Post vicium: The Last of Us

The Last of Us

achtung-spoiler

Habitualmente siempre me gusta acabar todos los juegos en el modo normal y después en el modo más chungueras, además de para exprimir bien un juego y compensar de una buena forma el dinero gastado, también sirve para experimentar un reto más gratificante y de paso comprobar cómo se han ajustado los parámetros de dificultad en un videojuego.

Como norma general, nuestra barra de vida acusará los golpes y los disparos de una forma más realista o más exigente y todo aquello de lo que dependemos para prosperar y avanzar dentro de una aventura es más limitado. Estos cambios, si están bien ajustados, pueden hacer ganar puntos a un videojuego, pero en otras ocasiones también puede echarlo a perder.

The Last of Us gana puntos en el modo Supervivencia, hay menos recursos, tardamos más tiempo en reunir piezas y material para mejorar nuestro equipo y poder construir dagas, botiquines y otras armas caseras. Por supuesto la munición escasea mucho más ya que los enemigos no sueltan tantas balas al morir como en el modo normal. Esto hace que tengamos que esforzarnos un poco más y sobre todo apuntar mejor, aunque si podemos evitar ese tiroteo y escapar a hurtadillas de un sector pues mucho mejor. Los disparos y los golpes son acusados en el cuerpo de Joel de una forma menos permisiva.

Sin embargo hay algo que me hizo gracia. Siempre que llega un momento en el que estamos sin gota de munición o a un toque de morir, antes o después, Ellie siempre termina por soltar “milagrosamente” una caja de cartuchos o un botiquín. Resulta curioso porque en ambos casos, ya sea por falta de munición o por necesidad de un botiquín, el juego o la I.A de este, nos deja un rato en ese estado de penuria, avanzando hacia un nuevo enfrentamiento sin balas o sin vida, pero justo en ese momento crítico el juego parece que nos dice: “anda tonto, toma esto que estaba haciéndotelo pasar mal aposta” y Ellie por arte de magia nos suministra un botiquín o unas cuantas balas.

Pero la segunda vuelta en un videojuego también sirve para apreciar mejor los detalles y valorar más algunos momentos. La violencia y la crudeza es algo que está muy presente durante todo el juego. Los disparos de nuestra escopeta pueden abatir a los bandidos de forma muy eficiente en las distancias cortas, pero también provoca amputaciones y pulveriza sus cabezas si apuntamos bien.

Si hablamos de momentos que me han gustado volver a disfrutar, sin duda me quedo con dos instantes del juego de Naughty Dog. El primero de ellos, es cuando Ellie demuestra su valía. Resulta interesante como la chica se gana la confianza de Joel y la permite portar un arma de fuego. A partir de ese momento siempre nos ayudará durante los tiroteos y dejará de tirar ladrillos o botellas a los enemigos, aunque hay que reconocer que en más de una ocasión también nos salva abalanzándose sobre la espalda de un bandido que nos sorprende por detrás, hundiendo su “mariposa” en el cuerpo del enemigo.

Pero sin duda, el momento estelar es al final del juego, cuando irrumpes en la sala de operaciones para rescatar a Ellie. La cara de los tres doctores al verte entrar, revólver en mano, y dispuesto a llevarte a la chica. No hay mensaje, aviso o ningún tipo de indicativo pero sabes que justo ahí estás enfrentándote a una decisión moral que te plantea el juego. No hace falta que me digáis nada, yo también lo hice. No quedó alma con vida en aquella sala cuando salí con Ellie.

 

 

 

Etiquetas Naughty DogSony

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

6 comentarios

Comentar
  1. Frankystein 27 de Febrero de 2014 a las 02:36 Responder

    Pueees to me lo acabo de pasar, ME ENCANTA, ME ENCANTA MUY MUCHO.

    Eso si a mi los sobresaltos no me sientan nada bien ni la tensión, era alquilado y no creo que lo vuelva a jugar muy pronto, necesito recuperarme de tanta intensidad xD

  2. RUBIO 27 de Febrero de 2014 a las 09:18 Responder

    ¡Ese Franky cordobés!

    A mi también me gustó, los momentos de sigilo entre los chasqueadores suben la tensión y los tiroteos con los bandidos se salen. Si me tengo que qudar con un solo momento del juego, algo que resulta complicado, escogería cuando Joel entra en la sala de operaciones a por Ellie.
    Veremos si Naughty se pone manos a la obra con la segunda parte, aunque yo casi prefiero que lo dejen así tal y como está.

    Un saludo

    • Frankystein 27 de Febrero de 2014 a las 12:41 Responder

      Buf, yo prefiero eso mil veces al túnel inundado lleno de chasqueadores y los dos hinchados, que mal lo pasé ahí madre mía, al menos los humanos son mas predecibles xD

Publicar un nuevo comentario