analisis uncharted 4, review uncharted 4 a thiefs end, borntoplay, blog de videojuegos, videojuegos, naughty dog games, nathan drake, uncharted

Uncharted 4: A Thief’s End

Videojuego y cine

 

Hubo un tiempo en el que los jugadores soñábamos con que algún día los juegos serían tan reales como una película. Actualmente es el cine el que envidia al videojuego y si hay un estudio que merece un reconocimiento pleno por su forma de fundir el séptimo arte con sus creaciones, sin duda ese es Naughty Dog.

Durante los últimos años han sido varios los desarrolladores que han buscado cautivar el ojo y el corazón del jugador creando experiencias cinematográficas basadas en complejos sistemas de decisiones integrados en largas cinemáticas, personajes de apariencia casi real y elaborados argumentos con ramificaciones que pueden conducirnos a distintos finales. Algunas de estas obras han cosechado éxito y son calificadas como auténticas películas interactivas, obras como Until DawnBeyond: Two Souls, Heavy Rain, o The Walking Dead son algunos nombres destacables junto al impulso de las recientes walking stories.

Sí, efectivamente, hay muchas formas de jugar e interactuar en una historia y hay que jugar a toda clase de juegos pero no hay que olvidar que nosotros somos jugadores, jugadores de verdad, y preferimos disfrutar de la capacidad de descubrir una historia interactuando sobre ella mediante un control tradicional a que nos limiten el movimiento o nos recluyan a la simple tarea de pasear, pulsar un botón o activar una palanca cuando nos lo ordenan.

analisis uncharted 4, review uncharted 4 a thiefs end, borntoplay, blog de videojuegos, videojuegos, naughty dog games, nathan drake, uncharted

The Last of Us demostró la calidad y el estilo de sus creadores a la hora de presentar un videojuego cinematográfico, su gran capacidad para transmitir el lenguaje del cine en tiempo real creando la tremenda sensación de estar disfrutando de un gran juego al mismo tiempo que nos deleitamos con una buena película. Sin duda este es su sello de identidad además de esa maestría en el uso de los planos y la narrativa para transmitir sensaciones peliculeras. Otra de las características que distinguen a las obras de este estudio, además de su impecable apartado técnico, sin duda es el realismo y la naturalidad con la que dotan a sus trabajos. Por supuesto ese realismo no está presente en los movimientos y maniobras imposibles que caracterizan a Uncharted por ejemplo, se encuentra en la acción, en los movimientos y su detección, los diálogos, las situaciones, el comportamiento de los personajes y cada detalle, todo está estudiado minuciosamente y con mimo, todo fluye y funciona con una naturalidad muy real que se aleja completamente de momentos o situaciones artificiales que, por pequeñas que sean, siempre son habituales en la mayoría de videojuegos. Hasta el típico tutorial de inicio se realiza de forma encubierta para no desentonar con su brillante dirección, propia de las producciones de la gran pantalla.

 

Un desenlace a la altura: las claves

Uncharted 4 es el primer trabajo de los padres de Crash Bandicoot para PS4 y el resultado ha sido uno de los videojuegos más espectaculares a nivel técnico que podemos encontrar en el reino de las videoconsolas. Pero más allá de los gráficos y el tremendo diseño artístico de este cuarto y último capítulo, A Thief’s End ofrece al jugador la entrega más completa y madura de toda la saga.

Desde su llegada en 2007, sus aventuras han ido evolucionando siempre a mejor, muy apreciable sobre todo en lo visual, por eso no era de extrañar que “el final del ladrón” nos reserve el mejor argumento de los cuatro episodios que la componen. Intensa y emocionante podría calificarse la historia de los hermanos “Drake” quizá reñida en muchos momentos con la espectacularidad y el diseño de niveles, que sin ninguna duda son los otros grandes protagonistas durante toda la aventura.

En cuanto a lo jugable parece que hemos ganado un poco más en momentos de plataformas, los saltos y maniobras imposibles ahora se potencian gracias al uso de un nuevo gancho que además de permitir balancearnos hacia diferentes puntos del escenario, también ofrece al protagonista la posibilidad de escalar, descolgarse e incluso arrastrar objetos.

analisis uncharted 4, review uncharted 4 a thiefs end, borntoplay, blog de videojuegos, videojuegos, naughty dog games, nathan drake, uncharted

Las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos (bucear es una delicia) pasan por los momentos habituales en la saga; escalada, persecuciones, intensos tiroteos y la opción de resolver los enfrentamientos o incursiones de manera sigilosa observando y marcando a los enemigos para después eliminarlos silenciosamente. Los intercambios de balas a menudo resultan vibrantes aunque desde mi punto de vista falta ajustar mínimamente el número de impactos sobre los enemigos y hacer un poco menos tontos y ciegos a los guardias durante los momentos de infiltración. Las persecuciones y los momentos límite han subido un nivel de espectacularidad y los vehículos siempre son bienvenidos, sobre todo si incluyen alguna particularidad o uso especial además de poder conducirlos. Dónde sí hemos perdido ha sido en el número de puzzles a resolver.

Destacar en último lugar la modalidad multijugador, de nuevo incluida en esta entrega puesto que no podría faltar a la fiesta de despedida de Drake, a pesar de que no sea uno de sus fuertes es un extra que ahí está y tampoco molesta. Cuatro modo competitivos, ocho mapas y la posibilidad de mejorar el equipo con las ganancias obtenidas, ataques especiales y recibir ayuda de distintos personajes durante la partida son algunas de sus características.

