Castlevania Lords of Shadow 2

Los Señores de la Sombra cara a cara

Yo soy la sangre que corre por tus venas… Soy la oscura sombra que hiela los corazones de los hombres al pasar… Soy la furia, el odio y la venganza… Yo soy tu destino.”

La serie Lords of Shadow supuso un nuevo comienzo en la saga Castlevania, la trilogía de Mercury Steam inició una nueva cronología y con su primera entrega consiguió por fin mediante una obra en 3D hacer justicia a los mejores juegos de la franquicia, Simphony of the Night y Rondo of Blood. Experimentar los dos juegos principales que completan esta trilogía de forma seguida ha servido para disfrutar con el gran aporte que ha hecho un estudio español a una franquicia mítica del videojuego, pero también para poder escoger y decir sin tapujos, aún con Lords of Shadow 2 muy reciente, cuál de las dos nos parece mejor juego.

El desenlace de esta serie ha supuesto un videojuego más maduro en ciertos aspectos técnicos, un sistema de combate ampliado y una libertad de movimiento propia de aquellas aventuras de hace unos años, cuando todavía no se había instaurado el género Sandbox en las consolas y GTA era algo único. Desde mi punto de vista no ha logrado superar al primer juego, tal vez sean mis propias sensaciones pero después del éxito de LoS el anhelo o la apetencia por brindar una segunda parte que superara lo ya conseguido o intentar emular a las superproducciones más actuales, de alguna forma presionó o ha condicionado a Mercury Steam. La ambición que ha perseguido con LoS 2 durante su desarrollo ha sido un arma de doble filo, pues ha servido para presentar nuevamente una aventura notable y cuidada pero a cambio ha renunciado a muchas de las virtudes de peso de su primera entrega, Castlevania: Lords of Shadow, y ahora, con las dos obras sobre la mesa, este se revela ya como un videojuego más auténtico.

Es cierto que ahora disfrutamos de un sistema de combate aún más profundo, en esta ocasión las dos magias especiales tienen forma de armas secundarias, la Espada de Vacío y las Garras del Caos. La maestría hace un seguimiento individual de cada combo, rellenando el porcentaje de uso cada vez que lo ponemos en práctica durante los combates para después, una vez completado, podamos transferir la maestría a cada una de las tres armas. Este sistema, digamos más “pro”, incita al jugador a practicar y a aprender todos los combos al máximo. También hay que destacar el uso de las reliquias, lo que antaño eran las armas arrojadizas, ahora toman forma de distintos utensilios capaces de rellenar la vida, o el nivel de magia de forma temporal, incluso nos permiten ralentizar el tiempo o encontrar secretos.

Castlevania Lords of Shadow 2

La posibilidad de girar la cámara alrededor del personaje y una mediana sensación de libertad que nos aleja de mapas estructurados con un principio y un final, una característica que por cierto tampoco molestaba, son otras de las características más destacables de esta nueva entrega. Sin embargo se han mutilado otros elementos de gran interés, los momentos de plataformas se han reducido, los puzzles prácticamente han desaparecido y se ha restado emoción a esos vibrantes momentos de escalada y exploración por el escenario. Ahora un grupo de murciélagos nos indica con su revoloteo el camino a seguir por los diferentes salientes de una pared, cuando en LoS teníamos que analizar el entorno o mover el joystick hasta que Gabriel movía o soltaba su mano hacia una dirección, indicándonos el nuevo punto accesible.

No es solamente en estos aspectos importantes donde se percibe esa sensación de haber querido simplificar ciertas mecánicas que en LoS complicaban la vida al jugador (en el buen sentido de la expresión). La retícula compuesta por dos círculos que aparece en pantalla y que nos permite completar los quick time event para que nuestro personaje realice con éxito una determinada acción, bien durante una cinemática o en plena partida, ahora concede al jugador un poco más de tiempo de respuesta, la consecuencia es que resulta menos probable que erremos uno de esos movimientos espectaculares, restando emoción a esos milisegundos de tensión.

Mientras jugabas a Castlevania: Lords of Shadow percibías esas influencias innegables, God of War y Shadow of the Colossus estaban ahí, en el sistema de combate y en esas ascensiones hacia los puntos débiles de los poderosos y antiguos titanes. En LoS 2 se ha perdido un poco de lo segundo, privándonos de esa sensación tan gratificante que es escalar una auténtica montaña viviente para destrozarla en mil pedazos. Ahora puede percibirse, difuminado, junto a otras siluetas en su jugabilidad. Momentos de sigilo. Tal vez pueda parecer un bonito detalle, o que sean justificables por aquello de añadir variedad de situaciones, lo cierto es que realmente no deja de ser un guiño innecesario, una especie de agradecimiento que se alarga más de la cuenta hacia esa figura mundialmente conocida encargada de supervisar el proyecto Lords of Shadow. Situaciones que no aportan demasiado al jugador y donde sí podrían destacarse ciertas habilidades que posee Drácula, capaz de abandonar su apariencia humana para convertirse en un puñado de ratas o en una nube de niebla permitiéndole de esta forma acceder a estancias y otros lugares inaccesibles en su forma original. De sobra son conocidas las diferentes formas que puede tomar el Príncipe de las Tinieblas, pero jugar a Metal Gear en un jardín evitando la hojarasca para escondernos de un dios cabreado porque un día matamos a su hermano es algo que puede no encajarse demasiado bien.

