Mario Kart 8

Análisis de Mario Kart 8

Octava vuelta, adelántame si puedes

Desde luego hay que cosas que nunca cambian. A estas alturas son muchos, incluído yo, los que se preguntan si realmente es necesaria una octava entrega de una serie que no revoluciona prácticamente en nada de lo que hace, y lo que actualmente es más importante, justificar la compra de una Wii U.

Dejando a un lado las críticas hacia la compañía de Kioto por su política continuista y poco innovadora, alzadas en muchas ocasiones por las mismas voces inquisidoras que irónicamente juegan año tras año a una nueva entrega de CoD o Assassin’s Creed sin rechistar, Nintendo vuelve a demostrarnos esa maestría, esa magia y esa calidad a la hora de desarrollar ese videojuego exclusivo que sigues jugando y disfrutando como el primer día después de más de 20 años. Y si esto no te importa o sabes apreciarlo, detrás de ello descubrirás un tremendo logro.

Mario Kart 8

¿Esto qué viene a significar? pues que si eres un nintendero de pura cepa Mario Kart 8 va a encantarte, si eres de los que siempre ha disfrutado con la serie volverás a pasártelo francamente bien con sus carreras y si ya estás aburrido de tanto kart, Mario y champiñones al volante, pues olvídate y vete a comprar Watch Dogs. ¿Otra alternativa novedosa? el tema de la innovación y la originalidad es algo que  afecta a todo el mundo, no solamente al mágico reino de Miyamoto.

Novedades que nos trae el juego, pues la verdad es que la “mayor” innovación que en un principio parecía iba a introducir esta entrega era el uso de la anti-gravedad en determinadas partes de los circuitos, característica que finalmente no ha repercutido en su jugabilidad tanto como podía llegar a esperarse. Nos lo han querido vender como algo “buaaaaa… tremendo eso de correr por el techo” pero no. En determinados momentos se consiguen sensaciones interesantes y cierta espectacularidad pero en realidad no supone un matiz determinante que vaya a caracterizar a MK8 como referente dentro de su propia serie (sí a nivel técnico, ojo).

Mario Kart 8

Ocurre igual pero en menor medida, puesto que fue una novedad a la que se le dio un menor bombo, con las secciones a oscuras en la que los vehículos encienden sus luces. Realmente que las enciendan o las apaguen es algo que da exactamente igual, puesto que sigues circulando y visualizando la carrera igual de bien, únicamente se trata de un buen detalle. ¿Se ha desaprovechado la oportunidad de introducir en la jugabilidad dos elementos realmente interesantes y que podrían haber definido a esta entrega un poco más? Pues posiblemente, pero hablamos de una serie y una fórmula tremendamente conservadoras. Un defecto a ojos de algunos que sin embargo le ha servido para mantenerse, durante años, como el rey absoluto dentro de todas esas carreras adorables de muñequitos y monstruitos sonrientes a bordo de vehículos que parecen sacados de un catálogo de Playskool. A lo largo de todo este tiempo esos imitadores que han ido surgiendo, que no han sido pocos, han intentado acercársele pero ninguno ha conseguido adelantar, ni tan siquiera igualar, el nivel de Mario Kart. ¿Para qué arriesgar cuando algo funciona? sabiendo además que la carrera está ganada.

Mario Kart 8

Su emoción y esa diversión incombustible se mantienen intactas. En un abrir y cerrar de ojos puedes ganar o perder una carrera en el último momento gracias a ese equilibrio perfecto entre habilidad, suerte y un caparazón rojo lanzado en el momento preciso. Su jugabilidad (controla la técnica del derrape o traga tierra) y el diseño de los escenarios son una gozada. Gráficamente los circuitos y los personajes lucen a un nivel muy alto, el nivel de fluidez es un placer para la vista y es en todo este apartado donde más chulea este MK8. Alcanzando también esas medidas tan de moda últimamente, los 1080p y los 60 fps, unas cifras que siguen siendo el tormento de más de un next gen. Seguramente no, estamos hablando de la mejor entrega realizada hasta la fecha. No esperabas menos ¿verdad?

