Metro: Last Light, otro posible bombazo para 2013

Metro Last Light

Metro: Last Light, la secuela de Metro 2033 es otro de los prometedores videojuegos que nos depara el año que viene y uno de los lanzamientos que poco a poco va captando más mi atención por su propuesta original, alejándose de todo un género abarrotado y casualizado, pero también por un regreso más trabajado y cuidado respecto a su primera entrega, un videojuego desarrollado por el estudio ucraniano 4A Games que consiguió una gran aceptación por parte de muchos jugadores, aunque la crítica castigó su duración junto algunos errores gráficos y de I.A.

Este estudio fundado por miembros de otro genial videojuego con aires del este llamado S. T. A. L. K. E. R. Shadow of Chernobyl vuelve a la carga con Metro: Last Light, un título en el que la compañía THQ se ha volcado y uno de los videojuegos en los que más esperanzas ha puesto.

El argumento futurista de este título nos sitúa en un Moscú apocalíptico, donde la raza humana se encuentra en peligro de extinción y donde el jugador se pondrá en la piel de un superviviente llamado Artyom. El juego mantiene esa atractiva mezcla de acción en primera persona, survival horror y un exótico arsenal de armas fabricadas manualmente con el que nos enfrentaremos a mortíferos enemigos, tanto humanos como mutantes, mientras hacemos uso del sigilo para lanzar ataques al abrigo de la oscuridad.

Metro: Last Light se lanzará en el mes de marzo de 2013 en Xbox 360, PlayStation 3 y PC.

Aquí os dejamos con el último vídeo de la serie que habla del trasfondo de la historia del juego titulado Génesis.

Etiquetas THQ

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

Sin comentarios

Comentar