Análisis The Last of Us

The Last of Us

Lo importante es disfrutar del viaje

 

Recuerdo, hace unos años, cuando seguías de cerca un videojuego que te interesaba o se anunciaba uno de esos lanzamientos importantes, joyas que llegaban una o dos veces al año, el momento para disfrutarlo parecía que no iba a llegar nunca. Ese día en el que entrabas en la tienda en cuestión para llevártelo por fin a casa e introducirlo en tu videoconsola siempre parecía muy lejano. Ahora todo eso no ocurre, lo primero porque desde hace años venimos recibiendo un buen número de videojuegos de forma anual, siempre hay títulos a los que jugar y cuando se produce un breve paréntesis, más bien respiro, siempre tenemos un extenso catálogo del que tirar mientras esperamos.

Toda esta riqueza y variedad han hecho que desaparezcan aquellos tiempos de sequía en la industria y que a veces atrevesábamos como almas en pena. Ahora si os digo la verdad, los echo de menos. Aquellas largas esperas, esos tiempos muertos que empleábamos “quemando” los juegos de la estantería, pienso que nos hacían valorar mejor lo que teníamos y lo que después recibíamos. El entusiasmo con el que aferrabas ese nuevo videojuego no es el mismo que el que experimentamos ahora. Hoy en día terminas un juego para pasar rápidamente a otro, y después a otro, y otro, y otro más, es algo constante. Nos hemos convertido en devoradores insaciables de experiencias. Prueba de ello es que ahora jugamos a muchos juegos en muy poco tiempo, los cuáles ofrecen una relativa variedad. Hay donde escoger y gustos para casi todos, pero prácticamente ninguno consigue dejarme huella.

En pocos meses hemos disfrutado algunos de los títulos más importantes de este año 2013, Bioshock Infinite, Tomb Raider y ahora es el turno del nuevo trabajo de Naughty Dog, un videojuego más crudo y serio, posiblemente la última superproducción del estudio para PlayStation 3 o eso dicen por ahí. Hablamos de tres juegos que fácilmente hace unos años podrían calificarse como “el lanzamiento del año”, ahora ¿cuántos tenemos en cuestión de meses? No tenemos tiempo para asimilar los juegos.

Esta es la historia de un viaje por lo que queda de un Estados Unidos arrasado por una pandemia 20 años atrás. Una enfermedad provocada por un extraño hongo que ha causado estragos en la población, convirtiendo a las personas en horrendas criaturas debido a las mutaciones que provoca al entrar en contacto con el cuerpo humano. Los supervivientes que consiguieron salvarse de la infección ahora viven hacinados en zonas de cuarentena, controlados con mano de hierro por el ejército. Fuera de los límites que establecen las ciudades y los soldados, pequeños grupos de supervivientes y peligrosos bandidos sobreviven en colonias improvisadas rigiéndose por una única ley, la del más fuerte.

The Last of Us

The Last of Us recurre a una fórmula empleada hasta la saciedad en los últimos años, tanto en videojuegos como en el cine. Holocausto, pandemia, zombis, infectados y el fin del mundo. Es por eso que el tema que abarca este titulo para nada es nuevo ni original pero además la historia que han creado los padres de Uncharted cuenta con una línea argumental plagada de tópicos que el jugador fácilmente podrá distinguir desde el principio hasta el final, empezado por la relación que mantienen los dos protagonistas y pasando por cada una de las diferentes situaciones que plantea el juego. Según vas adentrándote en su historia, las reminiscencias de otras vivencias, de nuevo relacionadas con el mundo del cine y el videojuego, llegarán por doquier después de haber contemplado la cinemática que da inicio a esta aventura, uno de los vídeos más espectaculares que se ha visto en un videojuego en los últimos años.

Utilizando un sistema de juego basado en la acción en tercera persona, esta aventura de corte cinematográfico hace un alarde de la capacidad de PS3 de manera constante, un despliegue técnico a través de un viaje, o mejor dicho, un bonito paseo guiado por unos escenarios enormemente cuidados, mientras se ofrece una agradable mezcla de géneros; shooter, sigilo y ligeros toques de survival pero sin llegar a despuntar, sobre todo en este último ingrediente.

De lo que no cabe duda es de la potencia gráfica que arroja el juego, Naughty Dog vuelve a demostrar que las capacidades técnicas de PlayStation 3 en las manos adecuadas y con las herramientas necesarias a menudo nos muestra el techo gráfico de esta generación. Los escenarios alcanzan un nivel de detalle muy alto, al igual que las cinemáticas. La obsesión y la pasión por reflejar hasta el más mínimo detalle están presentes durante todo el juego.

