GT Academy, la auténtica competición… o no

GT Academy

Todavía recuerdo las críticas, bien vertidas, que denunciaban la jugada comercial de Poliphony al lanzar en marzo de 2008 el Prologue al mercado. Pero con el ansia de simulación que padezco y siendo jugador desde la segunda entrega, decidí comprármelo.

Se me hizo corto, la verdad, y no era mal juego siendo la beta, pero lo que me enamoro fue el online. El nivel de competición que uno experimentaba dando vueltas y vueltas luchando contra ti mismo, batiendo tus tiempos en cada circuito y con cada coche para intentar entrar en la lista de los 100 primeros era buenísimo. A cada mejora de 3 o 4 décimas te veías escalar posiciones y el pique con tus amigos en la lucha por los puestos altos lo hacían muy adictivo. Quien entraba en los 10 primeros puestos podía mostrar su vuelta a quien quisiera verla, puesto que no sólo se podía cargar su “fantasma”, además podías ver la repetición de la misma, pudiendo observar su modo de conducción (útil a la hora de batir rivales).

Después llego el GT5, que pasaré por encima diciendo que le falta ese “modo contrarreloj online mundial”, que tan atractivo le hubiera hecho ser. De haberlo sabido… hubiera conservado el Prologue

Y tan sólo 6 meses después, con el bombo y platillo correspondientes, nos invitan a participar en la GT Academy, que funcionara del 30 de Mayo al 24 de Junio. Un evento realizado por Polyphony bajo encargo y esponsorización de la gigante japonesa del motor Nissan.Teniendo en cuenta que es el mejor simulador del mundo del motor, y usándolo para la ocasión, Nissan organiza la competición para escoger a los dos mejores jugadores a nivel mundial que, teniendo carnet de conducir, lleven el coche de dicha escudería en las 24 horas de Le Mans. Todavía recordamos al español Lucas Ordoñez en el 2009 con el equipo, tras superar las eliminatorias presenciales.

GT Academy Borntoplay

Bueno pues me bajo del Store la versión, que es gratuita y comienzo a competir. Por supuesto, como en cualquier competición comienzan testeandote con pruebas fáciles, de curvas suaves. Finalizo sin mucha dificultad con oro en las dos primeras pruebas de las disponibles en la primera ronda, puesto que las rondas se desbloquean al paso de días reales; decidiendo en este punto repetir ambas para intentar subir posiciones en la clasificación. Cuando ha bajado bastante mi tiempo, después de dos horas repitiendo la misma curva, creo que he tocado techo. Pero ando muy lejos de los primeros puestos, algo no me cuadra.

No es que quiera presumir de nivel, pero entrar dentro de los 50 primeros teniendo en cuenta que ostento en el Prologue el puesto 4 con el Lotus Elise 111R Tuned Eiger Nordwand, no debería resultarme difícil.

Pues con todo esto tenido en cuenta, decido irme a la lista clasificatoria de estas pruebas, directo al primero, para cargar su “fantasma”  y ver como lo hace. En ese momento es cuando me dieron ganas de no seguir compitiendo para alcanzar el sueño de llegar a Le Mans.

No sirve de nada entrenar para saber conducir a la perfección haciendo mil y una veces la misma curva si luego ves que los mejores tiempos de la tabla no conducen por la carretera, sino que forzando unos límites desmesurados de anulación de prueba van por el césped, totalmente fuera de pista, a más de dos metros. Cuando corremos en el GT5 para sacar los carnets, en las pruebas de conducción, los límites son muy estrictos, anulándose la prueba en cuanto se ponen dos ruedas fuera de los limites de carretera. ¿Era tan complicado crear esta aplicación con la misma política de realismo? ¿O es que Nissan no quiere pilotos aplicados, sino jugones avispados?

Por supuesto, que el GT5 me parece un gran juego, por supuesto que su simulación concede conocimientos de conducción y es de las mejores, pudiendo servir para seleccionar y entrenar pilotos, pero Poliphony se equivoca en el Academy 2012. El realismo del título es lo que lo hace tan difícil de jugar, esa esencia no debe perderse en su momento más imprescindible.

 

Comparte este artículo

5 comentarios

Comentar
  1. Malevolus 29 de mayo de 2012 a las 11:53 Responder

    A ver si lo termino de pillar pq no soy mucho de gt… la gran prueba q permite al jugador competir xa llegar la carrera de lemans ¿es menos exigente q otros modos del prologue?

  2. STAHLECKER 29 de mayo de 2012 a las 13:39 Responder

    Tranky Malevolus que para eso estamos.Los limites de pista para anular la vuelta,recordaras las pruebas de carnets del Prologue,son excesivos.Vamos que te exigen muxo en los carnets,que esta bien,pero en el Academy puedes ir de vuelta por el campo.Se anulaba la prueba en los carnets en cuanto sacabas una segunda rueda de la pista,en el Academy….2 metros

  3. Malevolus 29 de mayo de 2012 a las 13:48 Responder

    No he jugado a gt 5, si no recuerdo mal jugé al de la play 1 nada… xd
    Se diria que son más permisivos con el margen de error ¿no? algo realmnte curioso teniendo en cuenta q estams hablando de 1a competición profesional xa acceder a una competición profesional REAL!!!

  4. BladeRunner 30 de mayo de 2012 a las 07:36 Responder

    Yo aun conservo el Prologue, y al GT5 le echo mis ratos de vez en cuando. La verdad es que me da pereza bajarme el GT Academy, pero si dices que se puede ir por el campo sin que penalicen, bua…no tiene gracia.
    Si uno de los dones del GT5 es estar ahi concentrado en un circuito , a toda pastilla para no sacar una rueda del asfalto…

Publicar un nuevo comentario