Cine y videojuegos: Ghost in the Shell: El Alma de la Máquina

Pocas veces acudimos al cine para ver una película el día de su estreno pero hoy ha sido uno de esos días.

Ghost in the Shell, el anime original de 1995 basado en el manga de Masamune Shirow, siempre ha sido una de nuestras películas de animación japonesas favoritas. Su visión de una sociedad futurista computerizada gobernada por la tecnología, los carismáticos protagonistas con sus conversaciones profundas y unas secuencias de acción memorables y cierto toque de erotismo también, son su señas de identidad y han servido para convertirla en todo un clásico de la animación japonesa. Hablamos de la película que inspiró a “The Matrix” nada más y nada menos.

Ghost in the Shell: El Alma de la Máquina, la película dirigida por Rupert Sanders, tiene dos cosas buenas y una mala. Centrándonos primeramente en el aspecto negativo, debemos achacarle que pierde mucho contenido a la hora de adaptar la obra original y también se han aligerado algunos de los ingredientes más representativos, sus densos diálogos y la ligera carga erótica.

Cierto también es que altera algunos aspectos y ofrece su propia visión en muchos momentos, pero esto no es del todo malo ya que su objetivo es adaptar una obra muy enrevesada para poder llegar al público general y al mismo tiempo ser respetuosa con la obra original para poder mimar al fan. El resultado es una cinta equilibrada en estos dos puntos, algo complejo de conseguir hoy en día y este es el primer punto positivo a valorar.

Sin duda donde la película no defrauda en absoluto es en su fidelidad visual, la fotografía resulta idéntica en muchas tomas a la peli de animación y se nota el esfuerzo que se ha puesto a la hora de plasmar los rasgos, la apariencia y el vestuario de los protagonistas, incluso la relación entre ellos y su personalidad se ha representado de forma correcta. Recrear fielmente las secuencias de acción más famosas y otros momentos fácilmente reconocibles ha sido un completo acierto y gusta contemplarlas con cierto estilo propio.

Como apunte personal, dado que es una de mis películas de animación favoritas, y sin revelar nada en absoluto, diré que la secuencia final, donde por supuesto aparece el mítico enfrentamiento con el “Tanque araña”, resulta bastante mejor en la película de animación. Uno de esos apuntes que sirve como catalizador para iniciar un debate.

 

 

 

 

Etiquetas cine y videojuegos

Comparte este artículo

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes
pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica
que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

3 comentarios

Comentar
  1. Adrian 1 de abril de 2017 a las 00:18 Responder

    Si das como inicio del debate la escena final contra el tanque araña, primero he menciona que al igual que a ti GITS: El Alma de la Maquina no me a defraudado en absoluto.
    Es mas quisiera añadir que hoy en día ver una adaptación y no sufrir una ataque de epilepsia seria sobre todo algo raro, dado que no hacemos mas que ser testigos de una constante transformación de las versiones originales dando como resultado verdaderas aberraciones e insultos a nuestra inteligencia y por supuesto historias de culto.

    También estoy de acuerdo contigo en el respeto a los personajes, vestimentas y entornos que hacen sentirse mas cómodo a uno según pasan los minutos. Eso si, las nuevas lineas argumentales, aun trasformadas para una mayor expansión y entendimiento del publico, si que en ciertos casos son bastante discutibles debido al sin sentido con respecto a la versión original.

    Una vez dicho todo esto, he salido contento del cine. Y me alegro de haberla visto en una sala.

    La escena final, con el tanque araña es mil veces mejor en su versión original. Pero han sido los detalles como la apertura de la escotilla y el visceral incremento de masa muscular de la “Mayor” lo que hace conectar nuevamente con la escena.

    Es una parte de la película como muchas otras que son ligeramente modificadas y que a ojos vírgenes de aquellos que no vieron la versión anime, no son puntos a reclamar. Pero si opinas como un fan y seguidos, esas míticas escenas debieron llevarse a cabo con mas fidelidad.

    • RUBIO 1 de abril de 2017 a las 15:27 Responder

      Efectivamente Adrián, sucede de hecho en varias ocasiones. Escenas míticas del anime son reflejadas con detalles que ofrecen una nueva visión de la escena, es entonces cuando el fan “salta” y piensa: “eso no ocurrió exactamente de esa forma” y entonces la peli, acto seguido, de pronto te mete otro guiño completamente fiel a la peli original haciéndote sonreír. La verdad es que no ha estado mal.

      Un saludo!

  2. malevolus 3 de abril de 2017 a las 17:49 Responder

    Dados los tiempos q corren debo decir q la adaptación no ha estado nada mal. Me ha gustado, eso si…. la canción de los creditos tenía q haber ido al principio de la peli, no me jodas

Publicar un nuevo comentario