El cambio generacional y el jugador romántico

games

El cambio generacional y el jugador romántico

Se acerca un cambio en el mundo de los videojuegos. Este cambio no es únicamente la inminente evolución generacional que sufren las videoconsolas cada cierto tiempo, podríamos estar a punto de cerrar un capítulo dentro de esta forma de entretenimiento, completar una inolvidable etapa dentro de este arte interactivo. Porque sí amigos/as, esto es arte.

Esa gran revolución en la forma de entender el concepto actual de videojuego y videoconsola viene motivado por un importante cambio, la desaparición del formato físico, las conexiones permanentes a Internet, las descargas digitales, OnLive, Gaikai, el “free to play”, Ouya y otras posibles plataformas alternativas. De pronto parece abrirse ante nosotros un mundo nuevo y salvaje donde las antiguas y sagradas reglas desaparecen por completo y donde el jugador de siempre, parece quedarse en territorio de nadie.

La séptima generación de consolas, nuestras actuales Xbox 360, PS3 y Wii, han protagonizado un episodio inolvidable, una generación que parece incombustible, enormemente productiva, constante y fogosa. La generación encargada de subir a un nuevo nivel los 128 bits y la que ha terminado de consolidar el juego online entre otras muchas cosas, haciendo posible que durante una partida nos cubra las espaldas un inglés, mientras un alemán conduce nuestro tanque y nuestro amigo de toda la vida nos suministra munición. Algo impensable hace unos años para los usuarios de consola, mientras que los usuarios de PC y la extinta generación ciber ya habían conseguido experimentar estas sensaciones unos años antes.

Pero esta generación poco a poco se acerca a su línea de meta, la etapa va a terminar en algún momento y el instante de los aplausos tal vez no tarde demasiado en llegar. Se acerca la hora de recapitular y valorar lo que ha conseguido cada máquina, que no ha sido poco. No es una comparativa, ni entrar en batallas de quién es mejor o peor, cada una ha hecho grandes aportaciones al mundo del videojuego. Nuevas sagas, nuevas historias, nuevos protagonistas, nuevas formas de jugar y nuevas e inolvidables sensaciones. Cada casa con su consola ha sabido innovar y sorprender. Microsoft irrumpió en el 2005 con su Xbox 360, encabezando la generación con una consola que a pesar de sus problemas iniciales con las famosas “tres luces rojas” ha demostrado ser una plataforma muy estable y equilibrada, con un gran servicio online y unas licencias exclusivas de gran calidad.

La consola de Sony, PlayStation 3, una máquina de auténtico lujo, un deportivo con gran potencia que no todo el mundo ha sabido pilotar debido a su complejo motor. Sus videojuegos exclusivos son auténticas joyas, que a menudo nos muestran los límites y el techo gráfico de esta generación. Nintendo con su Wii, optó por la estrategia con una maniobra innovadora en la forma de jugar y por la que nadie daba un duro, un suicidio asegurado sentenciaron muchos. Sin embargó y astutamente, esa forma de jugar con los movimientos de nuestro cuerpo, conquistó el corazón de todos aquellos que contemplan los videojuegos como algo puntual, ese tipo de gente que saca el Trivial cuando tienen reuniones de amigos en casa. De esta manera la compañía de Kioto se hizo con un amplio mercado virgen. Y funcionó, vaya que si funcionó debieron pensar Sony y Microsoft cuando presentaron dos nuevos artilugios de captura de movimiento llamados Kinect y Move.

También es justo decir que esta generación ha parido una de las mayores lacras que se han inventado en los videojuegos. Los DLC’s, las descargas, los pases online y todas esas medidas que han llevado a que este maravilloso mundo empiece a ser corrompido más y más por el dinero, sobre todo gracias a la política que han llevado unas cuantas compañías que todos conocemos. Aquellas que explotan sus sagas de manera casi anual con entregas prácticamente idénticas que no aportan nada. Las mismas que también se oponen al mercado de segunda mano y que aplauden sistemas que impiden la reproducción de juegos re-comprados. Unas compañías con gran peso en la industria, curiosamente las que mayor beneficio sacan (estamos tontos ¿o qué?) cuya política o prioridad no es hacer un buen videojuego, sino sacar el máximo beneficio. A la larga las que destruirán la magia del videojuego.