 

=Conclusión=

Naughty Dog lo ha hecho bien con Uncharted. Han creado una obra casi perfecta en el sentido de alcanzar un modelo de videojuego capaz de ser disfrutado por cualquier tipo de jugador. Contentar a todo el público actual resulta difícil pero Nathan Drake puede conquistar al más pintado gracias a su historia, su control intuitivo, sus emocionantes situaciones y lo que es mejor: es capaz de leer y comprender el lenguaje cinematográfico, lo plasma en pantalla y permite disfrutarlo a través de un mando sin limitaciones jugables.

Uncharted 4: El Desenlace del Ladrón es la merecida y justa despedida que merece una saga que ha ido evolucionando con cada entrega hasta llegar a su justo equilibrio y al sabio momento donde hay que saber retirarse para poder pasar a la posteridad. Desde luego que algunos echarán de menos su éxito a nivel comercial pero hacer que un estudio como Naughty Dog tenga que estrujarse el coco para superar con su próximo trabajo todo lo que nos ha ofrecido hasta ahora, es algo que resultará todo un reto para ellos y una emocionante espera para todos nosotros.

 

=Puntos fuertes=
  • El argumento más interesante de las cuatro entregas, modo historia largo y variado. La ya leyenda de los hermanos Drake y los orígenes de Nathan acompasados por un espectáculo sonoro y unas panorámicas de película

 

  • El apartado técnico sencillamente brutal y espectacular. Disfrutas de la evolución que ha ido sufriendo con cada nueva entrega hasta convertirse en un portento del videojuego

 

  • El estilo que utiliza Naughty Dog, la mejor forma de unir videojuegos y cine

 

  • Interesantes los bonificadores que se desbloquean al terminar el juego y que permiten personalizar distintos aspectos de la siguiente partida, como por ejemplo los interesantes modos de renderización (hay algunos que permite una apariencia de 8 bits o Cell-Shading) y los modificadores de juego que introducen efectos como: cámara lenta, velocidad de bala o munición infinita

 

=Se podría haber mejorado=
  • Aunque la variedad de escenarios ofrece precisamente eso, variedad visual en cuanto a entornos y emplazamientos, sí que es verdad que a veces puede hacerse un poco repetitivo

 

  • Falta pulir ligeramente el comportamiento de los enemigos y su IA, así como el sistema de daños sobre estos. Entre las filas de tus enemigos se encuentran los campeones de lanzamiento de granada modalidad: “lanza a los pies” y ten cuidado porque Drake y compañía no saben devolverlas

 

 

Uncharted 4: A Thief’s End muestra poniendo un broche de oro, todo aquello que debe tener una saga de videojuegos actual y de fuerte inspiración cinematográfica
9

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

4 comentarios

Comentar
  1. voyevodus 20 de Mayo de 2016 a las 09:54 Responder

    Pues coincidiendo bastante. Tanto en lo bueno como en lo malo.
    Se han añadido, gancho y vehículos aparte, pequeñas novedades en cada apartado para dotar al título de cierta profundidad (siendo esto tremendamente complejo en una aventura cuyo caballo de batalla es la variedad), como la escarpia en las plataformas o los ataques verticales. Los gráficos apabullan, pero el sonido… oh my god!! Cómo suena Uncharted!!!! Desde el doblaje hasta el ruido de los pasos… impresionante!!
    La trama me ha encantado, y las situaciones en las que te invita a jugar son espectaculares, muy divertidas y vibrantes. Es como jugar a una peli de Indiana Jones.
    Lo que sí me gustaría añadir, es que por muy bueno que sea el juego, creo que tiene un listón, por parte de sus propios padres, superable.
    Tremendo juegarraco, sin duda, al nivel de Bloodborne, pero por debajo de MGSV, el que considero el mejor juego de lo que va de generación y que he jugado en unos cuantos años.
    Gran análisis.
    Un abrazo.

  2. malevolus 20 de Mayo de 2016 a las 10:41 Responder

    La verdad es q es una puta bestia a nivel gráfico, no paras de alucinar con los personajes, edificios, las montañas y los escenarios en general pero aun asi los enfrentamientos a veces se me antojan demasiado sencillos a veces

  3. Pepi 20 de Mayo de 2016 a las 15:27 Responder

    No coincido con el redactor. Soy un jugador de los q elnconsidera de verdad y prefiero las experiencias cinematográficas al mata mata. No no meta a todos en el mismo saco, q nos encanta generalizar

  4. RUBIO 20 de Mayo de 2016 a las 15:48 Responder

    Hola Pepi. Lo que he querido destacar es la capacidad de Naughty para reflejar las técnicas del cine en sintonía con un control total sobre la experiencia (nada de quick time events y cinemática) en este caso en un juego con una jugabilidad más directa o de mata-mata como bien dices.

    Por otro lado, no es cuestión de generalizar, en el texto cito que hay que jugar a todo, incluidas las experiencias cinematográficas a las que refieres, que tienen su encanto y también valoro. Sin embargo opino que el control más directo o tradicional debe prevalecer sobre otras que, de forma extendida, podrían llegar a mutilar el concepto básico de videojueo y jugador, que no simple espectador.

Publicar un nuevo comentario