Castlevania Lords of Shadow 2

Rotar la cámara alrededor del protagonista es un lujo que en ocasiones echabas en falta en Lords of Shadow, un placer para la vista que nos permite observar el diseño del atuendo del personaje, el buen acabado gráfico y otros detalles del escenario que sirven para comprobar el esfuerzo artístico que hay detrás del juego. Sin embargo, la cámara fija también podía interpretarse por el jugador castelvaniesco como una seña de identidad más, una característica con encanto propio que transmitía cierta sensación añeja, con esos planos alejados, en muchas ocasiones colocando la cámara en una posición 2D. Sin duda una clara referencia a las entregas más clásicas y que inevitablemente reforzaban la sensación de estar jugando a un Castlevania.

Jugar en esta ocasión con el tiempo actual ha sido algo arriesgado pues contrasta fuertemente con la imagen más pretérita de la franquicia, al final una seña de identidad de la serie que puede permitir hasta cierto margen dependiendo de quien lo mire. Lo cierto es que se echa en falta ese ambiente más fantástico y sacro tan propio de la serie y que tan bien plasmaba el primer juego, sustituyéndose por otro más oscuro y gótico (tipo Spawn). El final de LoS causaba un auténtico y emocionante shock pero llegado el momento de jugar en ese presente, al principio sobre todo, se hace un poco raro vagar por tanta modernidad. Al final terminas sucumbiendo al poder de la historia, a esa ciudad moderna construida encima del castillo de un Drácula debilitado y que poco a poco va recuperando su poder, a las idas y venidas en el tiempo, aunque es inevitable que nos llamen la atención momentos como observar al Dragón descendiendo en un moderno ascensor, o esos diablos que nos disparan con armas de fuego o los poderosos Mechas de combate. Seguramente pueda venir a nuestra mente la imagen de aquel esqueleto en motocicleta de Castlevania 64. También es verdad que no es el único juego de la serie ambientado en un tiempo más moderno.

Mirándolo desde una forma un poco más romántica, la comparación entre estos dos juegos podría interpretarse como un símil de la evolución o la transformación que sufre su protagonista reflejada perfectamente en las dos obras, la luz sucumbiendo a las tinieblas, dos juegos diferentes para cada ocasión. No es necesario compararlo con otras aventuras mejores o peores, Castlevania Lords of Sahdow 2 tiene su propio némesis y no es otro más que su primera entrega.

Existen otros dos elementos dignos de elogio y aplauso, al margen argumental y jugable de las dos obras y que ambas comparten, como por ejemplo los dibujos y toda la información que contiene el libro de viaje. Perderse en sus ilustraciones y leer absorto toda esa gran enciclopedia que describe con detalle el universo que completa la historia y que rodea a su protagonista es de un gran interés, recogiendo los diferentes personajes, lugares, relatos y las diabólicas criaturas a las que el jugador hace frente. Todo este preciado contenido se describe con mimo y detalle, contribuyendo de manera activa a enriquecer la experiencia mientras jugamos, dándole peso y permitiendo al jugador sumergirse más profundamente en este gran relato fantástico.

Castlevania Lords of Shadow 2

Una reseña hacia estos dos juegos jamás podría estar completa sin hacer mención a una omnipresente banda sonora con una calidad capaz de rivalizar con la de superproducciones como El Señor de los Anillos, mirándola cara a cara y sin ningún tipo de complejo. El trabajo realizado en este aspecto por Óscar Araujo es sencillamente impecable y magistral en ambos juegos. Y sin salirnos del campo sonoro, no hace falta extenderse demasiado en algo que pensamos casi todos, viniendo de donde viene y teniendo los actores de doblaje que tenemos en España, clama al cielo que no venga doblado a nuestro idioma, por mucho que digan que el inglés es el idioma universal.

Mucho se dijo y se prometió sobre el gran desenlace al que asistiríamos en Lords of Shadow 2. Ahora que ya lo he experimentado puedo decir abiertamente que tampoco puede compararse con el final del primer juego, de hecho queda por debajo, al igual que el encuentro final con Satán. Volver a derrotar a ángel caído es una tarea que resulta más sencilla que la primera vez y la cinemática reservada para ese momento y donde termina el juego, no cumple con el grado de épica ni de emoción que esperaba. De hecho, encontramos momentos más emocionantes a lo largo de la aventura y a través de otras revelaciones que vamos descubriendo cuando llevamos más de la mitad del juego.

