundo esas dos primeras horas, y se ve como que hubo un giro de guión haciendo el juego y se dijeron…mira esta gentuza lo va a comprar de todas las maneras, es Lara Croft y sus tetas joder… pongamos tiros, lucecitas, un par de efectos haciendo como que llueve, y punto. Que mas da que en el juego se caiga mil millones de veces desde precipios y ni le salga un moratón ni se queje, si total es un videojuego y esto nadie se lo va a creer…Lara y sus tetas y ya está hombre…

    De verdad que decepción me llevé mas grande con este juego… basura pura y dura de usar y tirar.

  4. Ginger 22 de Septiembre de 2014 a las 12:38 Responder

    A mi me gustó bastante, y eso que detesto Uncharted. Pero veo a este reinicio de TR como una propuesta más oscura y rejugable, sin tanta americanada cliché y con cierto desafío. De todos modos, el verano pasado jugué a Tomb Raider IV y V de PS1, que no me los había pasado todavía, y bueno, nada que ver con el reinicio, pero supongo que una no puede quedarse anclado en el pasado… así que como juego del 2013, para mi este Tomb Raider es notable.

  5. RUBIO 22 de Septiembre de 2014 a las 13:50 Responder

    Yo pienso que los dos grandes defectos de este juego, además de eliminar el componente exploración/puzzles, es haber ignorado un sistema de supervivencia-gestión como tenía MGS3 Snake Eater y hacer un uso de los escenarios un poco más amplio, a veces la sensación de ir por un pasillo se acentúa demasiado, sobre todo en esos momentos en los que vas por la selva de la jungla.

    En este aspecto me pasó un poco como con The Last of Us, juegos que hablan mucho de supervivencia, supervivientes y sobrevivir como tema central pero luego tenemos autoayudas, falsa ilusión de tener poca munición y recursos, y heridas que se curan solas (esto último en el caso de TR). No sé, todo demasiado cínico, como esta industria en general.

    Por supuesto no hay que quedarse anclado en el pasado, hay que innovar, y tomar prestado la fórmula que funciona del vecino pues tampoco está del todo mal siempre y cuando tú también aportes algo propio, pero no hay que olvidar aquello que te hizo grande en el pasado y las características que marcaron al jugador en su momento. En el caso de esta entrega de 2013, lo que vemos es como una saga de toda la vida se vende, o se renueva, completamente a la tendencia actual fijándose en lo bien que lo hace otro juego. ¿Está bien? ¿está mal? que cada uno piense lo que quiera pero yo soy de los que esperan ciertas cosas de algunos nombres o sagas. Más o menos, todos sabemos lo que significa Tomb Raider, ahora decidme si este juego se parece en algo al desafío que ofrecían las primeras entregas. Bueno, mejor que responda algún fanático auténtico de Lara.

Publicar un nuevo comentario