Análisis Dishonored: Dunwall City Trials

Dunwall City Trials

Dishonored se ha revelado como uno de los mejores videojuegos de este 2012, un año muy fructífero que va tocando a su fin. Bethesda y Arkane Studios, muy conscientes del éxito de su videojuego han querido ampliar y alargar la experiencia que ofrece este genial videojuego de acción y sigilo con su primer contenido descargable, un DLC que no está orientado a ampliar la historia principal de Corvo Attano pero sí a mejorar y perfeccionar sus habilidades como asesino, y ya de paso, a competir contra las mejores marcas de otros jugadores.

Dunwall City Trials nos invita a pulir las habilidades de asesino sobrenatural en 10 desafíos distintos, pudiendo comparar nuestra actuación con la de otros jugadores de todo el mundo. Arkane nos propone cuatro tipos de desafío: movilidad, sigilo, combate y puzle. Nuestra habilidad se puntúa con una valoración de hasta tres estrellas, cada estrella obtenida desbloqueará un diseño en la galería. Cuando el jugador consigue una valoración de dos estrellas, en algunos desafíos desbloqueará un modo experto de ese desafío. Los progresos, puntuaciones y desbloqueos se guardarán automáticamente en los ajustes del usuario. También introduce nuevos logros y trofeos.

La selección de desafíos abarcan dos secciones, normal y experto. Tendremos que superar previamente los 10 desafíos disponibles en el modo normal para acceder al nivel experto. Estas pruebas o retos contarán con sus propias reglas, por ejemplo eliminar un determinado personaje escogido siempre de manera aleatoria dentro de un escenario, colarse en una mansión y recuperar una serie de objetos, abrirse paso luchando entre rondas de enemigos de dificultad cada vez mayor, llegar a un punto lo antes posible, etc. Concretamente, el desafío de aguantar oleadas de enemigos me ha parecido muy divertido. La selección aleatoria de objetivos ha sido un gran acierto ya que aporta rejugabilidad a los retos, impidiendo de este modo memorizar pistas u objetivos.

No vamos a entrar a desvelar cada uno de los 10 desafíos pero son bastante variados, requieren cierta habilidad y son divertidos. Una vez superados invitan a realizar otro intento para mejorar nuestra puntuación o intentarlo en nivel experto si ese desafío en concreto lo tiene. El nivel de dificultad experto de algunos desafíos presenta la misma prueba pero con algunas variaciones que nos pondrán las cosas más difíciles. Por ejemplo si en un escenario podemos recuperar pistas que nos ayuden a localizar a nuestra víctima, en el modo normal dichas pistas estarán colocadas en determinadas partes del escenario, en una chimenea, una habitación, un mueble… En el modo experto las llevarán los guardias en sus cinturones. Es solo un ejemplo de las variaciones que tendremos en ambas modalidades.

Los escenarios están ambientados en diferentes niveles de la campaña principal pero en el llamado Vacío, el plano paralelo donde El Forastero nos introduce en las artes de los asesinos sobrenaturales. Estos desafíos son el perfeccionamiento de las artes de Corvo, su campo de pruebas, algo parecido a las VR Missions de Metal Gear pero en escenarios y niveles extraídos del modo principal con personajes reales, nada de escenarios o enemigos virtuales.

Si has disfrutado con el amplio y flexible sistema de combate que ofrece Dishonored, este DLC es muy recomendable. Obliga al jugador a esforzarse más haciendo uso de las habilidades y los poderes de Corvo de una manera más precisa y perfecta, pero además consigue “picarnos” para conseguir una mayor puntuación y ser los mejores dentro de su marcador global on line. No es necesario haber terminado la campaña principal para acceder a este contenido.

Dunwall City Trials es el típico extra que debería venir integrado en el videojuego desde el principio. A pesar de ello tiene un precio bastante asequible y podréis haceros con el por 400 Microsoft Points y 4,99 € en PlayStation Network y PC.

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

Sin comentarios

Comentar