A la sombra de los grandes pero brillando con luz propia

Durante esta generación he sido testigo de muchas historias. Cuando nos encontremos en el ocaso de esta generación, tengo pensado hacer un especial repasando todos esos juegos que nos han brindado instantes y momentos que han marcado esta etapa pero hoy quería recordar a uno en concreto que seguramente no aparezca en ninguna lista de destacados pero que yo tengo especial cariño y quería rescatar ahora.

No es una obra maestra, ni tampoco es el mejor de su género pero es un título que no solamente demostró calidad, detrás de su apariencia de juego del montón, se ocultaba una de las mejores historias que he visto en un FPS. Estoy hablando de Call of Juarez: Bound in Blood, un título ambientado en el lejano Oeste que nos contaba, mediante una excelente narrativa, la historia de tres hermanos acompañada de una impresionante BSO que como amante del género Western, me encantó jugar varias veces junto a Cejel.

Call of Juarez: Boud in Blood

Cuando hablamos de indios y vaqueros automáticamente pensamos en John Marston y Read Dead, otro de mis juegos favoritos de esta generación y quien sin duda tiene el premio al “más rápido” del Oeste gracias a otra historia de las de bajarse del caballo y quitarse el sombrero pero no debemos olvidar que son dos juegos y dos géneros diferentes.

La historia de los hermanos McCall es muy digna de ser escuchada y sobre todo de ser jugada. Os aseguro que tiene cualidades propias y una de ellas son sus duelos, bastante mejores y más emocionantes que los del juego de Rockstar. Si os gusta el tema y los disparos en primera persona, os aseguro que este juego es bueno y ha sido muy poco valorado.

Comparte este artículo

RUBIO

Rubio en Google+ Redactor jefe de BornToPlay. Los videojuegos son una de mis grandes pasiones. Actualmente escribo especiales y analizo los últimos títulos manteniendo siempre una valiosa conexión con aquellos clásicos que marcaron el rumbo del videojuego. Firme defensor de toda mecánica que desafíe tendencias comerciales y accesibles. No soy un periodista ni un mercenario, soy un jugador.

4 comentarios

Comentar
  1. Voyevodus 6 de febrero de 2012 a las 18:43 Responder

    Es que la verdad, es un juego que mola, pero es un poco fjojete, muy lejos de las grandes obras del western en los juegos, como los Red Dead (ambos), Gun (que también tuvo representa esta generación de consolas con su versión PSP), o el mítico Sunset Riders, incluso el Oddworld Stranger Wrath, que además creo que ha salido ahora para descargarse…

  2. RUBIO 6 de febrero de 2012 a las 20:01 Responder

    Bound in Blood tiene un buen acabado gráfico y las armas de la época están muy bien recreadas. Cojea en la I.A y algunos movimientos pero su historia, los duelos y la BSO lo compensan. La verdad es que me gustó mucho, sobre todo por los personajes y la narrativa del título, tanto que lo tengo en mi estantería de favoritos OJO. En ocasiones no hace falta que un juego sea una obra maestra para que me encante.

  3. Voyevodus 6 de febrero de 2012 a las 20:54 Responder

    A tí… y a todos. Siempre digo que no hay que confundir los gustos personales con el criterio y el rigor a la hora de analizar, estamos de acuerdo, sobra decirlo.
    A mí también me gustó, ya sabes que el oeste en general me vuelve loco desde que era pequeño, y sobre los duelos de Bound in Blood, pues de acuerdo también, de lo mejor del juego. Si Red Dead Redemption hubiera tenido esos duelos y hubieran gozado de la misma importancia que en Call of Juarez…

  4. Cejel 8 de febrero de 2012 a las 09:53 Responder

    Buenas,

    Me encantó este juego, su historia y su jugabilidad. Uno de los que me han hecho pasar buenos ratos y divertirme.
    Rubio, ya iba siendo hora que publicaras algo del Call of Juarez, jejeje.
    Gracias.

Publicar un nuevo comentario