Battlefield 1, Análisis

Sangre y barro

 

La acción bélica en el mundo del videojuego es un género amplio y diverso que continúa dominado por dos bestias: Call of Duty y Battlefield, dos sagas que a menudo sirven para identificar y clasificar a los jugadores dentro de este género.

La fidelidad bélica más pura en los juegos de acción es competencia de un puñado de simuladores pero la saga Battlefield sabe recrear el ambiente de un campo de batalla. La calidad de sus efectos, el trabajo de recreación de las armas de fuego y fomentar el trabajo en equipo durante las partidas multijugador, además de los vehículos, son algunas de sus señas de identidad más apreciadas.

Las dos últimas entregas de la serie nos dejaron un tanto fríos después de un inolvidable Bad Company II, la última entrega de la saga spin off dentro de la serie que desde nuestra modesta opinión nunca debería haber pasado a un segundo plano. En esta ocasión el cambio de perspectiva es notable, de nuevo histórica y por eso merece nuestra atención.

battlefield 1 fps primera guerra mundial juegos belicos juegos de guerra dice ea games borntoplay

 

Campaña, La Primera Guerra Mundial

Battlefield 1 nos devuelve a una contienda real, en esta ocasión la Gran Guerra, el cruel conflicto a gran escala caracterizado por el enorme número de combatientes caídos y por la aparición de nuevos avances tecnológicos aplicados al campo de batalla que definirían lo que hoy entendemos como guerra moderna; aviones, tanques, buques de combate, ametralladoras y armas químicas aunaron su poder destructivo con el objetivo de llevarse por delante todas las almas posibles. Estos novedosos adelantos curiosamente coexistían con tácticas arcaicas como las cargas de caballería o el uso del sable.

Conocida también como La Guerra de Trincheras, los ejércitos mantenían las líneas con fortificaciones y trincheras debido a la evolución y la potencia de las armas de fuego, mientras que la movilidad y las comunicaciones presentaron un estancamiento. A menudo, los mandos de ambos bandos no supieron aplicar de forma correcta las nuevas tecnologías en el campo de batalla y eso contribuyó a que este conflicto fuera aún más sanguinario y cruel. Los alemanes, en cambio, desarrollaron tácticas especiales como el uso de pequeños comandos adiestrados en el arte de la infiltración con el objetivo de adentrarse en las líneas enemigas y causar conmoción en el bando contrario.

Algunas de estas características quedan representadas fielmente en el modo campaña de Battlefield 1, una modalidad armada con un reluciente trabajo de diseño y narrativa que desde la perspectiva de varias historias nos presenta distintos puntos del conflicto a través de los ojos de soldados del bando aliado. Este estilo variado a la hora de contemplar la 1ª G.M. se agradece, ofrece instantes realmente buenos que convencen al incondicional del género bélico, una vez más por la calidad de sus efectos y el poder de inmersión generado por las sensaciones que transmiten las diferentes armas históricas, pero también por la épica con la que se narran dichas hazañas, apoyadas al mismo tiempo por una de las mejores bandas sonoras del año.

 

Encontramos misiones variadas e interesantes pero al mismo tiempo cortas, dotadas con unos tiroteos un poco más gratificantes que en anteriores entregas gracias a la naturaleza del armamento de principios de siglo XX. Las misiones que invitan al sigilo también son bienvenidas y en este punto hay que destacar el sistema para marcar enemigos y puntos de interés sobre el escenario antes de infiltrarnos en los alrededores de un asentamiento enemigo. En algunos momentos las reminiscencias de los primeros Medal of Honor pueden hacer acto de presencia en más de un jugador.

Sin embargo en varias ocasiones experimentamos la molesta sensación de que el juego nos deja regodearnos con todo esto como con límites, tanto por la duración general de la campaña como por el tiempo que duran los capítulos, con algunas situaciones en las que se restringe demasiado el campo de acción. Es un modo historia bueno que sin pedirle mucho más de lo que ofrece como conjunto explayándose un poco más hubiera sido memorable. No lo es porque constantemente sale a relucir su verdadero objetivo, que es ejercer como un bonito y ajustado tutorial para el modo multijugador, una especie de golosina con la que acallar al personal que “llora” por las experiencias en solitario.

Una historia con la posibilidad de entrelazar las hazañas de los personajes hubiera sido genial, por ejemplo. En este punto cabe destacar que no comprendemos por qué no se ha incluido la perspectiva de ambos frentes, las dos partes merecen su propia historia y reconocimiento. Dado que Battlefield es una saga que presume de realismo y en este caso de fidelidad histórica, desaprovechar el bando alemán con figuras militares como la del mítico Barón Rojo es un error seguramente causado por culpa de complejos absurdos e hipócritas posturas comerciales. La interesante opción de un protagonista controlable dentro del bando de la Triple Alianza hubiera enriquecido aún más la experiencia.