Si bien es cierto que todo en Mario Kart 8 es continuista y tradicional, también encontramos elementos novedosos, como las 16 pistas nuevas que sumamos a otras 16 clásicas renovadas, nuevos items con los que hacer la vida imposible al resto de corredores, o Mario Kart TV, una opción que nos permitirá compartir en Miiverse y YouTube los mejores momentos de una carrera. Las monedas que recogemos durante la carrera nos permiten desbloquear nuevos personajes hasta completar un abanico de 30 y también podremos acceder a nuevas piezas para después modificar nuestro vehículo. Estas piezas influyen en el comportamiento de los karts, cuya conducta también se ve afectada por el tipo de personaje que escojamos. Lo bueno de todo esto es que dicho sistema de modificación es sencillo y directo, como todo en MK. Una de las virtudes más importantes que siempre ha tenido esta serie es que todo se resume en coger el mando y empezar a disfrutar desde el primer minuto. Cuando quieres darte cuenta han pasado horas y apenas has reparado en ello.

Mario Kart 8

Las miradas de algunos personajes en MK8 resultan perturbadoras

La leyenda de diversión infinita de esta serie no sería una realidad sin su modalidad multijugador. Después de quemar el clásico modo Grand Prix en sus habituales niveles de dificultad (50, 100 y 150 cc.) para desbloquear todo el contenido, coger varios mandos y jugar a pantalla partida con algún esbirro es una opción que nadie debería perderse. Con dos jugadores el juego sigue manteniendo los 60 fps y baja a 30 imágenes por segundo con tres o cuatro jugadores en la misma televisión. Sea cual sea la opción, el resultado en pantalla es estupendo y no se resiente.

Sinceramente no he dedicado todavía muchas horas a la vertiente online, únicamente un par de carreras, pero la experiencia ha resultado igual de buena, con el añadido de que aquí, claro, competimos contra 12 jugadores simultáneos de cualquier parte del mundo. Podemos acceder a carreras de una forma rápida a través de dos configuraciones, regional o mundial. Si escogéis regional, comprobaréis al instante lo mucho que gusta Mario Kart a nuestros vecinos los gabachos. Se agradece también que dos jugadores puedan jugar online en la misma Wii U.

Mario Kart 8

 

=Conclusión=

Mario Kart 8 no hace ni aporta absolutamente nada nuevo, únicamente presentar su eterna y adictiva fórmula de diversión en estado puro y bajo un acabado gráfico de auténtico lujo. Aún así, una vez más Nintendo vuelve a hacerlo, brindarnos el mejor Mario Kart desarrollado hasta la fecha. Y sí, estamos de acuerdo, es más de lo mismo, pero hay que reconocer algo independientemente de que muchos de nosotros nos encontremos ávidos de nuevas experiencias y critiquemos los números romanos detrás del nombre de algunas franquicias. Nintendo es única a la hora de crear videojuegos. Por eso sabes perfectamente lo que esperas de un Zelda, un F-Zero o un Mario de nueva generación. Si te gustan es algo que no puedes perderte porque sabes perfectamente lo que van a depararte. Como mínimo calidad y diversión, que no es poco cuando hablamos de videojuegos. Si ya estás cansado de el, invierte tu dinero en otro videojuego.

=Puntos fuertes=

  • Ciertos videojuegos son eterna fuente de diversión e inspiración, muy pocos pueden presumir de algo así y Mario Kart es uno de ellos
  • Diseño de escenarios y circuitos magistrales, fluidez de movimiento, alto nivel de detalle
  • Mario Kart TV, una opción que nos permitirá compartir en Miiverse y YouTube los mejores momentos de una carrera.

=Se podría haber mejorado=

  •  Lo mismo por octava vez
  • Algunos circuitos clásicos han sido mutilados inexplicablemente
  • El modo batalla se quedará corto para algunos
8
Etiquetas Nintendo

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

3 comentarios

Comentar
  1. Voyevodus 12 de junio de 2014 a las 10:15 Responder

    Yo, en cuanto a que este juego sigue siendo el referente en lo suyo… discrepo y muchísimo y, por las circunstancias que sean, he jugado a unos pocos juegos de este tipo. Los números de todo cuanto ofrece Mario Kart 8 son absolutamente mediocres, más propios de la época de los cartuchos…
    Divertir divierte y bastante, vale, aunque eso siempre sea subjetivo, pero los números están ahí. No creo que hubiera pasado nada porque un día Nintendo dejara de mirarse el ombligo y tomara ideas de otras compañías para el regocijo y disfrute de sus consumidores… incluso los más rancios seguidores de la Nintendo de antaño celebrarían tener un editor de circuitos (con cientos de miles eh, literalmente), el triple de karts y el doble de items…

Publicar un nuevo comentario