Análisis Zelda Skyward Sword

The Legend of Zelda: Skyward Sword

Llegó, al fin llegó Zelda. Tras 25 años del nacimiento de The Legend of Zelda, en aquella lejana NES, la franquicia ha sabido encandilarnos con juegos inolvidables. Muchas han sido las aventuras que los aficionados a la saga hemos disfrutado.
Guardamos en el recuerdo Ocarina of Time, o Windwaker, o A Link to the Past, juegos todos ellos con una personalidad propia. La deriva que la saga tomaba en los últimos años, con un gran Twilight Princess que no llegó a contentar a todo el mundo, y unas solo aceptables entregas para DS, unido a la falta de noticias de Skyward Sword durante un gran periodo de tiempo, ( durante meses, incluso un par de años, del juego sólo sabíamos de la existencia de un artwork con un Link algo misterioso), hizo que la comunidad de jugadores se preocupara y pensara que la saga estaba a la deriva, con una Nintendo sin saber qué hacer con ella.

Pero en esta ocasión, llega The Legend of Zelda en el ocaso de Wii para demostrarnos que nuestros miedos eran infundados. Nos encontramos con el Zelda mas grande y divertido de todos, con permiso del atemporal Ocarina of Time.

The Legend of Zelda: Skyward Sword

La leyenda de Zelda nace en este Skyward Sword, a modo de homenaje a la saga en el 25 aniversario. Ya sólo por este dato, cualquier fan de Zelda ya debería jugarlo. Veremos a unos Zelda y Link adolescentes viviendo plácidamente en Altárea, en la aldea de los cielos llamada Celestea. Como a menudo ocurre en la saga, los personajes no tienen mucha información acerca de lo que pasa en las zonas que les quedan apartadas, en este caso el Mar de Nubes, por lo que todo lo que saben de los grandes problemas del exterior es a través de cotilleos, rumores e historietas.
A partir de aquí, el juego toma el derrotero típico de la saga, con una sucesiva presentación de los personajes del juego y entorno en el que nos encontramos. Es a partir de las 3 o 4 horas de juego, cuando realmente nos damos cuenta de que estamos ante un juego inconmensurable, inabarcable a manos de nuestro Wiimote, que esta vez sí, parece diseñado para disfrutar con un juego. Nos daremos cuenta de que estamos ante una obra maestra.
Una de las novedades más acertadas en este Zelda es la que afecta a los desplazamientos. Dispondremos de nuestro fiel compañero el pelícaro, con el que surcaremos los cielos, y en el que veremos, allá abajo, a una Hyrule que se nos presenta como una gigantesca mazmorra con variados tipos de escenarios. Contaremos con unas balizas visibles desde la lejanía para evitar desorientarnos, un hecho que, de verdad, podría pasar.

The Legend of Zelda: Skyward Sword

La jugabilidad se ha refinado al máximo, bebiéndo de múltiples géneros en un cóctel que en otro juego podría ser desastroso, pero que aquí brilla a un nivel de perfección digno de mención. Los grandes aficionados a la saga notarán guiños y homenajes casi todos los Zelda, incluso a juegos de otras compañías.
Mención especial merece el uso de la espada en ciertos momentos, que nos recordará a cierto juego de Team Ico. Y no es la primera vez que se homenajea a esta compañía , en Windwaker hay otro gran guiño que los más acérrimos seguidores recordarán, que por no espoilear , no os puedo contar.
El ritmo de juego pocas veces decae, siempre tendremos algo que hacer, o sino , en mente. Esa es la brillantez de este juego, te sabe absorber, y en contadísimas ocasiones, podremos pensar que cierta mazmorra o cierto grupo de enemigos están ahí sólo para alargar el tiempo de juego o no es acertada su implantación en ese momento. Aunque , sinceramente, alguna vez si os pasará, ahora si que los enemigos son un reto, junto a los jefes finales. Ya no son tan buenos y condescendientes con nosotros, ya “no les dará pena” atacarnos, ni nos encontraremos la típica rutina de los Zelda de cubrirse de un ataque, para atacar y acertar. Y no dudarán en atacarnos en grupo, algo que, sin ser en exceso exigente, se agradecerá.
El sonido brilla en el juego por sí mismo. Twilight Princess es difícil recordarle por su banda sonora, que en algunos momentos podría pasar por sonidos MIDI,s. Aquí todo se ha magnificado, y la banda sonora orquestal es simplemente una maravilla, al igual que los típicos sonidos de la saga que ya estamos acostumbrados ( os tengo que comentar como suenan los cofres al abrirlos?? )

The Legend of Zelda: Skyward Sword

Tal vez con los gráficos podamos pensar que algo más se podría haber hecho. En mi opinión no, ya que es lo que se nos quiere ofrecer, es el mundo de Link y sus aventuras, y así tenía que ser, siempre teniendo en cuenta que estamos tratando con una consola que no es HD. Nintendo ha conseguido exprimir la WII al máximo, e inteligentemente, ya que en vez de apostar por el refinamiente técnico, se han decantado por integrarlo en el juego. Lo que podría ser un árbol cutre con pocas texturas y definición en otro juego, aquí se convierte en un simpático árbol colorido en el mundo de Hyrule. Quieren que lo veamos así, y así debe ser. Ese aire gráfico de Twilight Princess mezclado con Windwaker le sienta de maravilla.

