Análisis Hitman Absolution

Hitman

Merces Letifer

Hitman: nombre en clave 47 fue la primera entrega de esta saga de acción y sigilo lanzada hace ya doce años. Un estudio danés hasta entonces prácticamente desconocido, IO Interactive, nos ponía en la piel de un siniestro pero a la vez elegante personaje que nos demostró que en los videojuegos la planificación y la ejecución de un asesinato perfecto puede resultar tremendamente divertido. No es lo mismo matar a cientos de enemigos durante una partida que tener que pasar desapercibido, infiltrarte, acechar y eliminar a un solo personaje en concreto, fuertemente protegido y dentro de un enorme escenario por el que incluso nuestro objetivo puede moverse. Pero si encima eres capaz de llevar a cabo el asesinato haciéndolo parecer un accidente y escapar sin levantar una sola sospecha, entonces es cuando descubres la auténtica experiencia Hitman.

Colocar sin ser visto una bomba lapa en los bajos de la limusina de un miembro de las triadas chinas, subirte a una azotea para abrir tu maletín, montar un rifle y echar a perder las negociaciones entre dos bandas rivales o ahogar a un pobre diablo con tu cuerda de piano, son algunos de los momentos cumbre con los que esta saga nos enamoró. Todo esto dentro de unos escenarios muy trabajados, con muchos personajes secundarios (guardaespaldas, civiles, policía etc) que reaccionan a nuestras acciones y a los sucesos del entorno.

Hitman Absolution

Hitman es un videojuego que derrocha estilo, oscuridad, imaginación y elegancia. Unas características que siempre han caracterizado a esta saga de acción y sigilo en tercera persona. Detrás de un enigmático símbolo que ha acompañado a cada una de las entregas (una especie de tribal) se esconde una personalidad curiosa que juega con contrastes, capaz de mezclar elementos tan dispares como la fría crueldad de su protagonista, una pequeña dosis permanente de esencia oriental y la imagen piadosa de la religión cristiana, un elemento presente desde Silent Assassin.

Pero el verdadero encanto de sus juegos es descubrir hasta dónde estás dispuesto a llegar, a cuántas personas (inocentes y enemigos) estarás dispuesto a sacrificar para que nada nos impida llegar hasta nuestro objetivo. Esta saga llega a definir la personalidad del asesino que llevamos dentro. Podemos ser limpios, un auténtico fantasma profesional capaz de eliminar únicamente a ese personaje clave, algo realmente difícil pero muy gratificante al mismo tiempo. También podemos ser un depredador, eliminando a aquellas personas que osen interponerse en nuestro camino o aquellas que puedan poner en peligro nuestra misión. Luego está el asesino en serie, aquel que mata a todo lo que se pone a tiro, pero este perfil no es el de un Hitman. De hecho, jugar al “Far West” en esta saga no es el mejor camino y el propio videojuego se encarga de demostrártelo.

Absolution es, sin lugar a dudas, la entrega más ambiciosa de la saga. El estudio se ha esmerado en crear un videojuego mucho más espectacular a nivel visual, acompañándolo de un guión más trabajado respecto a sus anteriores entregas y dotándolo también de una dirección más cinematográfica, con unos vídeos dignos de una buena película de acción, algo que ha sentado bien al Agente 47. Un protagonista que se ha definido un poco más, y aunque se muestra igual de frío que de costumbre esta entrega saca ligeramente su lado más personal.

Hitman Absolution

IO Interactive ha conseguido un videojuego con gran presencia en pantalla gracias a su motor Glacier II, generando unos escenarios con un gran nivel de detalle y como nunca antes habíamos visto en Hitman, que siempre se han caracterizado por el esfuerzo que pone su estudio a la hora de recrear los entornos y el diseño de interiores, muy cuidados y repletos de detalles. Absolution sorprende en calidad gráfica, iluminación, detalles y espectáculo pero el tamaño de sus niveles ha perdido en dimensiones respecto a los juegos anteriores y eso se nota.

