Goldeneye (Nintendo 64) Año: 1997

Inolvidable y eterno…

Estos dos adjetivos son los más adecuados para describir este videojuego. Aún así, no le hacen justicia suficiente.

Podría empezar de tantas maneras alabando la obra maestra de Rare que se me agolpan sus miles de virtudes en la mente y me bloquean impidiéndome teclear. Son tantos los buenos recuerdos y sensaciones que me transmite este juego…

GoldeneyePuedo presumir asegurando al 100% que es el videojuego al que más horas de mi vida he dedicado. Estamos ante uno de mis juegos favoritos. Reconocido y considerado en todo el mundo como uno de los mejores videojuegos de disparos en primera persona de todos los tiempos.

Si yo fuera el jefe o director de un estudio programador y quisiera desarrollar un nuevo shooter, antes haría que todo mi equipo jugara a este juego. Las grandes cualidades  de este titulo deberían ser tomadas como referente y como base  antes de crear cualquier otro nuevo FPS. A día de hoy todavía tiene detalles, aspectos y cualidades que no se han vuelto a ver en un juego de tiros y mira que ya ha llovido (dos generaciones) y mira que ya han salido títulos de calidad dentro del género.

Goldeneye se convirtió en un Dios del género por las siguientes motivos:

El juego empezó como un proyecto muy normal y durante su desarrollo pasó casi inadvertido. EL juego basado en la película de 007 tenía un acabado y una técnica brillante… pero además era muy fiel a la película y recreaba los escenarios del film de una manera excelente. Solamente una compañía como la antigua Rare pudo hacer algo así, adelantando su juego a años luz de cualquier otro título del género de esa época.

GoldeneyeNintendo siempre ha innovado con sus videoconsolas y con sus periféricos por eso Nintendo 64 fue la primera videoconsola que incorporaba un mando con un joystick analógico, un nuevo paso en el mundo de los videojuegos y su sistema de control.

Goldeneye fue el primer juego de disparos en primera persona con un control capaz de competir con los mejores de PC, gracias a un control creado específicamente para consola y para ese mando.

Técnicamente el juego era superior a todo lo que se había visto hasta entonces incluso en PC. La textura poligonal de los cuerpos y sus caras eran muy reales, dando una sensación de volumen y contundencia que se alejaban de las texturas planas de otros shooters del momento. De hecho los rostros de los enemigos eran fotos de personas reales y sospechosamente muchos de ellos serían los propios desarrolladores y personal de Rare.

Fue pionero incorporando un sistema de daños en el cuerpo de los enemigos, fijando unos puntos concretos más letales que otros. Los soldados reaccionaban de manera diferente según en que parte del cuerpo les alcanzaras, ofreciéndonos unas animaciones al morir y al moverse nunca vistas (algunas de ellas todavía me hacen reír).

GoldeneyeGoldeneye derrochaba calidad por su gran acabado técnico pero también gracias a excelentes y pequeños detalles que sumándolos contribuyeron a hacerlo único. Detalles como dejar la marca de nuestro disparo en los cascos enemigos o en sus armas, la chispa de fuego que quedaba en una pared una décima de segundo tras un disparo, las virutas de la pared o del techo cayendo tras unos disparos, volarles el gorro a los guardias de un certero disparo, disparar a la granada que un soldado tenía en la mano o en el suelo, muchísimas armas reales de diferentes categorías (sin licencias) con sus distintas características… a resaltar entre ellas, el rifle de francotirador. Goldeneye fue de los primeros juegos en introducirlo. Estos son algunos de los detalles y características que lo diferenciaba del resto y lo elevaban aun más alto.

Pero sin duda si algo tenía de rompedor GoldenEye como FPS, aparte de todo lo citado ya, era la libertad que tenía el jugador a la hora de afrontar un escenario con varios objetivos o misiones. Aquí tenemos otra gran novedad de su tiempo. Sus desarrolladores diseñaron primero los escenarios del juego y no un camino prefijado a modo de “pasillo”. Para que me entendáis mejor os lo explico así: construyeron todos los mapas con sus edificios, caminos, cámaras, parapetos, etc y  una vez terminados colocaban al jugador sobre el terreno. Esto era toda una gran novedad.

GoldeneyeLa posibilidad de jugar a lo loco enfrentándonos a los soldados o poder pasar los niveles de una manera sigilosa, rompiendo cámaras, usando silenciadores, etc hacía  que el juego fuera enormemente rejugable, gracias también a los niveles de dificultad. En el más alto nos obligaba a acceder a zonas del escenario que no visitábamos en el modo fácil o medio.

Como broche final a todo este gran trabajo Rare nos brindó uno de los multijugadores a pantalla partida para cuatro personas más divertidos de la historia de los videojuegos. Era una fuente de diversión inagotable. De los mejores a los que jugado. Menudos duelos con la Golden gun.

