Carmageddon “hay que mirar antes de cruzar la calle”

Hagamos un poco de historia. Corría el año 1997 cuando Stainless Games lanzó al mercado uno de los juegos que más polémica ha causado dentro y fuera del mundo de los videojuegos. Su impacto mediático superó al de Mortal Kombat.

Hablo de Carmageddon, un videojuego de coches y su carrera mortal en la que el jugador tenía tres opciones para ganarla, podías destrozar a todos tus oponentes, cruzar todos los checkpoints o bien atropellar a todas las criatura vivientes que se cruzaban en tu camino, persona o animal, independientemente de su edad, clase o raza. Lo ideal era hacer un poco de todo durante la carrera.

Dejando a un lado su alto componente de violencia-maldad, su genial humor negro y si está bien o mal, todas las entregas de Carmageddon han sido juegos buenos, divertidos y aprovechaban la tecnología del momento. Tenía detalles curiosos, como los desperfectos que sufría nuestro coche durante la carrera y que nosotros mismos reparábamos en tiempo real durante la carrera, siempre y cuando tuviéramos créditos. Era divertido ver como el coche iba reconstruyéndose ante nuestros ojos mientras pulsábamos el botón de reparación.

Carmageddon

También llamaba la atención una mini-cámara que enfocaba la cara del conductor. Mientras jugabas, podías ver los divertidos y diferentes gestos que hacía cuando atropellabas a alguien o éramos golpeados por algún rival.

En 1998 lanzaron Carmageddon II: Carpocalypse Now, madre mía qué vicios me echaba a este juego. De nuevo un título divertidísimo gracias a los power ups que recibía el jugador pero además era muy bueno. La mejora gráfica fue considerable, el diseño y la originalidad de los coches era genial y los modelados 3D de los peatones ofrecían unos atropellos muy espectaculares. Mención aparte de su estupenda BSO, todavía resuenan en mis oídos algunas de sus canciones (será porque en ocasiones la pongo mientras conduzco)

Carpocalypse Now además incluía la novedad de poder comprar los coches de los rivales una vez que habían sido destruidos durante una carrera y un sistema de misiones muy divertido, detalles que hacían que te engancharas todavía más a esta sanguinaria carrera.

En el año 2000, se lanzó al mercado Carmageddon TDR 2000, la primera entrega que no desarrolló Stainless. En sus inicios esta empresa necesitó el apoyo económico que conlleva la distribución y la publicación de un videojuego. Ese apoyo se llamaba SCI, hoy desaparecida y fundida en Square Enix. SCI subvencionó el proyecto pero a cambio se quedó con el nombre de Carmageddon.

Carmageddon

The Death Race 2000 fue desarrollado por otro estudio y eso fue muy palpable. Hicieron un buen juego pero fue la entrega que menos gustó a los fans por culpa de detalles como el tiempo limitado para completar una carrera, la penalización en dicho tiempo por atropellar peatones y unos niveles más pequeños que las entregas anteriores. Esta nuevo Carmageddon parecía querer corregir la mala actitud de los conductores, limitando su libertad y sus posibilidades y eso no gustó.

No voy a entrar en detalles sobre aquellas versiones de Carmageddon con zombis y dinosaurios para PS One y N64. Directamente sin comentarios.

Después de unas negociaciones que han durado años, Stainless consiguió recuperar la licencia que ellos mismos crearon y que SCI no quería volver a venderles. Al final lo han conseguido, pero a cambio de un porrón de pasta y ahora sus desarrolladores necesitan ayuda para financiar Carmageddon Reincarnation, la nueva entrega de la serie que sería lanzada a través del formato digital para las plataformas PC, XBox 360 y PS3. La desarrolladora necesita 400.000 dólares para poder finalizar el juego y de momento llevan recaudado más de 87.000 dólares gracias a las donaciones recibidas.

Carmageddon, una auténtica leyenda dentro de los videojuegos que las nuevas generaciones de jugadores deberían conocer o… tal vez no.

 

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

9 comentarios

Comentar
  1. Jorge 12 de Mayo de 2012 a las 14:17 Responder

    Que recuerdos.
    Las carreteras extensas para perderse me encantaba los estadios de fútbol americano y arrasar con lo jugadores jajaja jajaja. A y muchas veces muchos coches entraran y era como arrear un ganado jajajajaj . Hay que momentos

  2. Yaybes 12 de Mayo de 2012 a las 23:59 Responder

    “Mención aparte de su estupenda BSO, todavía resuenan en mis oídos algunas de sus canciones (será porque en ocasiones la pongo mientras conduzco)”
    Rubio,no querría encontrarte por la calle mientras vas conduciendo…seguro que te motiva a algo D:

  3. RUBIO 13 de Mayo de 2012 a las 02:09 Responder

    Recuerdo que había una misión en la que tenías que pegar un salto y entrar dentro de una torre de control aéreo en un aeropuerto. El objetivo era atropellar al controlador XD

  4. RUBIO 5 de Diciembre de 2013 a las 14:00 Responder

    Hola Nomn:

    Engancha, Carmageddon engancha y además es muy divertido. Desconozco como será la versión para móviles pero Carmageddon 2 ha sido para mi uno de los juegos de coches más divertidos que he jugado. La brutalidad de sus carreras, sus escenarios, la originalidad de sus power ups, la BSO y el pique por destruir a todos tus adversarios para después acceder a sus coches me hacían no soltar el ratón y el teclado. Qué recuerdos…

    Un saludo

Publicar un nuevo comentario