Curso de 1999, Bioshock Infinite (Parte 2)

Ha costado un poco y después de unos cuantos intentos por fin me he ventilado Bioshock Infinite en el modo 1999. Esta segunda y última parte como seguramente deduciréis, está centrada en el último enfrentamiento en la cubierta del dirigible de Comstock, un auténtico infierno de sangre, sudor y lágrimas si no sabemos como actuar. El último escollo que nos plantea el juego puede ser un calvario si no actuamos metódicamente y sin perder tiempo en cada una de las oleadas que nos asediarán.

Las armas más importantes son el rifle de francotirador y Songbird. Debemos situarnos en el lado derecho de la cubierta, en la popa y protegiendo el núcleo, de paso también tendremos cerca un buen surtido de munición y botiquines que agradeceréis. Es importante que sigáis estos consejos al pie de la letra, ya que las pautas están comprobadas y aprendidas a fuerza de caer una y otra vez. No os preocupéis por las monedas, siendo hábiles no gastaremos ni una sola vida.

Lo primero que hacemos es enviar a Songbird a eliminar el primer cañonero, acto seguido desembarcarán varios Vox sobre la cubierta, rápidamente y con la ayuda del rifle de francotirador volamos sus feas cabezas una por una (hay munición en las cercanías)

Después de esta primera oleada llegará una segunda con más enemigos, los eliminamos y a continuación desembarcarán dos Vox con lanzacohetes en cada uno de los extremos de la cubierta, son fácilmente reconocibles porque llevan ese blindaje con cabeza de toro. Es importante eliminar rápidamente a estos dos enemigos porque con sus armas hacen mucho daño al núcleo. Sin perder tiempo nos subimos en el aerocarril que recorre la zona para eliminar al primero, situado en el lado derecho (estribor) y con la ayuda del Sky-Hook lo golpeamos varias veces para lanzarlo fuera de la cubierta. Una vez hecho esto volvemos al aerocarril para acceder rápidamente al segundo, situado en el lado izquierdo (babor) No desperdiciéis tiempo y munición disparándolos, ya que son muy duros y pueden hacernos mucha pupa con sus cohetes, lo ideal es paralizarlos con el rayo y golpearlos cerca de la barandilla para que caigan al vacío. Desde esta última posición eliminamos al resto de Vox con el rifle y volvemos a la posición original, en el lado derecho del núcleo, y nos preparamos para afrontar la siguiente horda.

Bioshock Infinite

Este momento es clave, pues llegarán los dirigibles grandes (el objetivo es acabar con ellos) y alguna cañonera lanza-misiles. Hay que acabar rápidamente con los dirigibles, pues estos nos lanzarán a la cubierta cápsulas con patriotas mecanizados y estos son terriblemente cansiiiiiiiinos. Songbird juega un papel fundamental ahora, tenemos que usarlo con cabeza ya que una vez que ordenamos los ataques sobre una posición tendremos un tiempo de espera hasta que vuelva a estar disponible.

El primer dirigible llegará por el lado derecho y lanzará dos patriotas mecanizados. No merecen vuestras balas, limitaros a acabar con los Vox que los acompañan y que pudieran molestaros (podéis usar posesión y el rayo para ganar tiempo). No cometáis el error de lanzar al principio a Songbird contra el dirigible grande, ya que igualmente nos lanzará a esos dos patriotas, el pájaro después tardará bastante en regresar y durante ese rato los patriotas machacarán duramente al núcleo con sus cañones de manivela. Lo mejor es esperar a que estos se situen en una posición y lanzar a Songbird sobre la cubierta para que los aplaste. Cuando el pajarito ataca la cubierta, el tiempo de espera es menor que cuando ataca un dirigible, es de suma importancia tener en cuenta este factor, ya que debemos evitar a toda costa que la cubierta se convierta en una congregación de patriotas mecanizados, pues destrozarán rápidamente el núcleo.

Una vez despejada la cubierta, ordenamos a Songbird que acabe con el dirigible grande. Superada esta horda llegará una cañonera y más Vox con lanzacohetes, que en esta ocasión desembarcarán cerca de nuestra posición. Este momento es uno de los más delicados, tendremos que actuar rápido, esquivar los cohetes, lanzar fuera de la cubierta a sus dueños y estar muy atentos a la llegada del siguiente dirigible, que en esta ocasión llega por la izquierda. El dirigible no lanzará las cápsulas con los letales patriotas hasta que no llegue a nuestra altura, por eso es importante estar atentos a su aparición, anticiparnos y enviar a Songbird en el momento exacto, evitando de esta manera que descargue a los patriotas. Este dirigible llegará desde atrás y en cuanto lo divisemos hay que acabar con el. Si no lo hacemos así, los enemigos y una lluvia de fuego nos superarán.

Recordad, es vital tener la cubierta limpia de patriotas mecanizados y de Vox con lanzacohetes. Cuando haya muchos enemigos disparando al núcleo en la cubierta, la prioridad es despejarla enviando a Songbird para acabar con ellos, después, los dirigibles grandes. Estudiar los tiempos de espera que utiliza el pájaro en cada situación, pues varían según el objetivo que ataca. Los ataques a la cubierta son rápidos y apenas llevan tiempo al pájaro, despachar a las cañoneras le ocupa un poco más y el ataque a los dirigibles grandes requieren una espera mayor. Tenedlo presente, ganaréis la partida y podréis volver a respirar porque este momento se las trae.

 

Curso de 1999, Bioshock Infinite (Parte 1)

Comparte este artículo

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes
pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

Sin comentarios

Comentar