The Last of us

La vista y el oído son unos sentidos a los que a este estudio le gusta mimar, siguiendo muy de cerca el estilo y el guión de una superproducción cinematográfica el juego cuenta con un doblaje sencillamente estupendo, al igual que la mayoría de los otros efectos sonoros. Una lástima que en algunas ocasiones, en más momentos de los que nos gustaría, las voces pierdan intensidad, como si de repente se fuera el audio o el personaje que está hablando se alejara cuando realizamos un cambio de dirección con nuestro personaje.

Pero donde este estudio no tiene rival es en las animaciones y los movimientos, sobre todo el de los protagonistas. Son sus desplazamientos y esa naturalidad con la que se dota a los personajes, donde no aparecen comportamientos extraños o artificiales, lo que hace que apreciemos una experiencia más realista, por encima de todo lo que podemos jugar hoy en día.

Las acciones y los combates se suceden con naturalidad, con movimientos diferentes, sin animaciones robóticas o repetitivos patrones de comportamiento establecidos. El cuerpo del personaje es capaz de reconocer los obstáculos del escenario mientras avanza, una cobertura, se apoya sobre ella, disparos, los personajes se agachan para esquivar las balas que vuelan por encima de sus cabezas. Parece algo simple, pero esa dosis de realismo enriquece muchísimo, son pequeños detalles que marcan la diferencia frente a otras propuestas idénticas a la que ofrece The Last of Us.

El control, otro de los puntos fuertes de este título, herencia directa de Uncharted, con menos acrobacias y más movimientos a hurtadillas. Naughty nos pone en la piel de un superviviente dentro de un entorno hostil, y aunque la esencia de supervivencia no es tan profunda como la de otros juegos, Snake Eater por ejemplo, y los momentos de sigilo con su repertorio de movimientos y habilidades recuerdan a otra serie, Hitman, donde The Last of Us pone su propio sello es en el sistema de combate. Toma prestado lo mejor de la lucha cuerpo a cuerpo de Nathan Drake y a partes iguales unos tiroteos realistas y bien resueltos, donde brilla la contundencia y el sonido de los disparos, un sistema de apuntado único que genera disparos imperfectos y que exigen cierto dominio debido al pulso de nuestro personaje. Cuando buscamos encajar una bala en la cara de un bandido podemos observar como el extremo del cañón y las manos de Joel no están en una artificial posición fija, sino que se mueven, y la retícula de apuntado se abre o se cierra si nos movemos, ofreciendo más o menos precisión en función de nuestro movimiento y posición, de pie o agachado. Estos detalles ofrecen realismo y espectacularidad a los tiroteos, los hacen creíbles y gratificantes, contribuyendo de gran manera a la intensidad de la acción.

The Last of us

Los momentos de calma y exploración, que se basan únicamente en registrar minuciosamente las habitaciones y estancias para encontrar objetos, sirven como paréntesis entre combate y combate y una vez más para reparar en el gran trabajo que se ha hecho en la recreación de los escenarios pero también es en estos momentos de tranquilidad donde encontramos algunas de las características más flojas de este videojuego.

Recorrer los diferentes escenarios, urbanos y naturales, sirve para deleitarnos con muchos detalles, regalándonos unas estampas muy bonitas, imágenes realmente bellas que no deben cegarnos a la hora de hablar sobre algunas carencias. La ausencia de rutas alternativas, encontrándonos siempre los mismos obstáculos y escombros en posibles caminos no hacen sino recordarnos más aún que solamente tenemos un camino por el que avanzar. Por supuesto no todos los juegos tienen que ser sandbox, ni ofrecer múltiples caminos, faltaría más, pero en el juego de Naughty y a pesar de contar en ocasiones con escenarios amplios, esos límites están demasiado marcados y en algunos momentos es inevitable sentir una sensación como de estar encajonado y de avanzar por zonas fuertemente delimitadas o acotadas. Ofrecer al jugador una opción B u otro camino alternativo es algo que no cuesta demasiado y siempre se agradece. Si a este detalle también le sumamos la repetición de las mismas fórmulas una y otra vez para llevar a cabo determinadas acciones, como por ejemplo superar un muro alto, alcanzar una ventana o cruzar una zona inundada, esta sensación de rigidez se acentúa. Casualidades del destino siempre encontramos una escalera (el mismo modelo de escalera además) abandonada en las cercanías, y si no el mismo contenedor o un palé flotando o sumergido en el agua. Quizá algunos jugadores no prestarán interés a estos detalles pero es una sensación de repetición que termina rascando un poco.