 

Armas y jugabilidad

Hacía tiempo que no disfrutábamos tanto con el arsenal de un videojuego. Es una satisfacción alejarse una temporada de tanta arma actual, futurista e incluso inventada para ceder protagonismo a la madera y el metal de toda la vida con una recreación visual realmente buena. Además de encontrarnos con un soberbio trabajo de recreación y sonido, disfrutamos con detallazos como salpicaduras de agua y barro sobre nuestros rifles y ametralladoras.

El repertorio no es amplio pero resulta toda una lección de armamento histórico que los aficionados al tema bélico disfrutarán. Las armas de este periodo gracias a su diseño son muy reconocibles y elegantes, representan muy bien su época gracias a su peculiar apariencia. Empleamos joyas como el Mauser C96, la Colt 1911, nuestras queridas Luger, el Mauser de cerrojo y la ametralladora Lewis, estas son algunas de las lindezas con las que tendrás que acertar a los enemigos. Y decimos acertar porque aunque su rendimiento se ha adaptado a las exigencias actuales, atinar con estas armas a nuestro rival resulta un poquito más difícil y eso es un detalle que se agradece.

En este apartado también queremos destacar algunos aspectos que sin importar en exceso nos han llegado a “raspar” un poco. El primero de ellos son los indicadores que vienen activados de serie, la moda de incorporar un HUD en los videojuegos es una práctica que personalmente nos satura y en un juego ambientado en la Primera Guerra Mundial nos sobra tanto indicador en pantalla. Afortunadamente la mayoría puede desactivarse.

El otro pequeño tirón de orejas para DICE tiene que ver con los enemigos del juego. Ante nuestra presencia responden con unos patrones de comportamiento y tácticas con los que aprueban por los pelos y en algunos puntos del juego la generación espontánea de enemigos es demasiado cantosa. Es un recurso habitual en los videojuegos pero deberían haber disimulado mejor su uso en algunos momentos.

battlefield 1 fps primera guerra mundial juegos belicos juegos de guerra dice ea games borntoplay

 

Multijugador

La mayoría de análisis y comentarios del apartado principal del juego coinciden en señalar que la modalidad multijugador es soberbia. A nosotros, sinceramente, nos ha parecido más y más de lo mismo con algunas novedades no demasiado significativas. Por supuesto es un multijugador muy bueno pero nada que no hayamos experimentado ya mil veces dentro de la saga y en otros grandes títulos que centran su experiencia en el factor multijugador. Partidas multitudinarias, distintas clases de soldado (Asalto, Médico, Apoyo y Explorador) con alguna novedad como las especiales que se activarán al subir a un vehículo o una montura, destrucción y caos a bordo de vehículos, muertes a saco y gratificante trabajo en equipo a ratos. Engancha y entretiene pero es lo mismo de siempre en otra época y con distintas armas, de hecho el rendimiento del armamento histórico apenas supone una diferencia notable en esta modalidad.

El nuevo Modo Operaciones básicamente alarga la naturaleza de este tipo de partidas masivas donde pueden batallar hasta 64 jugadores y donde abordaremos una campaña militar a gran escala en la que se están llevando a cabo una serie de movimientos por parte de ambos bandos con objetivos que tienen que cumplir dentro de un amplio mapa.

battlefield 1 fps primera guerra mundial juegos belicos juegos de guerra dice ea games borntoplay

Las batallas multijugador y sus sensaciones son tan buenas como siempre

 

Por supuesto siguen presentes modos clásicos como Asalto y Conquista, junto a otra novedad denominada Palomas de Guerra. Cada equipo tendrá que localizar una paloma oculta en el escenario, mantener su posesión durante un tiempo y después solicitar un bombardeo sobre las coordenadas del enemigo, quien lo consiga tres veces gana.

Un detalle interesante a destacar dentro de las pequeñas novedades introducidas se encuentra en el clásico sistema de progreso de nuestro soldado, en esta ocasión se premia los objetivos conseguidos y aquellas acciones que ejercen más daño sobre el enemigo en vez de un contador con un número de bajas desmesurado.

 

 

=Conclusión=

Si estás buscando algo nuevo dentro de la saga puede que el enfoque histórico de la Gran Guerra no sea suficiente. Al superar su bonita campaña, que podría haber dado mucho más de si, te darás cuenta de ello y es probable que te resulte el multijugador de siempre sobre un telón de fondo distinto, con novedades sin demasiada repercusión.

Hemos disfrutado con el juego, nos sigue complaciendo la experiencia Battlefield pero siendo sinceros a nivel online no aporta demasiado y en esta ocasión nos hubiera gustado disfrutar una modalidad en solitario más comprometida con el jugador, no solo a nivel técnico y con la calidad a la que nos tiene acostumbrados esta saga, sino en otros niveles donde demandamos más atención, que es en un modo campaña como los de antes, completo y satisfactorio en consonancia con la estupenda fórmula multijugador de la serie. La ocasión y el marco temporal lo merecían.

