El guionista de Gears of War: Judgment critica a Splinter Cell: Blacklist

Splinter Cell: Blacklist

Una de las noticias que más me ha sorprendido durante la Gamescom ha sido el supuesto malestar que ha generado el vídeo de demostración de Blacklist en uno de los creadores de Gears of War: Judgment, dedicándole unas bonitas frases de la talla: “Es mierda desagradable”  “He pasado unos días avergonzado de ser jugador, de disfrutar y de que me gusten los juegos militares o de sentir interés en cualquiera de estas mierdas desagradables” “Torturar es peor que matar”  declaró Tom Bissell, guionista de la próxima entrega de Gears of War.

Durante el vídeo de presentación del nuevo Splinter Cell, el director creativo del videojuego explicó que Sam Fisher hará lo que sea necesario para recabar información crucial antes de que sea demasiado tarde, momento en el que clavaba un bonito puñal táctico en la clavícula de una víctima.

Bueno, efectivamente es violento y sí es una tortura pero ¿de qué nos extrañamos? o mejor dicho, ¿de qué se extraña o se sorprende este hombre? ¿no ha jugado nunca una partidita a Mortal Kombat? creo recordar que en Metal Gear Solid también torturaban a Snake. ¡Pero qué coño…! ¿cómo puede atreverse a criticar la violencia de Blacklist y llamarlo “mierda desagradable” cuando en Gears of War coges a los Locust y los rematas en el suelo pisándoles la cabeza? También puedes partirlos en dos con una motosierra o pegarles una granada al cuerpo, pero este hombre debe pensar que esto no es violento y clavar un cuchillo en el hombro para hacer unas preguntas si lo es.

Quiero creer que únicamente son ganas de llamar la atención y de levantar polémica de manera gratuita, pero quién sabe, tal vez en Gears of War: Judgment tengamos que luchar contra los Teletubbies con unos palos de gomaespuma.

 

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

Sin comentarios

Comentar