The Last of us

Cuando hablamos de supervivencia en los videojuegos, además de cuidar las balas como si fueran oro puro y por supuesto intentar evitar los enfrentamientos directos, existe otro gran componente, la gestión de nuestro equipo. En este aspecto The Last of Us simplemente coquetea y desaprovecha una buena oportunidad de ofrecer una mayor seriedad y profundidad a su obra, todo ello con el claro fin de hacer algo sin demasiadas complicaciones para el jugador, presentando un inventario donde podemos crear una serie de objetos específicos que no da pie a que podamos descubrirlos, ni fabricar o experimentar combinando objetos por nosotros mismos. Simplemente nos dedicamos a recolectar una serie de objetos por los escenarios, los cuáles brillan para poder identificarlos fácilmente. Cuando tenemos todo aquello que necesitamos, un icono en forma de herramienta nos avisa de que ya tenemos la posibilidad de construir un botiquín, un explosivo o una daga. Simplemente mantenemos pulsado un botón y ya está todo hecho.

Las características de todo nuestro equipo podrán mejorarse en unos bancos de trabajo que encontraremos desperdigados por los niveles, incluyendo las armas de fuego. También podremos ir aumentando las habilidades de Joel en el manejo de armas y otras artes.

Además del equipo que tenemos para sobrevivir, por supuesto contaremos con varias armas de fuego y la posibilidad de fabricar bombas de humo, cócteles molotov y un explosivo casero. El armamento es muy civil (estilo texano), artesano y la escasez de munición nos obliga con gran acierto a estar empleando los diferentes tipos de armas a cada rato; pero que conste que nunca llegamos a pasar auténticas penurias debido a la carencia de balas, al menos en el modo normal, en supervivencia la cosa aprieta un poco más.

Los enemigos reaccionan bien y agresivamente ante nuestra presencia, se muestran alerta si escuchan ruidos y se cubren cuando escupimos nuestras balas sobre ellos, siempre que hablemos de los bandidos. Los infectados son rápidos y se avalanzan rápidamente sobre nosotros cuando se percatan de nuestros movimientos. En esta clase de enemigo se echa en falta alguna variedad especial o la presencia de algún enfrentamiento cumbre.

Los tiroteos requieren cierta habilidad y lanzarse a lo Jungla de Cristal aquí puede jugarnos malas pasadas, de hecho terminarás muerto. Lo ideal es reconocer el terreno antes de llevar a cabo un movimiento contra el enemigo, observar sus pautas de comportamiento, número de individuos, si están armados con armas de fuego o no. Cambiar nuestra estrategia de combate y adaptarla a las circunstancias es la mejor herramienta para sobrevivir.

The Last of us

En los momentos de infiltración y sigilo moviéndonos entre los enemigos, es cuando a veces se detectan ciertos errores de la I.A y algunas situaciones extrañas. Nosotros podremos estar perfectamente a cubierto y a la espera de que se acerque un bandido para sorprenderlo por la espalda, pudiendo estrangularlo o clavarle una bonita daga artesana en el cuello, pero mientras te lo piensas podremos ver como Ellie, la compañera del protagonista, u otros personajes secundarios corretean alegremente delante de los guardias sin que estos reaccionen. Es como si los bandidos solamente pudieran vernos a nosotros o nuestros amigos fueran fantasmas. Un fallo que podría quedar compensado por el genial comportamiento de Ellie y otros aliados durante los tiroteos, actuando como de verdad esperarías, atacando de forma útil, sin tropiezos y sin atascarse con nosotros o con el propio escenario; conductas que fácilmente podemos experimentar en otros muchos juegos, obras de nivel, donde tenemos compañeros demasiado torpes. En este aspecto, Joel y compañía, también están por encima de muchos juegos.

La duración del juego es agradecida y cumple, además The Last of Us invita a ser jugado de manera pausada, cuidando nuestros movimientos y los enfrentamientos. Como ya he señalado anteriormente, requieren cierta pericia e intentar realizar cada nuevo movimiento de una forma casi perfecta resulta gratificante. Una vez  acabada la aventura en los modos fácil y normal, tendremos para escoger entre difícil y superviviente. Pero por si estos modos no fueran suficientes se ha introducido un modo multijugador, Bandos, donde los jugadores tendrán que escoger uno de los dos grupos y enfrentarse al equipo contrario.

El multijugador funciona bien, no es frenético y se plasma un poco el carácter pausado de la acción que ofrece el modo principal, haciendo que nos tengamos que mover sigilosamente con nuestros compañeros, creando emboscadas, ataques por la espalda y trasladando todo el sistema de inventario, además de la posibilidad de ir modificando el aspecto de nuestro personaje.