También hemos observado la proliferación de un tipo de videojuego mucho más comercial, más accesible para todos los jugadores, algo que ha llevado a convertir algunas joyas en vulgares juegos de acción, la práctica desaparición de algunos géneros como el survival. Niveles de dificultad irrisorios, excesivas autoayudas para el jugador, todo ello en muchas ocasiones a cambio de títulos con una gran presencia gráfica, con un gran presupuesto orientado a una experiencia en muchas casos vacía. Un bonito envoltorio que en más de una ocasión esconde videojuegos difusos, que beben de fórmulas de éxito de otros títulos, mezclando varios géneros pero sin profundizar seriamente en ninguno de ellos.

La octava generación de consolas está muy próxima, ¿la última antes de que se produzca ese nuevo cambio o la encargada de protagonizarlo? Todavía no terminamos de tenerlo claro. Sony y Microsoft están encargándose de mantener un gran silencio, un secretismo compartido y una posible estrategia muy bien pactada entre ellas. Lo que obviamente lleva a pensar a que esconden algo gordo. Sony anuncia que deja de fabricar DVD´s, CD´s y Blu-Ray, constantes y supuestas filtraciones que plasman nueva tecnología al servicio de las futuras consolas. ¿Una nueva forma de jugar? ¿nuevos dispositivos que consigan un nivel de inmersión hasta ahora nunca visto? Quién sabe, pero os aseguro que no van a conseguir ponerme nervioso, porque a pesar de esa innegable curiosidad por saber que es lo que viene y de lo que serán capaces estas nuevas máquinas, tengo la sensación de que la magia de los videojuegos que hasta ahora conocía y que siempre me ha acompañado corre el riesgo de disiparse entre tanto cambio y adelanto tecnológicamente conectado. No estoy en contra de la evolución natural, pero no puedo evitar ser un romántico de los videojuegos y muchos de estos cambios podrían atentar directamente contra la idea que siempre he tenido de jugar a la consola.

Esta nueva generación empieza oficialmente el 30 de noviembre con Wii U. Esta vez la encargada de inaugurar generación es Nintendo. Una consola algo más potente que las actuales plataformas y que sigue apostando por la forma de juego tradicional pero innovando con un ingenioso pad de control. Nintendo siempre ha sabido revolucionar y ha marcado el camino a seguir en más de una ocasión. Ahora posee una nueva y original herramienta que si sabe sacarla provecho correctamente podría conseguir resultados muy interesantes.

Resulta curioso pero siempre que se adelanta una nueva consola inaugurando una generación, no termino de comprender los comentarios y las críticas de muchos jugadores que parece que se toman esto de los videojuegos como una carrera de armamento, defendiendo y criticando a algunas compañías como si fueran miembros de un partido político. Toda esta cháchara que he soltado no es más que mi mera opinión como jugador, por supuesto yo también tengo mis propias preferencias, me puede gustar más o menos una compañía, puedo inclinarme más por unas exclusividades que por otras, pero siempre me he alegrado cuando se anuncia una nueva videoconsola y no se me ocurre rechazarla porque venga de Nintendo, Sony, Microsoft o Cipotesystem.

Me gustan los videojuegos y como tal, valoro todo aquello que pueda aportarnos nuevas experiencias y nuevos horizontes que puedan enriquecer esta gran forma de entretenimiento. Esto debería ser motivo de alegría, siempre y cuando y desde mi humilde opinión, se respeten ciertas premisas. Tal vez en esta última reflexión algún jugador de Wii o algún amante de la nueva tecnología, pueda diferir conmigo, pero siempre he considerado que jugar a la consola es una especie de ritual sagrado. Un triángulo mágico formado por la videoconsola, el juego, el mando de control y en medio de esos elementos, el jugador.

