Diferentes formas de jugar en Splinter Cell Blacklist

Splinter Cell Blacklist

Ubisoft ha lanzado este nuevo tráiler titulado “100 ways to play” donde se recogen las diferentes formas de actuar en Splinter Cell Blacklist. Abordar una misma situación de distintas maneras es una de las libertades que siempre ha concedido esta saga de renombre en la materia del sigilo. Pero en esta ocasión Sam Fisher tendrá a su disposición un mayor abanico de movimientos peliculeros a la hora de resolver una situación delicada, pudiendo acabar con varios enemigos ubicados en una habitación mediante un movimiento rápido y combinado. Por supuesto, estas animaciones quedan espectaculares pero desde mi opinión parece que esta nueva entrega apuesta por un ritmo de acción más rápido y directo, dejando de lado esa personalidad pausada y metódica de las primeras entregas, en definitiva el encanto de esta serie.

A simple vista y sin haber probado el juego, algunos de los cambios que observamos en su jugabilidad, hacen que, aparentemente sea más sencillo acabar con tus oponentes. En Blacklist parece que los enemigos tardan más tiempo en detectarte y reaccionar, algo que podemos sospechar gracias a ese medidor de detección que aparece cuando nos localizan, idéntico al de Hitman Absolution por cierto. En anteriores Splinter Cell un simple guardia bastaba para matarte en cuanto te detectaba, detalle que también podría revelar esa personalidad más descafeinada, más light o como suelen decir los entendidos “más accesible” para el público.

Durante el video también podemos ver cómo utilizar diferentes utensilios y gadgets en nuestro beneficio, empleándolos para crear distracciones y atacar por sorpresa a nuestro enemigo.

Splinter Cell Blacklist llegará el 22 de agosto a las plataformas Wii U, Xbox 360, PlayStation 3 y PC.

Etiquetas Ubisoft

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

Sin comentarios

Comentar