 

 

=Conclusión=

The Last of Us es uno de esos videojuegos que sirven para demostrar a los incrédulos que un día los límites entre el cine, videojuegos y realidad podrían llegar a tambalearse. Un título cuyo transcurso cinematográfico, tópicamente perfecto, resulta cautivador, con un toque único en los movimientos, las animaciones y el diseño de escenarios. Su sistema de combate y los tiroteos brillan con luz propia.

No obstante la sensación de que se ha hecho mucho hincapié en lo visual y en el espectáculo dejando a un lado la oportunidad de enriquecer aún más la jugabilidad es algo que queda patente en dos aspectos, y el primero es en la poca profundidad que se da al tema principal que trata el juego, la supervivencia. El inventario y como gestionamos los objetos que encontramos resulta demasiado simple. La misma manera de abordar los mismos obstáculos con los mismos objetos y cruzar escenarios con unos límites muy marcados, establecidos por los típicos muebles apilados que nos cortan el paso, son recursos del pasado que chirrían un poco.

Interesante también es que Nauhgty Dog ha comprimido en su título algunas de las fórmulas de éxito más actuales, la mejora de armas y equipo, la evolución de habilidades del personajes y un correcto multijugador por equipos, todo esto en un plano más secundario y sin demasiadas complicaciones.

 

 

=Puntos fuertes=

  • El movimiento, las animaciones y el comportamiento de los personajes están en otro nivel en este videojuego de fuerte personalidad cinematográfica
  • El estilo combinado de acción, donde hay que resaltar el sistema de apuntado y la contundencia de los disparos
  • Doblaje y sonidos de película
  • El personaje de Joel. Ahí donde lo veis, con su aspecto de papá afable, es un personaje un tanto oscuro, implacable y sin piedad

 

=Se podría haber mejorado=

  • Repetición de fórmulas jugables y zonas que transmiten demasiada rigidez
  • Fallos en el sonido y errores de la I.A en los momentos en que avanzamos con personajes secundarios
  • No hay mucha variedad de infectados, algún jefe final no hubiera estado nada mal

 

 

The Last of Us
  • Desarrollador: Naughty Dog
  • Distribuidor: Sony
  • Género: Acción y aventura
  • Plataformas: PS3
  • Fecha de lanzamiento: 14 de junio de 2013

 

 

¡Cuántas horas jugando juntos! infinidad de enemigos aplastados, multitud de reinos conquistados y estanterías abarrotadas de videojuegos. Tú eras siempre mi espalda en todas esas batallas.

 

Etiquetas Naughty DogSony

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

20 comentarios

Comentar
    • RUBIO 24 de Junio de 2013 a las 17:55 Responder

      Hola Benjamin

      Me alegra que te haya gustado la reseña, ya me contarás qué te ha parecido el juego. Para que conste, procuro no destripar demasiado a los videojuegos que analizo, precisamente para no fastidiar el efecto sorpresa. Hablo del juego pero no entro en detalles que a cualquiera le gustaría descubrir por si mismo.

      Un saludo!

  1. Yaybes 24 de Junio de 2013 a las 19:24 Responder

    A mi me ralló un poco el tema de los tópicos de siempre… típica historia dramática con final más feliz,el adentrarte en zonas “infestadas” por así decirlo de zombis,en vez de buscar una ruta más segura…y salir sin un rasguño! Al final es lo de siempre! Yo si me enfrento con un revolver en la vida real contra veinte psicópatas con sed de sangre humana,es bastante probable que me coman vivo…Eso sería más realista,leñe,que parece que Joel es un mercenario en vez de un superviviente…
    Eso y el escenario pasillero…muy bonito pero muy cerrado…
    Y,despues de jugar al hitman,como que me aburrí de tanto sigilo,fui toda la aventura liándome a tiros…

  2. Yaybes 24 de Junio de 2013 a las 19:29 Responder

    El multijugador me gusta bastante más de lo que esperaba,aunque las restricciones que ponen,el no poder dejar una partida si se ha pasado el entreacto,y que nuestra población se vea afectada si abandonamos una partida,es algo que me cabrea bastante,en ocasiones tengo que dejar una partida por una emergencia,o por fallos en la conexión,y se cargan a la mitad de mi población ._.
    Sin contar con la exigencia de conseguir un hito de puntos o suministros para abastecer al clan…No siempre juego bien,tengo bajones y no puedo mantener la línea,y cada vez es más…Por lo demás me gusta bastante el multijugador también…

    Eso sí,un juego 10/10 no es ni de broma.

