Born To Play

Jugar sin parar y no perder la salud en el intento

No lo podemos negar, todos los gamers sabemos que pasar horas jugando puede que no sea la más sana de las actividades, pero es que tampoco podemos evitar jugar sin parar cuando un buen videojuego cae en nuestras manos. En este artículo de colaboración entre Modo Eficaz y BornToPlay queremos ofrecer algunas de las técnicas más eficaces para viciarnos sin parar y no perder la salud en el intento.

 

¿Dónde está el problema?

Estamos cansados de ver cientos de estudios, noticias y comentarios de “expertos” que echan pestes de los problemas de salud derivados de jugar durante mucho tiempo seguido (problemas de espalda, de vista e incluso psicológicos). La única alternativa que proponen suele ser no jugar más de una hora al día pero todos sabemos que una hora no da para mucho y una vez que nos ponemos nos gusta estar todo el rato que nos apetece. Por suerte cada vez son más los estudios científicos que están demostrando que jugar a videojuegos no es tan malo como muchos proponen y que además tiene otros beneficios que merece la pena tener muy en cuenta. Nosotros queremos contribuir a la causa con estos consejos que ya deberías estar poniendo en práctica.

 

Técnicas para jugar y cuidar la salud
 Cuidar la vista

Pasar muchas horas con la vista pegada a una pantalla puede provocarnos algunos de estos problemas: irritación de ojos, visión borrosa, fatiga visual o incluso pérdida de visión. Los rayos azules de las pantallas y mantener la vista enfocada durante tanto tiempo a un televisor no es nada bueno.

¿Qué podemos hacer? Usar la Técnica 20-20-20 que podemos aplicar de manera muy sencilla. Consiste en dejar de mirar la pantalla cada 20 minutos, durante 20 segundos y mirar a unos 20 pies de distancia (6 metros).

Hay Apps móviles que sirven para avisar cada 20 minutos y hacer estos descansos. Aunque pueda parecer un poco tostón el desconectar cada 20 minutos, como es muy poco tiempo no resulta tan pesado. Esta técnica es muy buena para evitar que se deteriore la vista ya que te ayuda a relajar los músculos de los ojos.

También es importante no olvidarse de parpadear; es curioso pero cuando nos ponemos a jugar nuestros ojos están tan concentrados que a veces se les olvida hacerlo y esto provoca irritaciones y sequedad.

 

 Cuidar la espalda

La espalda es la otra gran afectada de nuestras maratones gamers. La mayoría de los consejos ya los conoceréis pero no conviene olvidarlos mientras jugamos:

El primero de ellos consiste en encontrar una silla cómoda y ergonómica que mantenga nuestra espalda en una buena posición. Hay que intentar no doblar la columna, debemos mantenerla recta para evitar dolores de espalda.

En algunos países del mundo también se han puesto de moda los llamados Standing Desks, unas mesas de trabajo que se regulan en altura para poder trabajar de pie o sentado. Hay muchos estudios que confirman que alternar periodos estando sentados con periodos estando de pie es beneficioso no sólo para la columna sino también para el organismo en general ya que lo re-activa y evita retenciones de líquido y obesidad. Siguiendo este ejemplo podemos intentar alternar ratos jugando de pie con ratos jugando sentado, no es demasiado incómodo y los beneficios son palpables.

 

Para sentirnos mejor

Antes de ponernos a jugar es una buena idea preparar un poco el terreno. Coge una botella de agua de la nevera para mantenerte hidratado (muy importante sobretodo en verano), y prepárate además algo para picar. Por ejemplo unos frutos secos, algo de fruta ya cortada o algunos snacks saludables.

Otra cosa también importante es no estresarse demasiado. Todos nos hemos encontrado con pantallas difíciles e incluso imposibles que repetimos cientos de veces antes de poder pasarlas. Si te encuentras ante un caso como este, no permitas que el estrés y los nervios se apoderen de ti. Pausa el juego, haz un pequeño break y re-tómalo. Muchas veces volverás a la partida y lo pasarás a la primera.

Ahora que ya conocéis estos trucos: ¡A jugar se ha dicho!

Comparte este artículo

Sin comentarios

Comentar