xbox360 microsoft videjuogos borntoplay xbox consola

Finaliza la fabricación de Xbox 360

Siempre que se anuncia el cese de fabricación de una consola la nostalgia hace acto de presencia. Es una sensación inevitable que al mismo tiempo te recuerda que ya vives en otra generación y también que necesitas una plaza más en la sección retro de tu armario o cuarto de estar.

Recientemente, Microsoft anunciaba a través de un comunicado oficial el fin de la producción de su consola estrella, Xbox 360. Parece que fue ayer cuando se produjo su lanzamiento en diciembre de 2005 y durante un poco más de una década hemos disfrutado de una consola con una carrera envidiable y un catálogo que ha brindado joyas como Halo Gears of War, sagas exclusivas que de forma casi automática vienen a la cabeza cuando uno piensa en la máquina de Microsoft. Una plataforma que además de acercar la esencia y el estilo de los títulos de PC a los usuarios de consola, también asentó un servicio online de calidad a aquellos que jugamos “espanzurrados” en el sofá con un mando en la mano.

 

Algunas de las cifras de Xbox 360
  • Más de 85 millones de consolas vendidas
  • Más de 4.000 juegos distintos dentro de su catálogo

 

El responsable de la división Xbox, Phil Spencer, ha sido quien ha dado la noticia y también ha comentado que continuarán vendiendo todo el inventario existente según la disponibilidad de cada territorio. Los servidores seguirán proporcionando juego online y las promociones como Juegos con Gold, lanzamientos digitales y otras ofertas también se mantendrán activos.

Para mi y seguro que para muchos de vosotros esta consola está lejos de encontrarse muerta. El catálogo de la pasada generación es tan amplio y se compone de tantos buenos juegos, que rejugar tus títulos favoritos y comenzar aquellos otros que dejaste pasar es una labor que aún puede brindarnos mucho tiempo de disfrute con la “360 “.

Etiquetas Microsoft

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

10 comentarios

Comentar
  1. malevolus 22 de Abril de 2016 a las 16:57 Responder

    Algo inevitable al fin y al cabo. Ahora “misteriosamente” empezarán a estropearse sin explicación y justo coincidirá con alguna “nueva actualización” que se anuncie ahora o de forma posterior. Piensa mal y…

    • RUBIO 22 de Abril de 2016 a las 17:35 Responder

      Si te sobra el dinero Fomalhaut, mejor compra una nueva y así te dura unos cuantos años, pero como bien dice Malevolus, por si acaso mejor no la conectes demasiado a la red

  2. Víctor Bombién 22 de Abril de 2016 a las 20:27 Responder

    Yo ya la tengo en mi rincón retro junto a mi mega-drive y nintendo 64 (que por cierto, pillé hace relativamente poco con el mario 64 y todavía no lo he catado pero no hay ninguna prisa jeje) pero vaya, sagas como gears of war van a hacer que acabe pillando la one y sacando la 360 del cajón para darme una buena viciada. Uno de los pocos juegos además que incluye cooperativo a pantalla partida y que es un auténtico juegazo!!!

    • RUBIO 23 de Abril de 2016 a las 08:08 Responder

      ¡Hola Victor! Pues precisamente ahora estoy yo liado de nuevo con la trilogía Gears of War. Hace un par de semanas me empecé la primera parte con un amigo y ahí estamos dándole duro a la historia a pantalla partida. Como bien dices tiene un cooperativo cojonudo. Disfruto mucho con esas partidas a dobles o a cuatro si se puede, como en los tiempos de la N64.
      Por cierto, ahora que la nombras, enhorabuena por esa adquisición para tu sección retro, ahora poco a poco puedes ir haciéndote con sus joyas, afortunadamente no son muchos pero las que hay son únicas y de lo mejorcito.

      Saludos

  3. Víctor Bombién 23 de Abril de 2016 a las 10:14 Responder

    Buenas Rubio, lo malo que le veo a N64 son los mandos (que por cierto es difícil encontrar que funcione la palanquita bien) pero bueno, la verdad es que creo que la saga gears no he llegado siquiera a jugarla de manera individual, siempre con alguien a pantalla partida jeje y no se porque a muchos no les gusta el judgment, a mi me sigue flipando.

    • RUBIO 23 de Abril de 2016 a las 10:25 Responder

      Ya! es que no es lo mismo evolucionar de la cruceta de la época de los 8 y los 16 bits al joystick de N64 que pasar de los gamepads actuales a al mando de la N64. De todas formas todo es hacerse un poco a el. Precisamente hace poco leí un artículo por ahí que hablaba precisamente de esto, el defecto de los mandos era el joystick que tras un uso prolongado (como todos al fin y al cabo) “bailaba” y su movimiento ya no era tan suave. Un tío por ahí andaba recaudando fondos para desarrollarlo de nuevo, o los vendía a 20€ no recuerdo muy bien la verdad. El caso es que por ahí si buscas seguro que encuentras alguno que esté en buen estado o alguna copia decente (mira en Retrocables).

      En cuanto al Judgment, no lo he probado. La verdad es que lo miraba con un poco de recelo porque me parecía la típica entrega saca-cuartos que aprovecha el tirón de la trilogía original. ¿Qué lo hace especial? Además de tomar como protagonista a Baird antes de la historia del primero y la construcción de barricadas, ¿creo que era no?

  4. Víctor Bombién 24 de Abril de 2016 a las 17:13 Responder

    Puede parecer que es la típica entrega saca-cuartos pero que narices, es un gears of war en toda regla! Es verdad que carece de los momentos tan épicos que tienen los anteriores pero es un buen juego. Yo los tengo originales los 4 y no me he arrepentido en ningún momento jeje

  5. MRGRIMM 29 de Abril de 2016 a las 17:26 Responder

    RIP XBOX360 buenos momentos que me diste.
    PD: nunca borre un juego para empezar o instalar otro en la anterior generación de consolas, en la ps4 que tengo con 500 Gb nunca hay espacio.

Publicar un nuevo comentario