La leyenda del lobo solitario

Halo 4

Suena a nombre de novela barata o al título de una película de Steven Seagal pero no, es el nombre del logro que desbloqueas al superar la campaña principal de Halo 4 en el modo de dificultad Legendaria, es decir el más chungo.

La verdad es que me he animado a escribir este post por dos motivos. El primero de ellos está lejos del propósito de regodearme por el logro conseguido, ni tampoco pretendo demostrar al mundo que soy un jugón de los buenos. La saga Halo me gusta porque siempre ha ofrecido una experiencia diferente respecto a todo lo que tiene que decir el catálogo de First person shooters y una de las muchas cosas que siempre he valorado ha sido la riqueza y la complejidad de sus tiroteos. Esta característica unida a al estupenda I.A enemiga bajo un apartado técnico de lujo, genera una simbiosis perfecta dentro de la jugabilidad. La experiencia Halo, cualquiera de sus entregas, en su nivel de dificultad más alto supone un auténtico reto para los amantes de los disparos subjetivos, un desafío que disfrutas enormemente gracias a una dificultad ajustada de manera acertada y donde el éxito casi siempre estará marcado por la habilidad que demuestre el jugador durante los tiroteos. Existen unas normas invisibles que debes conocer pero que nadie te explica, los enemigos son diferentes, cada uno tiene sus puntos débiles y sus habilidades, al igual que el uso de los diferentes vehículos y cada una de las muchas armas que recoges durante una partida. Todo ese conocimiento del universo Halo hay que tenerlo en cuenta en segundos mientras saltas, disparas, te cubres, lanzas una granada…

Reconozco que Halo 4 posee la campaña que menos me ha gustado, la más espectacular a nivel visual debo decir, pero también debo “recular” en mis primeras impresiones acerca de los nuevos enemigos. Al principio es cierto que se me hizo un poco extraño la introducción de una nueva raza en los combates, después de tantas batallas contra el Covenant terminas cogiéndolos cariño. Pero luchar contra un Caballero Prometeo, las I.A  de los Forerunners, desde luego que amplia y enriquece los combates, además nos deleitan con un nuevo arsenal bastante interesante. Es un enemigo duro, grande y rápido. Antes de alcanzar y presenciar la cinemática final tenemos varios enfrentamientos seguidos con este personaje y fueron unos momentos que me parecieron memorables. Ver como se desintegran sus cuerpos al abatirlos es una pequeña delicia visual.

Halo 4

El segundo motivo que tiene este post viene inspirado por el nombre del logro y por el reciente rumor de que la próxima Xbox podría requerir una conexión permanente a internet y un sistema antisegundamano. Si esto llegara a confirmarse, una posibilidad bastante probable de cara a la nueva generación, todos aquellos jugadores que hemos disfrutado durante años de ese momento íntimo y personal, ese derecho a jugar solos siempre que nos apeteciera y sin necesidad de depender de nadie, se nos arrebata sin preguntar, de una forma brusca e injusta. La idea de tener que pagar por jugar a la videoconsola, depender de terceros y de una conexión para mi disfrute o no poder intercambiar juegos es algo que me altera la sangre.

Los tiempos cambian y todo evoluciona, los videojuegos no son una excepción y este podría ser el nuevo rumbo que tome la industria a partir de ahora, y parecen ser lentejas. O te unes al “todos conectados y controlados” o te quedas fuera, así de sencillo. De ser así tendremos que tomar una decisión, resistir hasta un punto donde debamos replantearnos esto de los videojuegos o pasar por el aro y adaptarnos.

Siempre he sido de los que disfrutan más jugando solo y sin necesidad de internet, los multijugadores y las partidas online están muy bien para un rato y para eso debería ser una conexión online, obligarnos a estar conectados de manera permanente para poder jugar a la consola es una imposición un tanto severa. El auténtico jugador de videoconsola es aquel que disfruta tranquilamente de una partida, sin necesidad de nada más. Llegar, encender la consola, meter un disco y a jugar. Este modelo de jugador podría estar condenado a convertirse en una leyenda. La leyenda del lobo solitario.

 

 

Etiquetas 343 Industries

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

Sin comentarios

Comentar