Como decía, soy un romántico de los videojuegos, tal vez un anticuado para algunos. No me opongo al cambio, seguramente sea inevitable pero que queréis que os diga, como ya hemos comentado muchas veces en la página, muchos todavía preferimos tener nuestros videojuegos favoritos alineados en una estantería en lugar de en un frío y lejano servidor, con esa permanente sensación de que pago por algo que realmente no tengo. Me gusta tener ese derecho a desconectar el cable cuando quiera para poder jugar offline, como lo hacíamos antes, de manera intima. No termina de gustarme la idea de tener que pagar al mes para poder jugar a la consola, ni esa sensación tan molesta que me causa pensar que dependo de alguien y de muchas contraseñas para poder disfrutar de una de mis grandes pasiones, cuando todo siempre ha sido tan sencillo como encender un simple botón y disfrutar.

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

14 comentarios

Comentar
  1. Yaybes 11 de Noviembre de 2012 a las 13:06 Responder

    Gran reflexión Rubio.
    Como tu bien dices,aunque es un arte el crear cada videojuego,o cada consola,se está convirtiendo en un simple “sacacuartos” en el que no importa la diversión que pueda aportar su título,o la trama/historia que nos pueda ofrecer,solo importa cuantos DLCs van a vender,siendo anunciados casi antes que el propio título.Por lástima,esto se ha venido dando más o menos por la mitad de la carrera de esta generación de consolas,y que ha ido aumentando.Si el “Boom del DLC” ha sido tan sonado en esta generación,no se si quiero saber nada en absoluto de la generación venidera,me temo que nos tengamos que hacer frente a una oleada de anuncios que nos invadan,que puedan irrumpir en nuestra pantalla en cualquier momento, vendiendo cualquier producto,como si de un anuncio de televisión se tratase.Tampoco descarto que algún título venga con un modo individual de cuatro minutos y que para ampliarlo haya que pagar todos los meses quince euros.Es un tanto parecido a lo que estamos viendo últimamente,pero aún más exagerado,si cabe.
    Por otra parte,esta generación a aportado grandes títulos,que dejarán un buen recuerdo de ella.
    Por cierto…ejem ejem, “Cipotesystem” ? Nos sacara PeneMove?
    Jajajaja XD

    PD:Max Payne 3 es un juegazo eh? Creo que es uno de los juegos con mejor IA que e visto en mucho tiempo,es interesante como intentan flanquearte unos mientras otros dan fuego de distracción/cobertura.Muy currado y además es chunguillo! Ya me pone a prueba,aunque los subtítulos son muuuy pequeños y cuesta verlos.Y el multijugador no me hace especial gracia…ya le daré más cuando me pase la historia!

  2. todos los videojuegos 11 de Noviembre de 2012 a las 19:00 Responder

    Joder Rubio,te has lucido con este artículo,yo también soy de los que me gusta jugar offline y tener los juegos físicos en la estantería,una gran reflexión tío,enhorabuena

  3. RUBIO 11 de Noviembre de 2012 a las 19:17 Responder

    Gracias chavales, me alegra que os haya gustado y sobre todo que muchos sigamos pensando así. He reflejado muchas veces en la página este tipo de reflexión, pero prometo cambiar el disco, que siempre me explayo un poco con lo mismo. No puedo evitarlo, me fastidia mucho ver como se están cargando el mundo del videojuego.

    Un saludo!

    PD: Yaybes, juegazo el Max Payne 3 ¿verdad? a mi me encantó

  4. BladeRunner 13 de Noviembre de 2012 a las 06:13 Responder

    Muy buen articulo Rubio. Me pregunto si se va a convertir el mundo de los videojuegos en algo tan empresarial que ya va a dejar de ser atractivo para nosotros.