Los personajes también han ganado puntos, mostrándose más detallados y con más variedad en los modelos. Las animaciones se muestran un poco más cuidadas, al igual que la física de movimiento y el sistema de impactos. Nombre en clave 47, lanzado en el año 2000 introducía un elemento novedoso, el famoso y ya habitual efecto “muñeca de trapo” en los cuerpos enemigos. Un detalle fantástico que daba movimiento al cuerpo de los enemigos abatidos, haciendo que estos resbalarán por los accidentes del escenario y dotando de movimiento a los cuerpos sin vida.

El sonido general del videojuego es bueno, con un doblaje al castellano de gran calidad al igual que los sonidos y la música, un elemento que también se ha cuidado mucho en esta saga, aunque se echan de menos esas estupendas melodías de entregas anteriores realizadas por auténticos profesionales como Jesper Kyd o la Orquesta Filarmónica de Budapest.

Antes de entrar a analizar las novedades jugables de Absolution, hay que destacar que mantiene intactas las cualidades más importantes de la saga Hitman. El sigilo sigue siendo fundamental para disfrutar del encanto y la experiencia que ofrece esta serie. La variedad y la inventiva a la hora de abordar nuestros objetivos sigue siendo el plato fuerte y el videojuego nos invita a observar, analizar nuestras posibilidades y aplicar nuestros recursos disponibles de la forma adecuada para conseguir pasar desapercibidos y hacer que el asesinato sea obra de un auténtico profesional. El uso del disfraz es fundamental a la hora movernos y para descubrir las diferentes maneras que tenemos a nuestra disposición para superar cada uno de los niveles, pues siempre tendremos varios caminos.

Hitman Absolution

Al principio del análisis comentaba que esta nueva entrega es mucho más espectacular y cinematográfica, podríamos decir que estamos ante el Hitman que necesitaba esta generación y esto no sólo se ha notado en su dirección, también encontramos importantes novedades en su jugabilidad que sirven como reclamo para el jugador más actual. Absolution denota claras influencias de otras licencias de éxito. Podríamos citar Uncharted 3, cuyo influjo podría estar presente en esas situaciones repletas de acción y movimiento como huidas o momentos límite, pero también durante los combates cuerpo a cuerpo, donde aparece la típica animación (quick time event) donde debemos pulsar dos o tres botones diferentes para dejar fuera de combate a nuestros enemigos.

A la hora de apuntar la vista se acerca considerablemente a la espalda del Agente 47 y al al punto de acción o del disparo con la típica posición que patentó Resident Evil 4. Ahora es mucho más sencillo apuntar y disparar. La introducción de un sistema de coberturas a lo “Gears of War” es otra de las fórmulas que toma prestado este nuevo Hitman. Habrá opiniones para todos los gustos, sobre todo entre los seguidores de la saga (donde me incluyo) pero es cierto que estas novedades han servido para corregir indirectamente uno de los defectos de la saga y era esa cierta sensación artificial en el movimiento y en el control. Esta pega en el movimiento del personaje era un detalle que se apreciaba aún más en las versiones de consola. Hitman tiene su origen en el PC y trasladar las posibilidades de un teclado y el ratón a un mando casi siempre ha sido sinónimo de limitación. Al igual que ocurrió con Max Payne 3 (un caso muy parecido) se ha dotado a Hitman Absolution de un control completamente adaptado al mando de consola, sin tropiezos y sin esa sensación de limitación que sufríamos con anteriores versiones de consola.

Otra de las novedades introducidas es el instinto asesino. Nuestro protagonista posee una barra de instinto que irá agotándose y recargándose durante el juego, la cual nos permite pasar desapercibido cuando llevamos un disfraz, ya que el uso de estos no ofrecen una cobertura total frente a los guardias, matones, personal, etc y sospecharán si nos acercamos demasiado.

Hitman Absolution

El Agente 47 también cuenta con una nueva habilidad haciendo uso de esta barra que nos permite acabar con varios enemigos a la vez. Ralentizando la acción, podemos seleccionar varios blancos y una vez que lo hemos hecho, ejecutamos la acción disparando de manera automática y siguiendo el orden establecido por nuestra selección. Un sistema muy parecido al Dead Eye de Red Dead Redemption.

