Análisis de Unepic

Unepic

“Unepic está inspirado en “The Maze of Galious”, un juegazo para MSX que sacó Konami en los años 80. De hecho la idea inicial era hacer una segunda parte de este famoso juego, pero finalmente el guión se decantó a algo más cómico y menos serio. También hay otros juegos que han servido de inspiración y modelo para algunas partes del juego: Castlevania, Moria, Diablo, World of Warcraft.”

Así es como describe su creador a Unepic en la página web oficial del juego, una descripción escueta y sincera que seguramente nos motive a buscar en Google Imágenes el término “The Maze of Galious”, lo que nos hará ver que efectivamente Unepic no solo se inspira en la obra de Konami sino que, sin vergüenza ni reparo, copia gran parte de su propuesta. De hecho, a simple vista parecen idénticos (salvo por el lógico salto gráfico), lo que evidencia desde un buen principio que Unepic no pretende ofrecer nada nuevo, ni ser el juego indie de moda, ni siquiera busca insertar una nueva idea o giro de tuerca en el género. No, nada de eso, el autor lo deja claro y a medida que avancemos en su trama veremos cómo esta premisa es realmente algo inamovible y piedra angular del proyecto. De los cuatro mencionados al final del primer párrafo, quizás el título que más intuitivamente relacionéis con Unepic sea Castlevania, pero no los modernos con gráficos poligonales, ni tampoco los clásicos de la época de Nes y Snes, sino aquellos que incorporaron a la acción elementos de RPG, como subir de nivel, mejorar nuestra armadura y arma, disponer de pociones y aprender hechizos, tradear, volver atrás a revisitar zonas ya exploradas, abrir puertas, recoger llaves, completar quest,… todo ello en una vista de scroll lateral, recorriendo escenarios de diferentes niveles de altura, debiendo de levear cuando no podamos con el jefazo de turno e insertando también un componente más o menos importante de plataformeo. Y repito, todo eso se suma a la acción, que sigue siendo el elemento principal del juego, el cual al añadirle lo anterior pasa a entrar en categoría que conocemos como Metroidvania.

Unepic

Shadow Complex o Cave Story son ejemplos recientes de este sub-género, pero también podríamos incluir a Tombi, donde las plataformas sobrepasan a la acción, por lo que como veis no se trata de una ciencia exacta. Y como no, Castlevania Symphony of the Night y los capítulos de la saga para Game Boy Advance y Nintendo DS, junto a los Metroid clásicos, que concluyen con Fusion para Game Boy Advance, son también excelentes ejemplos del género, del que solo he mencionado los más reconocibles pero cuya ambigüedad hace que sean muchísimos más los juegos que puedan definirse como tal. Unepic toma la etiqueta sin querer, ya que su mayor referencia es un título creado en 1987, antes si quiera de que se popularizase el término “ Metroidvania”. Así pues se trata de un juego de la vieja escuela, muy vieja, de un homenaje a los títulos fantásticos de escudo y espada de la época, y más indirectamente a los juegos de rol de mesa, como Dungeons & Dragons, y menciono a este porque, a ser sincero, nunca he sido mucho del rollo, así que pocos nombres más os puedo dar.

Pero bueno, vayamos de cara al grano. Francisco Téllez de Meneses, un joven pringao (como el mismo se define, aunque debemos tomarlo con humor), de Barcelona, que se pasó dos años en su habitación desarrollando el juego. Hemos oído historias parecidas, como la de Phil Fish, creador de Fez, que estuvo 3 años trabajando en Fez, o Daisuke “Pixel” Amaya que dedicó unos 5 años para finalizar Cave Story, aunque antes ya había desarrollado otros juegos, como el brillante Ikachan. Francisco Téllez es entonces el símil español de este tipo de desarrolladores, o los mencionados anteriormente son el símil canadiense y japonés, respectivamente, de nuestro compatriota. No importa, sea como sea Francisco es un héroe, un amante de los videojuegos que decidió invertir su tiempo en hacer lo que le dictaba corazón, con total libertad, sin nadie encima que le cortase las alas pero también sin nadie detrás que le pagase las cervezas a fin de mes. La llamada escena “indie” ha servido para que individuales con talento y bajo presupuesto pudiesen no solo dar vida a sus proyectos, sino que gracias a la enorme comunidad que sigue con atención este tipo de productos, también tener un mercado y una difusión que tiempo atrás hubiese sido difícil de conseguir. Todos ellos son lobos solitarios, que por pura pasión y romanticismo, deciden poner a sus espaldas un proyecto titánico y llevarlo a cabo ellos solitos o, en su defecto, junto a un muy reducido grupo de colaboradores. Esta monogamia hace que dichos proyectos puedan tardar años en finalizarse y que en muchas ocasiones no logren tal propósito, por eso cada nueva obra de estas características debe tomarse como un regalo para los jugadores más entusiastas, y es que son muy pocos quienes tienen el valor para hacer algo así, ya que no debemos confundir esto con el resto de los llamados juegos “indie” o arcade, los desarrollados por pequeñas empresas o proyectos respaldados por los grandes titanes del negocio. No, Unepic es de otro material, es puro, personal y por lo tanto, imperfecto.