En definitiva, un juego que no os podéis perder, el mejor juego de Wii del año. Para mi, el mejor de toda la historia de la consola. Una sorpresa cuando más de uno ya se había olvidado de Wii y sus Zeldas con las potentes ps3 y 360. Pero sobre todo, un juego duradero, precioso, una obra como se debe entender este tipo de entretenimiento: arte. Si sentiste “eso” con Ocarina , o te hipnotizó Windwaker, cómpratelo.
Puede que ciertas mazmorras y situaciones no son todo lo brillantes que debieran, o que no pueda ser en HD no guste a todos, o que haya tardado más de la cuenta en salir, pero realmente no hay excusa para no disfrutar de esta obra maestra, que no sea otra……. que te hayas deshecho de tu Wii.
Sólo por Skyward Sword, ya merecería la pena comprarse una Wii, y no exagero. Me finalicé el juego por primera vez, tras 40 horas de juego, y os prometo que voy a volver a jugarlo porque merece la pena hacerlo. Y es rejugable.

 

= Conclusión=

Aunque me critiquen, está por encima de Ocarina en absolutamente todo, y aunque me pese, también supera con creces a mi querido Windwaker.
Para cerrar, una pequeña pega: El juego es un homenaje a toda la saga, tanto, que por el camino no se ha innovado en ciertos aspectos. Como comenté al principio, parece que Nintendo tenía a la saga Zelda a la deriva, y este es el resultado.
Ojalá todas las derivas acabaran en una joya así.

 

NOTA: 9,5

Comparte este artículo

BladeRunner

Colaborador de BornToPlay.

11 comentarios

Comentar
  1. RUBIO 7 de Diciembre de 2011 a las 18:45 Responder

    Ehhh Blade ¡te has estrenado! y vaya juegazo para empezar. No había visto el análisis publicado. Al final lo has conseguido. He metido unas fotillos y he modificado ligeramente el final poniendo lo de “conclusión” y la nota.
    Has hecho un buen análisis y con una buena redacción.Me has puesto los dientes largos y tengo que jugarlo macho pero no encuentro el momento y más ahora cuando comentas que te parece mejor que Ocarina y Wind Waker. Ese comentario me ha dejado asombrado.

    Un saludo!

  2. BladeRunner 7 de Diciembre de 2011 a las 19:57 Responder

    Gracias Rubio por permitirme analizarlo!! Es el primer análisis que hago en mi vida, jeje. Soy un poco patoso, y con las fotos y el estilo made in borntoplay que le has dado, ha quedado bien.
    Por cierto , lo que me comentabas del problema del guardado de partidas, se donde me dices pero a mi no se me ha dado el caso.Será porque no hice lo necesario para que ese “bug” apareciera.

    De todas maneras soy bastante precavido con Wii, suelo guardar las partidas cada cierto progreso , en un pendrive, el problema de la falta de actualizaciones para los juegos en Wii es un cierto problema.

    Saludos.

  3. Lou C. Fer 10 de Diciembre de 2011 a las 16:43 Responder

    Llevo un par de días que cada vez que veo el anuncio por Tv juraría q Robbin Williams me hace ojitos y tras leer este análisis me pica mucho este juego, lo que me da miedo es que tengas que hacer sub-misiones (tipo final fantasy VII ) que no tengan nada q ver con la historia y q para avanzar tengas q hacerlas si o si del tipo: Pepita tiene la abuela enferma y tienes q ayudarla a conseguir la medicación, haciendo que pierdas 1h en la medicación para la puta abuela desviandote del argumento principal 180 grados…….
    PD: Entre el Tenchu Z y el Worms ultimate Mayhem me estoy haciendo un ermitaño de la Xbox live……

  4. BladeRunner 12 de Diciembre de 2011 a las 12:02 Responder

    Las hay, amigo Lou, las hay….esas misiones chorrillas que te hacen recorrer el mapeado para conseguir esa “medicación”.

    Es algo que se potenció en Windwaker, con los consabidos paseos en el barquito que algunos tanto odiaron ( yo un poco también.)
    Aqui no hay barquito pero hay un Pelícaro rojo muy majete….

    Es eso a lo que me refería en el análisis, a ciertas mazmorras o enemigos…la verdad es que te hace pensar si era necesario cierta misión o situación, o era para alargar la vida del juego.