Estas novedades han adaptado la saga a las necesidades actuales. Otras licencias más veteranas han hecho lo mismo y han sacrificado su personalidad y aquello que las hizo grandes en su día, pero Hitman es una saga de mediana repercusión en el mundo del videojuego, todavía podía ofrecer más, evolucionar y hay que reconocer que estas novedades han hecho ganar puntos. Se han evitado errores del pasado, como aquella horrible vista subjetiva y medidores de sospecha poco acertados, aunque también se han perdido por el camino otros buenos detalles que tenían entregas anteriores, como la posibilidad de espiar a través de las cerraduras, seleccionar previamente nuestro equipo antes de las misiones y aquel maletín donde transportábamos, desmontado, nuestro rifle de francotirador. Ahora, encontrarse de manera fortuita un rifle de precisión en un apartamento con una gran ventana y a escasos metros del objetivo, con buena visión del mismo, es algo que resulta un poco chocante.

A disposición del Agente 47 y como viene siendo habitual en la saga, habrá un arsenal variado de armas de fuego donde priman nuestras queridas Silverballers con silenciador, pero también podremos hacer uso de armas blancas y arrojadizas, junto a otras herramientas más cotidianas que podremos utilizar contra nuestros enemigos, incluso lanzarlas para crear una distracción o para atraer a un enemigo a nuestra posición. Los guardaespaldas, policías y matones muestran una I.A correcta, con diferentes estados de alerta (curioso, cauto, alerta, en guardia, de caza, hostil). A pesar de ello todavía podría pulirse algo más, ya que en ocasiones se dan circunstancias que muestran picos y caídas de la picardía enemiga.

Hitman Absolution

El juego tiene una duración bastante aceptable, ofrece misiones variadas y un sistema de capítulos que fracciona los niveles en distintas partes e introduce unos checkpoints que debe activar el propio jugador. Esto último es un sistema nuevo que personalmente no me ha gustado, ya que un mismo nivel cualquiera como puede ser una lujosa mansión, ha sido fraccionado en tres partes, jardín, interior de la casa y otra parte externa, en vez de estar todo el nivel conectado y disponible para explorar libremente como en otras entregas. Este detalle favorece esa molesta sensación de estar jugando en entornos más reducidos.

En cada sección de los niveles que completan la historia de Hitman Absolution el videojuego introduce un sistema de valoración que registra nuestro avance, recompensándonos y penalizándonos en función de nuestras acciones. Siempre es mejor pasar desapercibido que matar o noquear a los enemigos. El jugador cuenta con cuatro niveles de dificultad, fácil, normal, experto y purista, siendo estas dos últimas opciones la experiencia más adecuada para los amantes de la serie y el sigilo. Un divertido y exigente reto donde las autoayudas y los marcadores desaparecen.

Absolution introduce por primera vez en la historia de la saga un modo online, el modo Contratos. Un modo que fijará un objetivo a eliminar dentro de un escenario y la manera en que llevemos a cabo las acciones y el cumplimiento de nuestra misión, nos reportará beneficios para conseguir mejoras, técnicas nuevas, armas y la posibilidad de personalizar a nuestro personaje. Este modo de juego incluye algunos desafíos prediseñados por los programadores pero su principal atractivo es la posibilidad de que el jugador configure su propio reto, seleccionando un nivel y configurando los parámetros de la partida, escogiendo las armas, el objetivo y algunas retos o condiciones a cumplir, como por ejemplo completar la misión sin ser descubierto, no fallar ningún disparo, ocultar los cuerpos, etc. Una vez que hayamos configurado nuestro propio reto, podremos compartirlo, retando a otros jugadores y ver si son capaces de superar nuestro desafío y nuestra puntuación. Como veis es un extra que aporta más duración a la rejugable experiencia que ofrece el juego.

 

=Conclusión=

Hitman es una saga que desde mi opinión nunca ha sido valorada como se merece. Su interesante propuesta, sobre todo para aquellos jugadores amantes del sigilo, la acción calculada y metódica, consigue mantenerse intacta. Una serie que con cada uno de sus videojuegos hemos podido apreciar una evolución y un claro esfuerzo por mejorar. Con sus cinco entregas a la espalda los amantes de la saga apreciarán de forma más notable esa evolución pero también serán más conscientes de como se ha prescindido por el camino de algunos elementos interesantes que aparecían en anteriores trabajos del Agente 47. El resultado de ese recorrido y esa evolución ha sido Hitman Absolution, una entrega que mantiene su espíritu pero que se adapta a los nuevos tiempos tomando prestado las fórmulas de éxito de los últimos años y brindándonos el Hitman más espectacular hasta la fecha, pero como en anteriores entregas encontramos novedades que no han resultado demasiado acertadas.