Unepic

En la aventura tomamos el control de Dani, un joven de esos que escuchan Dream Theather, juegan a rol y les encanta Tolkien, todos tenemos a un amigo o conocido así. Seguramente también nuestro relativo vaya al baño de vez en cuando, a mear y esas cosas, pero la diferencia del caso del protagonista es que en plena faena este es “teletransportado” a un enorme castillo encantado gobernado por alguna que otra fuerza superior del mal. En todo caso la historia aquí es lo de menos, y según cabe esperar solo sirve como excusa para que debamos recorrer todo el lugar de cabo a rabo y matar a los jefazos de turno. Sin embargo, es la jugabilidad y el propio diseño del mundo lo que hace de Unepic un título no recomendable, sino que imprescindible, que como mínimo merece ser probado. Como ya he dicho anteriormente aquí no hay revolución ni soplo de aire fresco alguno, pero lo que hace a esta propuesta tan recomendable es la astucia, el ingenio y la maestría con la que se ha diseñado cada una de las estancias del castillo. Nuestra aventura no será un camino de rosas, bueno si, lo será, pero de rosas con largas espinas y mucho veneno. Para sortearlas, dispondremos de un anchiiiiiiiiisimo inventario, tan extenso que deberemos dedicar una parte significativa de nuestro tiempo en mantenerlo bien organizado y eficiente, ya que todo lo que recojamos irá a parar a un mismo sitio cuyo orden se rigüe por una simple cuadricula. Hachas, espadas, varas, pociones de todo tipo (que deberemos crear combinando elementos que vayamos recogiendo), polvos mágicos, armaduras, alas de murciélago, llaves, conjuros, pergaminos, ojos, monedas de oro, minerales y un largo etcétera de diferentes “cosas” que se iremos acumulando como si sufriésemos de Diógenes. Cada uno de estos objetos tendrá su objetivo, algunos serán para sintetizar pociones, mientras que otros nos servirán para completar alguna quest y otros para luchar/defendernos o realizar evasivas. Y es que serán muchos los recursos que necesitaremos para poder sobrevivir en el castillo, repleto de enemigos de todo tipo (serpientes, esqueletos, plantas carnívoras, insectos, anguilas, fuego, barrancos, etc.), con trampas que sortear y muchas muchas puertas que abrir y llaves que buscar. Por lo que no solo habrá combate en este cuento, sino que también habrá mucha exploración, una buena dosis de secretos y misterios, y algún que otro puzzle a resolver, todo ello mientras controlamos a Dani a la vieja usanza, es decir, izquierda, derecha, saltar, atacar y poco más.

El juego está disponible tanto en PC (Steam y no -Steam) como en la eShop de Wii U, cuya versión es más que recomendable dado que el tablemando nos sirve para gestionar el titánico inventario de manera rápida y cómoda. En la página web oficial se puede adquirir por algo así como 6.50 € al cambio (menos de lo que valen muchos DLC basura de EA, Ubisoft, Capcom y compañía) y os dará unas 20 horas de diversión, lo que sumándole las veces que deberéis repetir secciones, no es poco. Por cierto, se me olvidada. Antes he dicho que era una obra imperfecta, por eso de ser personal y tal, pero no he comentado aún nada negativo del juego, así que allá va: EL GUIÓN ES LAMENTABLE.