 

 

=Puntos fuertes=

  • El planteamiento del modo historia es acertado, su ejecución narrativa, visual y sonora es un trabajo ejemplar con algunos momentos realmente buenos que tocarán la fibra sensible a los amantes del cine bélico y los videojuegos de acción

 

  • El arsenal histórico a disposición del jugador y las sensaciones que provocan. Abatir enemigos de un solo tiro con un rifle de cerrojo escuchando el eco del disparo es algo que nos provoca puro placer

 

  • La fórmula Battlefield sigue intacta; el convincente ambiente del campo de batalla, los efectos, los vehículos, el comportamiento de las armas, cierto toque realista, el trabajo en equipo…

 

 

=Se podría haber mejorado=

 

  • El modo historia podría haber sido “LA CAMPAÑA” bélica de esta generación si por una vez hubieran desistido en la práctica de ofrecer lo justo para aprobar, por muy bonito y épico que quieran ponerlo. En este caso hay que reconocer que al menos tenemos una campaña muy bien realizada en su conjunto pero sin duda podría haberse explotado mucho más

 

  • La IA enemiga debería estar más trabajada, con patrones de comportamiento un poco más elaborados. Se invierte mucho tiempo en optimizar la calidad visual de los juegos en vez de mejorar la sesera de los enemigos contra los que luchamos y es un aspecto que también debería reflejar el avance técnico de los tiempos actuales

 

  • Si estás buscando algo nuevo dentro de la saga puede que te lleves un chasco

 

  • Una vez más la última propuesta de EA y DICE parece ofrecer un producto aparentemente redondo pero no. Campaña justa en cuanto a duración y posibilidades rejugables y en el modo multijugador nuevo “asalto” a la cartera del jugador con el pase de temporada de 49,99€ para compensar una cantidad de contenido modesto en el modo online. Allá cada uno pero con nosotros desde luego que no cuenten

 

 

Si estás buscando algo nuevo dentro de la saga puede que el enfoque histórico de la Gran Guerra no sea suficiente. Al superar su bonita campaña, que podría haber dado mucho más de si, te darás cuenta y es probable que te resulte el multijugador de siempre

 

 

 

Versión analizada: PlayStation 4
Todas las imágenes de este artículo se han extraído directamente de nuestra propia partida
7.5

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

5 comentarios

Comentar
  1. voyevodus 13 de Diciembre de 2016 a las 12:46 Responder

    Gran análisis.

    Yo solo he jugado la campaña (y 3 partidas multijugador), y la verdad es que me quedé con ganas de más, precisamente por lo currada que estaba y lo efímera que resulta. Coincido plenamente. Una campaña más larga hubiera sido sublime. Creo que estas misiones son más rigurosas y están más comprometidas con la Historia, a pesar de la IA de los enemigos, que cualquier multiplayer, cuyas partidas me resultan menos realistas que Bola de Dragón.

    Lo que me pone de esto, es que espero que los chicos de DICE hagan una campaña similar, si no mejor, para el Battlefront del año que viene.

    Y sí! A mí me ha traído no pocas reminiscencias a los 3 primeros Medal of Honor!!!

  2. malevolus 14 de Diciembre de 2016 a las 09:56 Responder

    Me ha decepcionado, lo que más me ha gustado a sido su campaña xo el hecho de que su duracion sea de risa y el multiplayer basicamente lo mismo que en los anteriores juegos ha propiciado que lo venda despues de una semana de haberlo comprado. Ahora a ver si cato el TLG o el Doom q ahi siguen pendientes.

  3. Manu 28 de Junio de 2017 a las 15:18 Responder

    A mí el planteamiento de la 1ª Guerra Mundial la verdad que fue una salvación con respecto a los Cod que estaban saliendo. Pero si es verdad que no ha terminado de cuajar en los jugadores fieles de la saga, ya que se espera mucho mas de este gran juego despues de su Battfield 4. Si que es verdad que la campaña es una joya para disfrutarla y empaparte de ese ambiente de la que estamos acostumbrados por parte de esta saga.

    Sin más creo que es un juego de 6 para mi gusto y se esperaba mucho por parte de este grandisimo shooter.

    • RUBIO 28 de Junio de 2017 a las 15:37 Responder

      Hola Manu, bienvenido

      Pues si, yo pienso que la mayoría de los seguidores de esta saga esperábamos un poco más de esta nueva entrega, la nueva línea temporal podría haberse aprovechado mucho más, sin mencionar que la duración de la campaña es de risa y el modo multijugador no aporta nada nuevo. Personalmente mi corazón pertenece a Battlefield Bad Company 2, su campaña me enamoró (la típica historia bélica) y su multijugador es genial, de lo mejor que he jugado en terreno online.

      Un saludo

Publicar un nuevo comentario