No solo de gráficos triple A vive el hombre

Tomb Raider

Ayer publicábamos un nuevo gameplay de la esperada nueva entrega de Tomb Raider, donde apreciábamos las diferentes habilidades y algunos de los retos a los que tendrá que enfrentarse la joven Lara Croft, mientras uno de los desarolladores iba comentando toda la acción que se sucede durante el transcurso del vídeo.

Once minutos dan para mucho y no solamente para quedarnos impresionados con esa brutal muerte de Lara al no completarse con éxito una determinada acción en el momento adecuado. Tampoco nos hemos quedado impresionados con esos fantásticos paisajes y esas bonitas vistas, ni siquiera con la espectacularidad de algunas escenas. Esas escenas límite y espectaculares son un ingrediente del que se está empezando a abusar demasiado en los videojuegos.

Además de apreciar todos esos detalles me han llamado la atención otras cosas que también me parecen interesantes, por ejemplo la inteligencia de los enemigos, que en más de uno momento parece brillar por su ausencia. Vuelvo a apreciar algo que ya me transmitieron algunos vídeos anteriores, y es esa sensación de rigidez en los escenarios donde la acción parecer ser muy lineal y pasillera.

Por supuesto tendremos que esperar a probarlo por nosotros mismos, pero observar con detenimiento el comportamiento de los enemigos, hay ciertas situaciones que chirrían.

Hay algo que todos los jugadores deberíamos tener en cuenta, y es que hay que cuidar características mucho más importantes que unos impresionantes gráficos AAA o unas bonitas puestas de sol. Estamos en un punto donde lo más sencillo es crear un bonito y reluciente envoltorio, pero eso no es suficiente para hacer un buen videojuego.

Tomb Raider llegará  PlayStation 3, Xbox 360 y PC el 5 de marzo de 2013.

 

 

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

Sin comentarios

Comentar