Unepic

En gustos no hay nada escrito, para gustos colores, pero a mí personalmente todo ese tono CASPOSO, a lo Torrente, que tienen los diálogos del juego no me atrae nada, al contrario. Sí, es algo muy “típico español”, pero es que aún y tomando esa base, el guión flaquea, está escrito de modo muy amateur. Aunque se entiende, porque supongo que Francisco no es guionista, sino desarrollador, y es friki, así que aún con más razón el guión y los diálogos son espantosos, cliché, y más que graciosos, embarazosos. Pero bueno, supongo que tras el éxito de Unepic ya tendrá oportunidad en el futuro de contar con alguien que le ayude en ese apartado y que, más allá de crear una jugabilidad y un mundo dignos de alago, también pueda crear una personalidad propia que sume en vez de restar. A todo esto, felicidades Francisco Téllez de Meneses por haber creado Unepic, y gracias. Gracias por contribuir a que el mundo del videojuego mantenga esa ilusión y pasión que, a ratos, parece perdida y reemplazada por números (ventas-dinero). Por cierto Francisco, yo en los juegos de rol soy más de espada que de lanzar bolas de hielo, así que en mi primera partida a Unepic aposté la mayoría de los puntos de habilidad a construir un buen guerrero, fuerte y resistente, pero patoso en lo que a magia se refiere. Una flaca decisión, pues, muy cerca del final no pude derrotar a uno de los jefazos dado que se necesitaba de magia a un nivel elevado… así que eso, una lástima que no se pueda completar Unepic con un personaje melee.

Etiquetas EnjoyUp Games

Comparte este artículo

Ginger

Colaborador de BornToPlay. Me encanta esto. De todo tipo. De no haber existido los videojuegos supongo no habría tenido esa motivación extra para lograr ser el espermatozoide mas rápido. Estaba impaciente por jugar a Sega Master System.

9 comentarios

Comentar
  1. Voyevodus 27 de Febrero de 2014 a las 13:23 Responder

    Muy buen texto.
    No lo he probado, ni el Maze of Galious tampoco, pero lo conocí. Y es que aunque quienes me conocen digan que aparento 19 añitos, tengo alguno más jejejeje. Tantos, que me la meneé innumerables veces con Ginger Lynn!!! Mi actriz porno de juventud.
    Personalmente pienso que de las pocas esperanzas que le quedan al videojuego de no hundirse más aún en el fango pasa por estos creativos y esta clase de obras, por las que nacen en las tripas y no en un despacho. Aún se hace algo con dinero que a su vez salga de dentro, pero cada vez menos.
    Cave Story es una de las mejores experiencias jugables que he vivido los últimos años y, como le sucede según dices a este Unepic, ni inventa la rueda ni le pone llantas de oro a ninguna, pero está hecho con tanto mimo y tanto cariño que conmueve al jugarlo. Un buen diseño (no hablo de diseño artístico sino general o estructural de un juego), es importantísimo, así como saber operar con toda herramienta que ofrezca. Estas clase de juegos suelen ser sobresalientes en estos dos apartados.
    Saludos!!!

  2. Frankystein 27 de Febrero de 2014 a las 18:56 Responder

    Este juego a mi me enamoró totalmente, y Rubio yo me lo pasé sin magia eh, solo con mi espada y mi arco (no muy mejorado) como buen luchador. eso si, al final las pase canutas xD

    El juego en si es una delicia y tiene cada guiño de tener que pausar el juego para reirme tranquilo, y mas teniendo en cuenta que el prota está doblado por el gran Enrique Colinet.

  3. BladeRunner 28 de Febrero de 2014 a las 03:22 Responder

    Muy buena pinta tiene este juego…si me permitis un rato de abuelo cebolleta, Castlevania y otros juegos han podido actuar de inspiracion para este juego, pero este tipo de juegos estan inspirados en uno que salio hace un cerro de años, el magnifico Saboteur del Zx Spectrum. Juegazo donde los haya.

  4. RUBIO 5 de Marzo de 2014 a las 15:21 Responder

    Un texto genial Ginger. Ya he situado este juego en la sección de “pendientes” porque como bien señaláis, tiene buena pinta aunque no termine de convencerme demasiado esa perspectiva 2D tan lejana, pero habrá que probarlo.

    PD: Qué viejo eres Blade, viejo pero sabio. Voyevodus y tú os ibais a llevar muy bien en el asilo. Bueno, a mi tampoco me sacais tanto eh.

  5. malevolus 5 de Marzo de 2014 a las 21:26 Responder

    AQUIII ESTA JACKIIIIIEEEEEE!!!!!!! ten cuidao Franki q amii me gustan tiernos y jovencitos como tu
    por ccierto el Unepic este lo vi en casa de 1 colega el otro dia y a mi ni fu ni fa, pero me encanta la portada del prota con deportivas, sudadera mechero y espada en mano

Publicar un nuevo comentario