    Tienen que tener cuidado, porque si la proxima generacion va a ser un sacacuartos de DLC,s, juegos incompletos, juegos malos que a los dos meses sacan un parche para arreglarlo, etc… supongo que a ellos esto no les importa, pero tienen que crear algo atractivo si quieren vender algo.
    Sino o la gente se va al PC, o se queda en esta generacion ( yo puedo ser uno de ellos en este caso) o proliferará el jugador retro, cosa que ultimamente parece pasar.

    Casi sin darnos cuenta esta industria ( industria?? quien lo llamaba asi??antes era el pasatiempo casi de un enfermo mental, aun recuerdo los tiempos de la SNES, mucha gente lo decia ) se esta convirtiendo en un negocio lleno de imbeciles. Analistas de mercado que hablan como si fuesen la Bruja Lola, tecnocratas que no paran de hablar de videojuegos cuando siempre los han odiado ( enfermos mentales antes, ahora mercado de negocio… ) y un largo etcetera…me estan haciendo coger un asco increible a este mundillo, no por el hobby en si, sino por la basura que pulula alrededor.

  5. RUBIO 13 de Noviembre de 2012 a las 09:08 Responder

    Gracias Blade y tú como siempre rematas estos artículos con tu sabio punto de vista. Si hay algo de lo que has comentado con lo que de verdad no puedo y no soporto, además de los DLC’s y las compañías saca-cuartos de turno, es con los analistas de videojuegos. Es superior a mis fuerzas, y lo peor de todo es que los medios especializados hacen noticia sus comentarios estúpidos y encima los pagan por decir nada más que gilipolleces. Deben levantarse por la mañana y pensar: ” a ver que chorrada puedo decir hoy, cuánto más grande mejor”

    • todos los videojuegos 13 de Noviembre de 2012 a las 20:36 Responder

      Rubio,creo que se por qué dices eso,tiene algo que ver con Need for Speed? Si es así me parto,yo cuando vi el anuncio hubo uno de ellos que pensé:Pero los sacan así en la tele? Pero si no tienen ningún criterio y lo ponen como diciendo:si estos lo dicen es que es muy bueno,jajaja

  6. RUBIO 13 de Noviembre de 2012 a las 21:09 Responder

    Pues si te digo la verdad no he visto lo del Need for Speed, así que compártelo con todos y así comentamos, pero vamos a juzgar por tus palabras puedo imaginármelo. ¿De dónde sacan a estos tíos? ¿desde cuando hemos necesitado analistas en los videojuegos que nos “alumbren” con sus presagios? Ah bueno, ya sé… desde que esto ha empezado a convertirse en un negocio sucio.

  7. juegos de mesa 16 de Noviembre de 2012 a las 13:56 Responder

    No,lo decía porque me llamo la atención el anuncio cuando dice algo así como:Los especialistas en videojuegos dicen que es el mejor juego de conducción o algo así y aparece en pantalla MERISTATION,la cual dejé de consultar hace tiempo porque no se de donde se sacan las puntuaciones de los juegos y algunos artículos los veo un poco sosos y cono hechos de correprisas,no se los demás lectores,pero yo veo a Meristation como los más entendidos en videojuegos,vale que lleven mucho tiempo pero he leído artículos en blogs casi desconocidos que me han hecho más fácil decidirme por un juego u otro

  8. RUBIO 16 de Noviembre de 2012 a las 15:02 Responder

    Bueno, cada cual tendrá sus preferencias pero sí es cierto que hay algunas publicaciones en los medios profesionales que llaman la atención. La última en mi caso, ha sido el análisis del XCOM en Hobbyconsolas.com. De verdad y sin querer desmerecer al autor, pero el análisis me pareció de pena. Me costaba creer como un artítulo así puede ser aprobado y publicado en un sitio como HobbyConsolas, un medio con cierta veteranía en esto del periodismo de videojuegos.

    Lo de las puntuaciones es mejor dejarlo a un lado y no hacer comentarios. Hace mucho que dejé de creer en las puntuaciones numéricas. Sobre todo cuando empecé a comprobar que ciertas sagas vienen de serie y desde el día de su lanzamiento con el 9 o 9,5 debajo del brazo.

Publicar un nuevo comentario