 

=Puntos fuertes=

  • Mantiene intacta su personalidad sigilosa y el encanto de la saga
  • Dirección más cinematográfica y espectacular, acorde a los tiempos y los gustos actuales
  • Modo historia largo y variado, pero además muy rejugable gracias a sus modos de dificultad y al nuevo modo Contratos

 

=Se podría haber mejorado=

  • Se echan de menos esos niveles gigantescos que siempre hacían acto de presencia en los Hitman
  • Escenarios fraccionados, algunos resultan reducidos y con momentos lineales
  • No poder seleccionar previamente tu equipo y armas antes de una misión

 

 

Hitman: Absolution
  • Desarrollador: IO Interactive
  • Distribuidor: Square Enix
  • Género: Acción/sigilo-infiltración/TPS (Third Person Shooter)
  • Plataformas: Xbox 360, PS3, PC
  • Fecha de lanzamiento: 20/11/2012

 

 

¡Cuántas horas jugando juntos! infinidad de enemigos aplastados, multitud de reinos conquistados y estanterías abarrotadas de videojuegos. Tú eras siempre mi espalda en todas esas batallas.

 

 

Etiquetas IO Interactive

Comparte este artículo

RUBIO

Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes
pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles.

7 comentarios

Comentar
  1. BladeRunner 12 de diciembre de 2012 a las 23:25 Responder

    No he jugado nunca a un Hitman,no se sera como dice Rubio, que nunca ha estado valorada esta saga como merece.Pero tras leerte me tienta.Me recomiendas este o tal vez empezar por los anteriores,ahora que andan haciendo revisiones HD?

  2. Corchado 13 de diciembre de 2012 a las 01:04 Responder

    Ya te escribí en twitter, eres más rápido que el Dead Eye del Red Dead y el tiempo bala de Max Payne pasándote videojuegos. Ya tenía en mente comprármelo porque los anteriores me los pasé y disfrute mucho con esos pequeños detalles en los movimientos del personaje y sus derivados y este no va a ser menos.
    Buen aporte Rubio.

  3. RUBIO 13 de diciembre de 2012 a las 10:02 Responder

    Me alegra que os haya gustado el análisis chavales. Si os gustan los juegos de acción en tercera persona, este Hitman y Max Payne 3 es de lo mejorcito que podéis probar.

    Blade, la Hitman Trilogy pienso pillármela con los ojos cerrados. He jugado a todos los Hitman y tenerlos en HD es un capricho que quiero darme. Alomejor a ti te parecen un pelín desfasados ya que son de la generación pasada, salvo Blood Money que es de principios de esta (algo que también se aprecia) pero por ese precio te vas a llevar unos juegos muy buenos, siempre y cuando te guste el sigilo, matar con discrección, disfrazarte y actuar como el típico sicario de élite. El encanto de este juego radica ahí. Tienes libertad de actuación en unos escenarios enormes y muy currados, diferentes maneras de matar al típico pez gordo y eso mola. Puedes liarte a tiros pero en ese aspecto el juego es realista y en una mansión repleta de matones terminarás como un colador. Hay que ser astuto, infiltrarte y eliminarlos uno por uno y de muchas maneras. Cuando lo consigues… es la leche.
    Puedes empezar por este Absolution que mantiene su personalidad y es más accesible en todos los sentidos. Seguro que te gusta.

    Corchado jeje, la verdad es que le he dado caña y me he viciado un poco todos los días. Ahora que lo he terminado me lo he vuelto a empezar en modo “chungo” y ojito. Me gusta exprimir los juegos.
    Si finalmente decidís adquirirlo espero vuestras impresiones.

    Un saludo!

  4. Sabrina 8 de enero de 2013 a las 19:00 Responder

    A mi me gusto mucho, y eso que soy mas de ir a los tiros que sigilosamente, pero realmente engancha, y las formas tan variadas de eliminar al objetivo dan mucho juego.

Publicar un nuevo comentario