PS5 y la nueva Xbox hacia la tecnología procedimental

Analizando fríamente esta generación te habrás dado cuenta que realmente no hemos experimentado un avance significativo si comparamos las máquinas actuales con sus antecesoras, nuestras queridas e incombustibles Xbox 360 y PS3. Evidentemente existen algunas mejoras: los efectos de luz y la calidad de las texturas son aspectos donde más se ha podido apreciar cierto avance, pero en líneas generales ha sido un progreso gradual y conservador donde el retoque y el adorno de lo ya conocido ha sido una constante en el reinado de PS4 y Xbox One, una generación que lamentablemente también será recordada por sus excesivas remasterizaciones, habituales y gigantescos parches de lanzamiento y más de un estrepitoso caso de downgrade gráfico. Si a esto sumamos las posteriores revisiones, más potentes, de estas mismas consolas, el asunto podría llegar a tacharse como algo bastante…  insólito. Cataloguemoslo así para evitar escabrosos debates.

Esta casa ha defendido con puño de hierro que el videojuego desde hace tiempo precisa una evolución más allá del sobrevalorado acabado gráfico. Explorar y desarrollar otras facetas de este interesante medio resulta de vital necesidad. El avance visual por supuesto es necesario pero, por ejemplo, aspectos como la inteligencia artificial, mecánicas de juego más ambiciosas y tecnología aplicada para ofrecer una experiencia más realista merecen una especial atención, un desarrollo parejo. El resultado sin duda merece la pena; imaginad por un momento enemigos y personajes más inteligentes, además de controles más elaborados y profundos, que hagan todavía más partícipe al jugador dentro de la historia (Alien: Isolation es un buen ejemplo)

PS4 y Xbox One parecen estar acercándose cada día más a la última curva de su carrera, esa que precede a la gran recta final de un ciclo, o al menos eso es lo que parece o quieren hacernos creer. 2020 y 2022, estos podrían ser los años en los que las máquinas de nueva generación harían acto de presencia en el mercado. Ha llegado el momento de que los videojuegos nos muestren algo más que bonitas puestas de sol y brillantes reflejos en carrocerías.

 

Tecnología procedimental

Como cualquier avance tecnológico aplicado al videojuego su nombre resulta genial cuando lo escuchas. Sin embargo esta tecnología, la de los procedimientos, cuyo concepto y aplicación no es del todo nueva, ya ha sido empleada recientemente con tecnología actual en títulos recientes, como por ejemplo No Man’s Sky.

Mayormente se utiliza para la creación de texturas y diferentes tipos de contenido, como por ejemplo: artículos, misiones o geometría de niveles. PlayStation 5 y la futura Xbox muy posiblemente traerán consigo este avance tecnológico que permitirá la generación procedural de objetos y escenarios como un recurso habitual. Actualmente, la mayoría de los videojuegos utilizan texturas y escenarios diseñados por los artistas.

Esta eficaz herramienta, que en absoluto debería perjudicar a la artesanía y creatividad de los desarrolladores y sus futuros videojuegos de nueva generación, podría contribuir poderosamente a la hora de generar experiencias menos predecibles y sensaciones menos rígidas durante nuestras partidas. Engendrar de forma completamente aleatoria y habitual objetos 3D, texturas, efectos de clima y otros elementos de la jugabilidad nos brindará un nuevo mundo de posibilidades alucinantes, alejándonos de esos momentos de repetición que hasta en el mejor videojuego de hoy en día hacen acto de presencia y nos rechinan.

La posibilidad de amortiguar esas sensaciones artificiales y predefinidas, derrumbar poco a poco esos estrictos límites que mantienen el acotado ritmo de un juego, en definitiva, hacernos olvidar que estamos jugando a un simple juego, esto será un auténtico adelanto en nuestra experiencia como jugadores y gestores de la acción, contribuirá notablemente a que cada partida y cada vez que nos sentemos delante de la pantalla sea diferente a la anterior. Dentro de unos años, cuando ya nos hayamos acostumbrados a este y otros adelantos, esto nos resultará habitual y nos preguntaremos cómo demonios eramos capaces de disfrutar con ciertas limitaciones. Mientras tanto, sigamos soñando e imaginando lo que nos deparará el videojuego.

 

Comparte este artículo

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

1 comentario

Comentar

Publicar un nuevo comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.