La reinterpretación de Castlevania realizada por Mercury Steam es brillante, apasionante y se disfruta mucho con la historia de Gabriel y de Drácula. El viaje y la transición del personaje son capaces de conmover al jugador con dos juegos que comparten un protagonista pero que se conciben diferentes, no solo por la línea temporal que los separa, también por la forma de jugarlos. El primero de ellos atesora el espíritu de los elementos Castlevania de una forma más pura, y el otro se entiende más quizá como el sueño personal de un estudio o de su dirección a la hora de querer evolucionar o madurar ese éxito conseguido con un primer juego. Que lo hayan conseguido o no ya depende de cada uno, como cualquier otra trilogía el jugador puede contemplarlo como una de las piezas de un todo, pero cuando prefieres quedarte con una de las partes siempre es por algo.

 

 

No tenéis por qué temer el dolor, si vosotros lo dispensáis primero…”  – Drácula

Etiquetas Mercury Steam

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

7 comentarios

Comentar
  1. Voyevodus 19 de Marzo de 2014 a las 10:48 Responder

    Cosas de la vida… leyendo el texto ha comenzado a sonar de forma aleatoria en mi itunes una versión metalera de la BSO del Castlevania original… impresionante tema!! Y las letras del señor Rubio… a la altura, ni más ni menos. Solo yo sé lo especial que ha sido este momento, leer la intro en cursiva mientras se afinaban las guitarras para interpretar Castlevania…
    Coincido en todo con el texto, salvo en lo referente a la segunda parte de LoS pues no la he catado, pero jugar con Drácula siempre es un plus, y más después del primero, cuyo final me pareció apoteósico. No sé si sería evidente pero no me lo esperaba, no sé si por la edad o por los excesos.
    Después de ver el trato que recibió el primer LoS por parte de algunos medios (pocos, pues por lo general fue calificado con notables altos), donde creo firmemente que lo que sucedió fue que ciertos redactores pagaron sus correspondientes decepciones personales por no ser un Castlevania calcado a los de antaño, no tengo del todo claro que muchas notas que ha recibido esta segunda parte sean del todo justas. Porque ya se sabe cómo va ésto: los 4 tontos (o listos, según se mire) de siempre ponen notas y los demás, con ligeras fluctuaciones, las mantienen, no sea que vayan a desentonar en esa biblia que los necios ven en metacritic…
    En resumidas cuentas… larga vida a textos así, a Borntoplay, a Drácula, a Mercury Steam, a Kojima, al clan Belmont.

  2. RUBIO 19 de Marzo de 2014 a las 13:56 Responder

    Voyevodus, mecionas que controlar a Drácula es un plus, por supuesto, pero el sistema de combate ampliado creo que es lo que más te gustaría, por lo que te conozco y sabiendo que te gustan los Beat ‘em up, considero que quedarías muy satisfecho con el nuevo sistema de aprendizaje de combos y la maestría. Las sensaciones y las emociones es lo que, desde mi punto de vista, no ha podido igualar LoS 2 frente a la primera entrega.

  3. Ginger 19 de Marzo de 2014 a las 16:14 Responder

    Muy buen texto Rubio. Todavía no he jugado a la segunda entrega, pero el primer Castlevania de Mercury Steam me pareció soberbio y, como bien dices, hace justicia a los mejores de la franquicia, lo que hasta ahora los títulos 3D de la saga no habían conseguido (aunque soy un gran fan de las entregas de PS2, me encantan). Parece ser que en la secuela la acción toma un papel más predominante, lo que tanto puede ser bueno como malo… esperaré a probarlo para saber hacia que lado se decanta la balanza 🙂

  4. RUBIO 19 de Marzo de 2014 a las 17:23 Responder

    Gracias Ginger, al final siempre me extiendo un poco más de la cuenta, no tengo remedio.
    Sabiendo que te gustó LoS tengo mucha curiosidad por saber qué opinas de LoS2, asi que cuando consigas clavarle el diente no dudes en comentar por aquí qué te ha parecido el juego.

    Un abrazo

  5. malevolus 19 de Marzo de 2014 a las 18:41 Responder

    estoy con el sr. Ginger, x aqui se menciona muxo a SOTN o el Rondo of Blood xo las entregas de ps2 también molaban bastante y SCIV de SNES aunque fuera un remake del de NES también es xa mi de los mejores

    No e jugado la saga LoS xo tengo qponer remedio a esta situación cuanto antes, por loq leo debe ser apoteosico

Publicar un nuevo comentario