A mi personalmente este juego me trastocó la cabeza, no podía parar de jugar y cuando no jugaba no podía pensar en otra cosa. Recuerdo cuando lo compré… me costó sudor y lágrimas ahorrar 25.000 pesetas que era lo que valía la consola (por aquel entonces no trabajaba y era un pastizal), más las casi 10.000 pesetas que valía el cartucho. Esto último me lo prestó mi madre jejeje (gracias Mama).

Años después salió Perfect Dark, su sucesor evolutivo, título que comentaré más adelante pues Rare consiguió una vez más superar lo insuperable.

Sólo puedo añadir una última cosa: Gracias Rare!

 

Este reportaje se lo dedico a mis hermanos Javi & Jandro, juntos pasamos muchos ratos buenos con este cartucho. Y LOS QUE NOS QUEDAN!!!!

Laaaaaaaaaaaaiiiiiiiiiiiii…

Comparte este artículo

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes
pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

6 comentarios

Comentar
  1. Obligatorio: cejel 3 de mayo de 2011 a las 11:53 Responder

    Saludos , madre mia.. muy buenos recuerdos me trae este juegazo, mucha envidia tenían los de PLAY en aquella época, jajajajjajaa ya les habria gustado tener un juegazo asi la verdad. Me alegro mucho de haber conocido este JUEGAZO, pero sobre todo haberlo jugado. Infinitas horas de vicio , diversion y momentos inolvidables y como bien has dicho, su precedesor Perfect Dark nos volvió a recordar y con sentimientos mas fuertes lo buena que era Rare.
    Recuerdo con añoranza el modo multijugador , jajaja los fines de semana jugando en el cuarto de estar en casa y entre diario que no podia estudiar ni hacer los deberes porque estaba en mi cabeza el disparar a diestro y siniestro contra los malos jajaja , Goldeneye…¡gracias! un juego que recordaré siempre con mucho cariño y ¿por qué no? de vez en cuando echar una partidilla y recordar viejos tiempos dorados.
    Gracias rubio por enseñarnos a Jandro y a mi este juego.
    Mis felicitaciones , muy buena redacción .Laiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii =)

  2. lommet 3 de mayo de 2011 a las 12:57 Responder

    Muy buen articulo, si señor, una pena que ni aunque lo escribiera el mismisimo Miguel de Cervantes, pudiera ser la mitad de perfecto de lo que fue GOLDENEYE… hoy en dia, a mi no me cabe duda de que es un referente que toda compañia desarrolladora de videojuegos emplea a la hora de hacer un FPS.

    Como bien dice RUBIO, lastima que algunos de los juegos que lanzan hoy en dia no tengan, ni si quiera se acerquen al nivel alcanzado por el GoldenEye.

    No olvidemos que por aquel entonces RARE era indiscutiblemente el mejor grupo de desarrollo con diferencia, lanzando al mercado titulos como Banjo y Kazooie, PerfectDark, etc…

    saludos!

  3. Voyevodus 4 de mayo de 2011 a las 00:24 Responder

    Lo jugué años después de su salida, cuando ya había jugado a otros FPS más modernos como COD o KZ, y aún así me pareció acojonante, uno de los 30 mejores juegos que he jugado. Me gustó más que Perfect Dark, que solo probé (ya sabes que a mí manejar zorras no me hace mucha gracia), pero lamentablemente no gustó a todo el mundo como dices…
    El juego fue bastante criticado en Japón. Famitsu creo que le calzó un 30/40 nada más… menos de un 8. Que los FPS no gustan allí es algo que todos sabemos, pero hay shooters que han valorado bastante mejor los 4 redactores del medio más importante y prestigioso del mundo.

    Lommet… Rare fue muy grande, de las que más. Pero decir que era la mejor de manera indiscutible sí que es muy pero que muy discutible….Squaresoft (ahora desgraciadamente Square-Enix) se marcó en esa generación FF VII, FF VIII , FF IX, Vagrant Story y los dos Parasite Eve, entre otras cosas…

    Un saludo muy grande chavales!!!

  4. RUBIO 5 de mayo de 2011 a las 08:23 Responder

    FF es una serie muy buena y con muchos seguidores. Personalmente me gusta más Zelda, pero bueno son gustos.
    Recuerdo el Parasite Eve… buen juego. Un buen remake no sería tontería.
    Rare fue una grandísima compañía. Se decía por aquel entonces que todo lo que tocaba lo convertía en oro. Todo los juegos que sacaban eran alabados por la crítica. El único que en su día no llegó a calar al público fue Jet Force Gemini. Aun asi no recibió malas críticas.

  5. STAHLECKER 6 de febrero de 2013 a las 13:35 Responder

    La reinvención de los shooters. El más importante desde doom. y que recuerdos en el pueblo, con ese multijugador brutal eh Rubio…. Faltan juegos tan innovadores hoy en día. INCREIBLE juego

  6. Piticli 1 de marzo de 2013 a las 22:12 Responder

    Inmenso,bello,grandioso,atemporal.
    Esos son los adjetivos para definir aquel cartucho.
    Gracias Rare,gracias Nintendo 64,gracias por hacerme posible vivir aquella irrepetible experiencia,que siempre estara en mi.

Publicar un nuevo comentario