Steam Controller

Las Steam Machines llegarán en noviembre

El próximo 10 de noviembre Valve pondrá a la venta sus Steam Machines, ordenadores desarrollados exclusivamente para jugar conectados a su tienda digital Steam. Estas máquinas usarán el sistema operativo SteamOS y su propio mando, el Steam Controller, que promete derribar las siempre polémicas barreras entre ratón-teclado y el clásico mando para consola.

Las Steam Machines podrán adquirirse a través de la tienda de Steam  y su precio, según las especificaciones técnicas, van desde los 449,99 dólares que cuesta la Alienware, hasta los… 4.999,99 dólares de la Falcon Northwest.

El Steam Controller y el Steam Link (este último permite hacer streaming del PC a la televisión) se pondrán a la venta el mismo día de lanzamiento que las Steam Machines, ambos por el mismo precio, 54,99 euros. Un pack permitirá hacerse con los dos por 109, 98.

A partir del próximo 10 de noviembre (aquellos que reserven podrán adquirir todo esto a partir del 16 de octubre) se abrirá una nueva alternativa para los jugadores, quizá la opción ideal para aquellos que siempre han buscado el equilibrio o la mezcla del mundo PC y el territorio consola.

 

Etiquetas SteamValve

Comparte este artículo

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes
pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica
que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

3 comentarios

Comentar
  1. RUBIO 5 de junio de 2015 a las 18:37 Responder

    Si te soy sincero Chuchu… no me interesan lo más mínimo estas Steam Machines. Precisamente por lo que comentas. Poca gente de consolas echa de menos el mundo de PC y viceversa (bueno yo anhelo muchos títulos de PC la verdad sea dicha)
    La idea de lanzar una especie de híbrido con el prohibitivo precio de un PC potente no me llama en absoluto, más aún cuando nos encontramos en un momento donde las altas prestaciones, los buenos gráficos y toda la purpurina visual está en sus horas más bajas. La credibilidad de toda la industria en general se tambalea.

    Un abrazo

Publicar un nuevo comentario