Los Odiosos Ocho

Cine y videojuegos: Los Odiosos Ocho

Sobre gustos no hay nada escrito. Una frase que suele decirse bastante a menudo, y en el cine, como en cualquier otra cosa, es perfectamente aplicable sobre todo cuando nos adentramos en preferencias más personales y directores un poco más excéntricos, como en este caso es Quentin Tarantino.

Los Odiosos Ocho se ambienta años después de la Guerra de Secesión y nos traslada hasta Wyoming. Allí encontramos una diligencia donde viajan personajes dispares a través de una fuerte ventisca de nieve. La caravana tiene que desviarse a causa del fuerte temporal hasta un salón conocido como La Mercería de Minnie, un lugar en mitad de la nada. Allí los cuatro personajes de la diligencia se encontrarán con otros cuatro viajeros. Cada uno de estos individuos poseen orígenes distintos, ideales enfrentados, incluso historias que comparten. Pronto surgirá la tensión entre ellos y las posibilidades de que todos vayan a salir con vida del edificio cuando el temporal amaine no están del todo claras.

A los seguidores más incondicionales del director en absoluto defraudará, tiene todos los ingredientes “tarantinescos” que han servido para crear su estilo propio y único, alzándolo como uno de los directores más personales y autorreferenciales del cine actual.

 

La película tiene una buena historia, todos los personajes interpretan a la perfección cada uno de sus papeles pero es una historia que en esta ocasión podría haberse contado igual de bien en menos tiempo. Algún fan exasperado podría replicarme en este momento: “es que entonces no sería Tarantino” A lo que volvería a responder aún más seguro de mí mismo: “es una historia que podría contarse igual de bien en hora y tres cuartos en lugar de tres horazas”. Adoro el cine, me encantan las pelis del oeste y sé apreciar el estilo de Tarantino en su justa medida, por eso en esta ocasión debo decir que en cuestión de diálogos y escenas, el director se ha recreado en algunas ocasiones más de la cuenta.

Recientemente, durante una de sus presentaciones del film, Quentin ha comentado que su idea es realizar solamente diez películas durante su carrera, pues ha dedicado su vida entera al cine. No se ha casado, no tiene hijos, lo cual es algo que no llega a extrañarme demasiado por muchos motivos, a parte de que su trabajo como director requiere toda su atención, como él bien ha señalado. Personalmente, me cuesta creer que alguien como Tarantino pueda llegar a autolimitarse. Hacer cine es algo que puede hacer cualquiera, hacer buen cine es difícil y pocos lo consiguen, pero encontrar un estilo creativo único y que te identifique es todavía más complicado. Apostaría a que ese retiro seguramente sea algo temporal, su forma de expresión y de contar historias posiblemente sea algo difícil de contener.

 

 

Etiquetas cine y videojuegos

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

Sin comentarios

Comentar