  3. 4everjugon 25 de Junio de 2013 a las 13:26 Responder

    Primero felicitar a Rubio, porque otra vez nos deleita con un magnífico análisis sin spoilers pero con todos los puntos positivos y negativos del juego. Además de ser el análisis más coherente e imparcial de varios que he leído.
    Yo no he jugado, pero he visto el par de gameplays que ha visto todo el mundo, y la verdad es que pensaba que se podía explorar un poco más y no ser tan pasillero, esto son recursos sobretodo ya que cuesta mucho hacer un ‘camino secundario’ con tanto gráfico detallista para que luego nadie pase por ese sitio. Sobre la IA, una de cal y otra de arena, pero suele pasar en todos los juegos. Y sobre la potencia gráfica, pues da un poco de mala leche saber que está saliendo a la luz ahora que se acaba generación, lo podrían haberun par de años atrás, aunque más vale tarde que nunca.
    Y sobre paralelismos con el cine, yo creo que en varios aspectos, no solo en facturación, los videojuegos ya han superado al cine. Y eso que además hay mucho margen de mejora en los videojuegos..
    Lo dicho enhorabuena por el análisis.

  4. RUBIO 25 de Junio de 2013 a las 14:09 Responder

    Gracias por tus palabras 4everjugón pero más que me felicites por el análisis prefiero que tú me comentes qué te ha parecido el juego cuando lo pruebes, a ver si coincidimos en las impresiones.
    Respecto a lo del cine, pienso que sentarte a ver todas las cinemáticas que contiene cualquier juego es 100 veces mejor que ir al cine a ver una película porque menudos tostones que sacan y encima se atreven a llamarlo Cine.

  5. BladeRunner 25 de Junio de 2013 a las 14:16 Responder

    Bueno es lo que me temia despues de leer tu analisis Rubio. En definitiva muy bonito pero muy lineal y muy repetitivo en las formulas. Es lo que presentia hace meses al ver las fotos y videos que iban colgando. Al estilo de Uncharted.

    Aunque se agradece que intenten sacar nuevas licencias, ya no tenemos en este tipo de juegos esa libertad de elegir cumplir el objetivo A o el B para llegar al C ( como pasaba con los primeros Resident Evil ) .

  6. RUBIO 26 de Junio de 2013 a las 09:50 Responder

    Blade, que conste que estos detalles, que tu ya sospechaste, no esombrecen demasiado pero si se notan, no obstante es un buen juego y su sistema de combate es divertido, los tiroteos son la leche.
    Se agradece una nueva licencia, aunque tampoco es demasiado original, pero tal vez esa sensación de rigidez y esos escenarios tan lineales podrían haberse disimulado un poco recurriendo a lo que comentas de los antiguos Resident, incluso volver sobre nuestros pasos en algunos momentos para buscar algo por ejemplo.

  7. malevolus 26 de Junio de 2013 a las 09:54 Responder

    Pos de momento a mi si qm estáa gustando el juegueciyo. Ya os contaré pq llevo poco
    X cierto ¿alguien sabe donde está Franki? Voy a escribir mal su nombre muchas veces xa ver si aparece.
    FRANKI FRANKI FRANKI FRANKI FRANNKI FRANKI…

  8. Isura 29 de Junio de 2013 a las 17:55 Responder

    Un juegazo, con sus topicazos y todo lo que queráis.. Lo único malo? es exclusivo de PS3 y yo tengo xbox. Es uno de los pocos títulos que me ha llamado mucho la atención estos últimos años.

  9. Isura 29 de Junio de 2013 a las 17:57 Responder

    Un juegazo, con sus topicazos y todo lo que queráis.. Lo único malo? es exclusivo de PS3 y yo tengo xbox. Es uno de los pocos títulos que me ha llamado mucho la atención estos últimos años.

    PD: Acabo de abrir una pagina web de venta de camisetas basadas en videojuegos, series, pelis, etc. MUY BARATAS. las camisetas están fabricadas totalmente en España, apoyando la fabricacion local. la web se llama Aceoftees.

  10. Frankystein 29 de Junio de 2013 a las 22:17 Responder

    De nuevo mas spam, si quieres patrocinio de tus productos habla con el creador de la página web y llega a un acuerdo con el sobre algún tipo de anuncio en la página. Los comentarios están para exponer la opinión de aquellos interesados en el contenido aquí expuesto, no son un medio de propaganda.

    Siento ser severo en este sentido, pero son las normas.

Publicar un nuevo comentario