    No entiendo esos 10 que le están dando al juego por todos sitios. Este arte es imperfecto por definición, no quita para que sabiendo eso, se pueda dar un 10 a un juego
    . Un 9,5 no es para que se queje Miyamoto, jeje, pero para algunos no les importará tragarse ciertas mazmorras por seguir jugando mas horas a Zelda. Yo creo que la solución era innovar un poco.

    Si jugáis al juego, veréis que es un homenaje a toda la saga en muchas cosas, el 25 aniversario y tal…por eso se merecía el 100 por 100 de dedicación, innovando un poco , cosa que de verdad, no termina de hacer. Pero lo que hace, es de 9,5.

  5. RUBIO 12 de Diciembre de 2011 a las 15:43 Responder

    Yo no veo mal esas misiones chorrillas como decís. Siempre y cuando sean entretenidas y no un coñazo. Estas sub-misiones ayudan a alargar la vida del videojuego y en ocasiones vienen hasta bien para descansar un poco de la trama y conocer los enormes mapeados como dice Blade. En los Oblivion estas misiones tienen una gran importancia porque nos ayudan bastante a la hora de subir nivel, conseguir armas y otrs objetos útiles que luego podremos usar durante la historia principal.

  6. Cejel 29 de Diciembre de 2011 a las 10:50 Responder

    Buenas,

    Para mi el mejor Zelda, Ocarina of Time, en tiempos de N64, joder que juegazo que gráficos, tenía mucha amplitud en la jugabilidad.

    En cuanto a los gráficos, Blade como muy bien dices tú, se podría haber hecho algo, se le ve un poco arcaico ¿no? a mi parecer. Todo Zelda acaba siendo una joya y este lo demostrará sin duda alguna, la evolución de los juegos va en aumento dejando atrás con cariño a su hermanos.

    Muy buena redacción BladeRunner, mis felicitaciones .=)

  7. BladeRunner 29 de Diciembre de 2011 a las 12:25 Responder

    Gracias Cejel, es mi primer análisis que hago, y bueno, espero que haya quedado bien, no pude dar muchos detalles del juego porque hablar de Zelda es complicado por esos pequeños giros que tiene, y al final acabas destripando algo.
    Ocarina of time….un juegazo, y siempre lo tendremos en los corazones aquellos que lo jugamos en N64.

    No se si soy un poco fanboy como se suele decir, pero tiro mucho por Windwaker, por sus gráficos. Fue muy criticado, pero como te gustase…uff. Pero creo que es el mas imperecedero, precisamente por esa estética comic.

    A Skyward se le está dando muchos 10. No es un juego de 10. Como tú dices, con el tiempo se demostrará que es un joya atemporal, lo mismo que Ocarina.

    Sólo espero que algún día hagan un Zelda en HD bastante bruto al estilo The Last Guardian, le sentaría genial a la saga. En este tipo de juegos, los gráficos si creo que va a ser importante.

    Saludos !!!

  8. RUBIO 29 de Diciembre de 2011 a las 18:24 Responder

    Zelda es mucho Zelda y si te gusta el juego ese gusto se convierte en devoción. A mi el que menos gracia me hizo fue el Majora´s Mask. ¿Te moló a ti Blade?
    Joder es que imaginaros por un momento un Zelda más adulto y mucho más oscuro. Yo también lo he pensado alguna vez y creo que lo sacarán. Antes o después todos estas sagas deben renovarse o morir.

  9. BladeRunner 29 de Diciembre de 2011 a las 22:46 Responder

    Es el único Zelda que no jugué en su día. Lo tenía un amigo mio, le echamos un vistazo una tarde y pufff. Al tiempo se lo pedí pero le regaló la consola a un primo suyo o no se qué.

    Lo jugué al tiempo, cuando salió aquella reedición en gamecube. Sinceramente ..me pareció un horror. Ahora lo veo con algo mas de cariño con el paso de los años….

    Al que no jugué, ni creo que mucha gente, fue aquella cosa que hicieron para CD-I y que según dice, es mas malo que pegarle a un padre y quitarle el tabaco.
    Tampoco he probrado el…como se llama?? uno que era para cuatro jugadores, dicen que tiene su cosa.

    Pero para mi casi que el peor es Zelda Spirit Tracks…ayy dios mio…que pesado me lo hice…pedí ayuda a la trifuerza para pasarmelo, ya que estaba puesto…

    Saludos !!

  10. RUBIO 6 de Febrero de 2012 a las 17:48 Responder

    Blade quería darte la enhorabuena otra vez, ya que varias personas han elegido tu análisis de Zelda para el concurso de The Darkness II. Te dije que ibas a hacerlo de puta madre. Un abrazo Wind Waker.

  11. BladeRunner 6 de Febrero de 2012 a las 19:10 Responder

    Vaya, no me habia dado cuenta. La verdad es que me emociona porque es el primer análisis que hago en mi vida, y si ha habido gente que le ha gustado, me siento muy bien.
    Saludos.

Publicar un nuevo comentario