Curso de 1999, Bioshock Infinite (Parte 1)

El titular del post puede evocar intencionadamente al nombre de una película de acción estrenada en el año 90 y ambientada en un supuesto 1999, donde las bandas callejeras se han hecho dueñas de las calles. El gobierno decide introducir a tres profesores robot en una de las escuelas más conflictivas como parte de un experimento. Seguramente muchos la recordaréis, los que no podéis imaginar como termina todo aquel embrollo.

Sin embargo la intención real es aportar una serie de consejos para todos aquellos jugadores que decidan superar el reciente juego de Irrational Games en la dificultad más alta, el modo 1999. Un reto exigente en el que deberás poner a prueba tu habilidad. Este modo no resulta tan extremo como lo pintan, hasta que llegan algunos de los enemigos especiales, es en ese punto donde las cosas se ponen un poco más feas. En base a mi experiencia de juego, a continuación expongo una serie de consejos por si a algún jugador pudieran servirle de ayuda.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que vamos a caer muchas más veces y cada vez que muramos se nos restará dinero cuando Elizabeth nos devuelva a la vida. Cuando la pasta se agote volveremos al punto de guardado anterior y eso puede ser en ocasiones una faena. Hay que intentar morir las menos veces posibles y demostrar nuestro dominio disparando desde las esquinas y poniéndonos rápidamente a cubierto.

Que nos resten dinero cuando morimos tiene otro inconveniente y es que no podremos gastar tantas monedas en mejoras para las armas y los vigorizadores, tendremos que escoger con cuidado aquellas que queramos modificar, centrando dichas mejoras en armas muy concretas. El potenciador de daño es esencial y útil en casi todas, pero en el modo 1999 aplícalo a la ametralladora, la escopeta o el rifle de francotirador. Estas armas son las más indicadas para utilizar durante todo el juego, el resto son muy puntuales. La ametralladora con su rapidez de fuego es perfecta para quitar de en medio a varios enemigos, la escopeta y el rifle de francotirador son muy apropiadas durante los combates con los enemigos especiales, asÍ como su uso combinado con ciertos vigorizadores. Es mejor olvidarse de los lanzacohetes y las armas pesadas, son lentas y tardan en recargar. Además su munición no es tan habitual.

Bioshock Infinite

Si los Handyman y las Sirenas os parecían huesos duros de roer en el modo normal, preparaos para la guerra y el dolor porque en este modo pueden ser una pesadilla en algunos momentos. Los Handyman son rápidos y letales en las distancias cortas, lo mejor es dispararle a media distancia unas cuantas ráfagas y huir haciendo uso de los aerocarriles para volver a atacarles desde otra posición. Si se acercan demasiado seguramente termines muerto en un santiamén, pero lanzándole un rayo eléctrico y un escopetazo a corta distancia también puede resultar efectivo para escapar. Teniendo paciencia y repitiendo esta pauta de ataque podremos derrotarlo.

Las Sirenas seguramente resulten tan cansinas o más que los Handyman. El primer enfrentamiento tendrá lugar en el cementerio donde reposa la madre de Elizabeth. Este enemigo tiene la mala costumbre de revivir a los muertos para que después éstos nos disparen una y otra vez. Podremos abatirlos si, pero el espíritu de Lady Comstock volverá a resucitarlos. Este momento puede desesperar al más pintado, pues las Sirenas requieren muchos disparos y si tenemos en cuenta que el ejército de no muertos resucita una y otra vez, la cosa se complica bastante.

El consejo que os doy es que intentéis llevar con vosotros el rifle de francotirador bien cargado, y al inicio del combate, justamente al salir del panteón de Lady Comstock, giréis a la parte derecha hacia otro panteón más pequeño situado en la parte posterior. Dentro, hay un desgarro con botiquines y desde allí podremos aprovecharnos de un ligero punto ciego de la I.A. Situándonos en la entrada del edificio podremos ir acabando primeramente con los soldados, pero es fundamental electrocutarlos mientras los disparamos, de esta manera sus cuerpos se desintegrarán y el espíritu no podrá devolverlos a la vida. Después haciendo uso del rifle de francotirador dispararemos a Lady Comstock a distancia y cuando vuelva hacia nosotros la recibiremos con los brazos abiertos y con un escopetazo en la cara. Esquivando su ataque y cubriéndonos con el esquinazo del edificio bastaría para salir ilesos y acabar con ella. En algún momento tendremos que salir de nuestra cobertura para coger munición, lo ideal es salir sin detenernos demasiado, recoger todo lo que podamos y volver rápidamente a nuestra posición para seguir realizando el mismo ritual de disparo.

Recordad, con los Handyman es importante la paciencia y que estemos en movimiento constante, atacándoles varias veces de manera rápida y precisa. Unos pocos disparos y huimos como ratas para repetir una y otra vez el proceso, así hasta que se desplomen en nuestros pies. Puedes intentar otra maniobra de ataque más directa pero seguramente termines MUERTO.

En los combates con las Sirenas es fundamental acabar primeramente con su séquito de soldados, utilizando el vigorizador eléctrico y las balas (el incendiario posiblemente también funcione) para hacer desaparecer sus cuerpos. Después y viéndonos las caras únicamente con el espíritu, buscamos ese punto del escenario que no llega a atravesar, y desde esa posición podremos castigarlas con nuestros disparos a distancia o acercándonos para después volver a cubierto. De esta manera podremos equilibrar un poco los combates y suplir esa carencia de recursos que en más de una ocasión acabará con nosotros.

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

6 comentarios

Comentar
  1. RUBIO 8 de Abril de 2013 a las 14:59 Responder

    Hola 4everjugón

    Si jeje… ya sabes que a mi me va la marcha. Estoy cerca del final, veremos a ver si con paciencia lo conseguimos. Superar estos retos resulta gratificante.

  2. RUBIO 9 de Abril de 2013 a las 09:11 Responder

    Hola Franky, ya me contarás que tal vas. El Heavy Metal empieza cuando llegan los enemigos especiales, llegarás a temerlos te lo aseguro. Anoche me quedé justamente en el final, a ver si hoy finiquito de una vez.

Publicar un nuevo comentario